Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 1 de septiembre de 2017

Ian Astbury de The Cult en Sonar FM: “El éxito y la riqueza no importan si no eres feliz contigo mismo"

El líder de la aclamada banda británica conversó con Francisco Reinoso sobre su legado, el paso del tiempo, Chris Cornell y su debut en Chile.

Por Francisco Reinoso

Costó que The Cult viniera a Chile. Específicamente, costó 2 intentos fallidos de traerlos (2006 y 2013) y la resignación de una fanaticada devota que ya había perdido las esperanzas de verlos aquí. Sin embargo, la tercera es la vencida y The Cult por fin aterrizará en nuestro país el próximo 6 de octubre en el Teatro Caupolicán, con una formación liderada por los históricos Ian Astbury en la voz y Billy Duffy en la guitarra.

Al menos los fanáticos podrán ver a The Cult con la experiencia de 35 años sobre el escenario y 10 álbumes de estudio, lo que se traduce en un show en vivo tan dinámico e impredecible como la banda misma. Excepto por unos pequeños coqueteos comerciales por aquí y por allá, Astbury y compañía le han hecho honor al nombre del grupo manteniendo un status de culto que les ha dado la libertad de experimentar constantemente con su propuesta y sonido, y su más reciente álbum, Hidden City (2010), comprueba que este fascinante modus operandi está lejos de envejecer.

Algunas semanas antes del esperado show tuvimos la oportunidad de conversar con Ian Astbury, probablemente uno de los maestros de ceremonias más subvalorados del rock. Astbury, cuyo carisma oscuro y su voz embrujada lo hicieron la carta más obvia para reemplazar a Jim Morrison en los resucitados The Doors, es un tipo incisivo dentro y fuera del escenario, sus respuestas elaboradas y frecuentemente saltando de un punto a otro con una elocuencia digna de su reputación. Con él conversamos sobre el legado de The Cult, el peso de los años, David Bowie, Chris Cornell, su fanatismo por el fútbol y más:

(Si todavía no tienes entradas, las puedes adquirir por Ticketek)

Bueno, finalmente tenemos un concierto de The Cult en Chile. Hay un montón de fans que han esperado mucho tiempo por ustedes. Tu primera vez en Chile no fue con The Cult sino con The Doors. Yo estuve en ese show y fue increíble. ¿Cómo fue para ti girar con esas leyendas del rock, Ray Manzarek y Robbie Krieger?

Definitivamente fue una experiencia mágica

¿Estabas nervioso asumiendo el rol que Jim Morrison alguna vez tuvo?

Yo no estaba nervioso, estaba más consciente de la responsabilidad. Me sumergí. No sólo en las letras y la música sino también la inflexión en el subtexto de las canciones. Me sumergí en la música de The Doors durante seis semanas. Aprendí 40 canciones. Sabía que sería difícil. The Doors eran increíblemente apasionados. Por supuesto los expertos y los críticos siempre fueron rápidos en juzgar, así que sabía que sería una posición difícil, pero también sabía que era muy importante porque Ray y Robbie eran individuos fuertes y no podían hacerlo sin un cantante.

¿Cuál fue la anécdota más emocionante de esa experiencia?

Oh, hay demasiadas, podríamos estar aquí todo el día, podríamos estar aquí por semanas, podríamos hacer una entrevista separada sobre eso otro día.

Ok, hablemos de The Cult ¿Cómo equilibras las expectativas de los fans de querer escuchar los clásicos con tu ética artística de seguir adelante?

Bueno, es muy importante. Voy a utilizar el fútbol como una analogía. Cada vez que entras en el campo es diferente. El medio ambiente es diferente, por lo que respondemos inmediatamente con el setlist que elegimos que tiene un sentimiento universal. Obviamente tocamos canciones icónicas de nuestras diferentes épocas, de cuando había una conciencia comercial diferente en la banda, pero siento que hemos evolucionado y era algo muy importante para The Cult. Para poder seguir adelante, teníamos que seguir trabajando en el estudio. Los últimos tres álbumes; Born Into This, Choice Of Weapon y Hidden City, reflejan el tiempo que fueron escritos y de esos discos tocamos quizás dos o tres canciones porque tenemos tantas más. Tenemos 10 álbumes de estudio así que podemos tocar incluso canciones del principio de la carrera de la banda y luego tocar algo como Deeply Ordered Chaos de Hidden City y luego podemos tocar She Sells Sanctuary o Wild Flower. Tenemos muchas canciones para elegir. Tenemos un set muy fuerte en ese sentido.

Cuando reformas la banda después de romper momentáneamente, ¿Viste esto como una oportunidad para mejorar como letrista y como intérprete?

Cuando empezamos, todo sucedió realmente rápido. Southern Death Cult se convirtió en Death Cult y luego se convirtió en The Cult. Siempre grabando, siempre girando. No paramos durante 15 años. No era como una banda que hace un par de álbumes y hace un poco de gira. Nosotros desde los 19 hasta tal vez los 35, Bang, bang, bang, bang, no nos detuvimos. Durante ese período, cuando estas tocando en vivo te vuelves más experimentado en la ejecución. Tratando de convertirnos en mejores escritores, aprender más acerca  del proceso de la escritura de la canción.

Hablando de esa experiencia del largo camino y la vida en general, la gente dice que estar en una banda durante tanto tiempo como ustedes es similar al matrimonio, ¿Cómo se llevan tú y Billy estos días?

