Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 30 de noviembre de 2018

Un desastre total: El día que el baterista de Blondie tocó dos días con The Ramones y todo salió mal

Tras la renuncia de Richie Ramone, la banda tuvo que recurrir a su amigo Clem Burke. El resultado no fue lo que esperaban, porque tocar en The Ramones era cosa seria.

Para el verano de 1987, Richard 'Richie' Ramone' Reinhardt ya había tenido suficiente con The Ramones. El baterista había llegado como reemplazo de Marky Ramone quien en 1983 tuvo que ser despedido debido a sus serios problemas con el alcohol; pero después de cuatro agotadores años de gira, juerga e incluso sesiones de grabación, 'Richie' sintió que se sentía completamente subvalorado por sus compañeros de banda.    

"Yo era Richie Ramone cuando ellos querían que lo fuera", afirmó el percusionista en "End of Century: The Story of the Ramones" (2003). Y algo de razón tenía; cuando se trataba sobre derechos vinculados a la míticas poleras de The Ramones, por ejemplo, no era un ramone más. "Después de cinco años estaba pidiendo un poco del dinero de esa camiseta. ¿Cual era el problema?", agregó. "Un día Joey, a quien amé hasta la muerte, me dijo que nosotros sólo pasábamos un rato en la noche y nada más. Ahí dije, esto es todo, se acabó. Hice uno o dos conciertos más, me fui y nada iba a cambiar mi opinión", contó sobre la forma en cómo dejó la banda. 

Pero cuando 'Richie' abandonó The Ramones no pudo ser un momento menos oportuno. Acababan de trabajar en su nuevo álbum "Halfway to Sanity" y en sólo algunas semanas venía una gira mundial para promocionar la nueva placa. Reinhardt se fue tan repentinamente que tuvieron que posponer un par de shows en el Ritz de Nueva York y en sólo días debían tocar en el Living Room de Providence, Rhode Island. Sin otra opción decicieron acercarse a su amigo y ex baterista de BlondieClem Burke, para ver si estaba dispuesto a ponerse tras los tambores y tras la chapa de 'Elvis Ramone'.

"Me preguntaron un lunes y el concierto era un viernes", recordó Burke años después. "Fue el trabajo más duro que tuve en una banda", añadió. Subieron un 28 de agosto de 1987 al Living Room con muy poco ensayo y en medio del show Joey Ramone gritó: "No hemos hecho esta canción desde que Richie se fue. "No me importa, él apesta".

Pero en realidad esa noche el problema fue 'Elvis Ramone' quien no pudo acostumbrarse al pulso inagotable de los himnos ramoneros. "Fue un desastre", dijo Johnny. "Su estilo de percusión no estaba bien. Era tan flojo como en Blondie, no tan rígido como necesitábamos. El doble tiempo en el hi-hat fue totalmente extraño para él" ,afirmó.

Tocaron un show más junto a 'Elvis Ramone' la noche siguiente en Trenton, Nueva Jersey, pero tras una semana de descanso, tuvieron tiempo de despedirlo suavemente y encontrar a alguien más. ¿La paradoja? Terminaron re  contratando a Marky Ramone que finalmente había dejado su adicción al alcohol y estaba nuevamente en plena forma. Marky se quedaría hasta el último concierto de la banda en 1996.

Aquellas dos tocatas podrían haber sido sólo un dato rosa dentro de la historia de The Ramones; pero en octubre de 2004 Clem Burke tuvo su revancha junto a Tommy Ramone, CJ Ramone y Daniel Ray tocando en el "Ramones Beat Cancer Concert". Dado que hoy la alineación original casi no existe, Burke puede afirmar con completo orgullo que estuvo en la banda, incluso si su trabajo duró literalmente dos días.

Revisa el show completo de The Ramones junto a Clem Burke en el Living Room a continuación:

SEGUIR LEYENDO