Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Sábado 19 de marzo de 2022

Turnstile en Lollapalooza Chile: El desparpajo juvenil de una banda viral

¿Cómo una banda hardcore punk llega a la televisión estadounidense cuando todo es pop y rap? Montando un show como el de la tarde de sábado en el Parque Bicentenario de Cerrillos.

Por Bastián García

Brendan Yates se vuelve loco. El vocalista de Turnstile baila como "El Chavo del 8", mueve las manos sin un ritmo definido y también una de las tantas coreografías virales que desde "Fornite" inundaron las redes sociales antes de que los músicos metieran sus canciones a la fuerza en TikTok. Lo curioso, si se le puede dar ese calificativo, es que el frontman de la banda pertenece a una banda de raíces hardcore punk y no a un proyecto con pronta fecha de caducidad.

Los formados en Baltimore, Maryland, tomaron una decisión importante. Después de "Time & Space", su segundo disco lanzado en 2018 -uno de los mejores de ese año-, se sacudieron cualquier tipo de aprensión acerca de esos conceptos que de cuando en cuando utilizan los fans acérrimos cuando sus músicos evolucionan.

Turnstile ni se vendió ni se traicionó. Con "Glow on" (2021) mantuvieron su base rítmica y las referencias sonoras del hardcore más juvenil, pero le añadió una línea de guitarras inspiradas en el dream pop y en Johnny Marr de The Smiths.

El resultado fue evidente. Fueron invitados a tocar al late show de Jimmy Kimmel de la televisión estadounidense -no fue su única presentación en TV- y armaron una gira con fechas en festivales como Coachella y los Lollapalooza de Latinoamérica.

En el escenario VTR, bajo una agradable nubosidad que cubrió Santiago durante la tarde de sábado, el quinteto expuso fuerza y espontaneidad. Esa impresión de que, independiente del listado de canciones, ningún show es igual al otro.

No hay pausas para Turnstile, con todos sus integrantes en una suerte de oleaje feroz que golpea una y otra vez en los roqueríos, con la diferencia de que acá ese dique se interpreta como un público que se remece con cada embate: los mosh pit cada vez más grandes, la invitación a saltar al ritmo de la música y una vocación por convocar más y más público. Si el bajista Franz Lyons se puso la camiseta de Colo Colo con el 91 de la Copa Libertadores en la espalda.

Otra certeza, la banda se va de Chile con más seguidores de los que tenía cuando aterrizó.

SEGUIR LEYENDO