Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 21 de marzo de 2022

The Strokes cierra un Lollapalooza Chile 2022 que reunió a 75 mil personas por día en su nueva casa

Julian Casablancas y compañía interpretaron sus grandes clásicos y algunas canciones de su último disco publicado en 2020.

A las 21:16 horas, la impaciencia comenzó a apoderarse de los asistentes a Lollapalooza Chile 2022. El show de The Strokes de este domingo estaba pactado para un cuarto de hora antes. Quizás era el cansancio acumulado desde el viernes, la inevitable llegada del lunes, pero también ese fervor generacional por ver a Julian Casablancas, Albert Hammond Jr. y compañía.

Los neoyorquinos crecieron e hicieron crecer a sus fans desde principios de los 2000. Se transformaron en parte de ese grupo de amigos al filo de la enseñanza media o, de frentón, en la universidad, por lo que cada reencuentro se vuelve como una reunión de egresados. 

La diferencia esta vez era que volvían con un disco nuevo, "The new abnormal", lanzado en 2020 como el primero en siete años. Incluyeron cinco de sus singles en el listado de canciones pero, al igual que con esos cuates con los que te encuentras después de un tiempo sin verlos, la añoranza por los recuerdos le gana a cualquier anécdota posterior que vaya apareciendo en el camino.

A lo que vinimos, dicen algunos.

La fiereza convertida en nostalgia de "Reptilia", "You only live once" o "Hard to explain", acapara el resumen del espectáculo, porque ahí está el alma de The Strokes, con un espacio importante y holgado de los himnos que nos ha entregado el rock en el nuevo siglo.

En Sudamérica se pusieron juguetones y en Chile repitieron lo hecho en Argentina cuando reversionaron una parte de "Razorblade" en clave cumbia-reggaetón

Con esa soltura que entrega la experiencia y en piloto automático por la cantidad de éxitos que componen su catálogo, le dieron un final acorde a la décima edición del Lollapalooza criollo, uno que se hizo esperar por tres temporadas por culpa de la pandemia y que en su regreso congregó a 75 mil personas diarias en su nueva casa, el Parque Bicentenario de Cerrillos.

SEGUIR LEYENDO