¿Quién dice eso? Obviamente alguien que no ha estado en una banda, sabes. Otra vez es un montón de opiniones de expertos y personas que no han vivido la experiencia ¿Cómo saben lo que es estar en una banda mirando desde afuera? No tengo idea de cómo saben si no han tenido la experiencia. No lo compararía, es una situación diferente. Es único estar en una banda, es una situación única. Matrimonio, una relación es una situación completamente diferente. Es mucho más profundo. En la relación creces con otra persona, es mucho más profundo. Una banda puede ser destructora, puede ser una experiencia edificante, puede ser asesino, puede ser la fuerza más increíble en el planeta. A veces es una experiencia muy humana, cuando están cuatro personas en una sala juntos, no sabes lo que va a pasar. Puede ser muy peligroso y volátil. Creo que lo reflejamos en nuestra música. Somos una banda de rock. The Cult no puede salir una noche y decir: "Hey somos The Cult, aquí estan los éxitos. Buenas noches" o "Aquí están los éxitos que escribimos hace 20 años. Buenas noches". Eso no es The Cult. Quiero decir que entramos y tocamos inmediatamente, estamos muy presentes. Escogemos las canciones que van a servir esa noche. No estoy interesado en recrear  mil novecientos lo que sea. The Cult es una banda del siglo XXI que seguirá evolucionando. No sé cómo se verá en el futuro. Elegí la música como mi vida… En realidad me eligió a mí. Me pidieron estar en la banda, soñé con la posibilidad de estar en una banda, y me pidieron que estuviera en una banda. Me encanta la música. Me apasiona la música. Me apasiona la interpretación. El viajar es difícil, puede ser desafiante, estás siempre en movimiento.

Como dijiste, The Cult tiene una presencia sólida a diferencia de tus contemporáneos de los años ochenta. Cada nuevo álbum de ustedes ha tenido un nuevo sonido. ¿Qué opinas de las bandas que continúan con solo clásicos?

Esa es su elección, que está bien. Respeto a muchos artistas que están de gira. Honestamente, es un estilo de vida muy difícil para cualquiera que continúe haciéndolo. Tocar a un nivel muy bueno y mantener una buena relación con tus fans toma mucho trabajo. Admiro a las personas que son capaces de hacer esto porque, como sabes, es un estilo de vida difícil basado en la tasa de mortalidad en la música. Mucha gente ha muerto este último tiempo. Es un estilo de vida intenso. Tengo una gran admiración por ellos por hacer eso, pero también admiro a los artistas que evolucionan más. Estoy realmente interesado en artistas en este momento, como Bowie por ejemplo, que siempre evolucionaron. Evolucionan continuamente como artistas. O bandas como Swans, muy intensos, muy increíbles. Creo que Michael Gira debería estar tocando en  estadios. Sería tan genial.

Es genial que dijeras eso, poniendo el ejemplo de Swans porque cada vez que veo las entrevistas de The Cult en internet, ya sean entrevistándote a ti o Billy, siempre hay alguien que dice que siente que The Cult es una de las bandas más subestimadas ¿Te sientes de la misma manera o compartes esta opinión?

Eso ya no nos importa. Estoy agradecido de que todavía seamos capaces de salir y  tocar. Todavía estoy agradecido de que haya gente que quiere seguir escuchando la música y están interesados en lo que estamos haciendo hoy. Esta es una relación muy especial (con los fans). Estoy muy agradecido. Todavía quiero que la gente, cuando salimos del escenario, salgan del lugar donde fue el show y digan que fue una gran experiencia. Cuando lanzas un álbum, antes de lanzarlo estás pensando “bien, vamos a ver cómo funciona esto”, hacemos el disco que podemos hacer. No podemos inventar un álbum, no es posible, especialmente ahora en el estudio. Soy una persona muy particular. Hay un montón de lucha en el estudio para llegar a cierto sonido, pero es un tipo de lucha buena y saludable. De lucha creativa. Siento que hicimos un álbum realmente fuerte con Hidden City.

Compré el álbum el año pasado y además de la música hay otra cosa que me llamó la atención. Fue el arte del disco. Hay un coche destrozado que dice “Ciudad Oculta”, en nuestro idioma  ¿Hay algún significado particular detrás de esto?

Hay muchos significados, hay muchas ideas, muchas escenas. La primera idea con “Ciudad Oculta” vino de Carlos Tevez. Una vez anotó un gol, levantó su camiseta y tenía otra camiseta abajo que decía “Ciudad Oculta”, y quedé muy interesado porque si lo piensas, hoy en día, por los medios de comunicación, obtenemos tanta información en tantos niveles, ¿Cierto? En las redes sociales, televisión, en la computadora e impresa en un diario. Todos estos fragmentos de información que te llegan son como un espejo destrozado. Quise  saber lo que significaba “Ciudad Oculta” y descubrí que éste era el vecindario en el cual Carlos Tevez creció en Buenos Aires. Estaba muy interesado en esto porque sentía como que si él hubiese hecho eso movido por un sentimiento, motivado por su inteligencia emocional y pensé que fue una acción muy bonita. Hacer eso para representar de dónde venía, por su familia y amigos, pero también tomé la idea de que la ciudad oculta no era sólo un lugar sino que era también una sensación, de que existe una ciudad oculta dentro de todos. Estamos tan consumidos por la validación externa y la búsqueda material, todo el mundo está luchando para llegar arriba o para ser reconocido, pero en última instancia, al final del día, no se trata de la calidad de la experiencia y eso realmente viene del corazón, de la ciudad escondida, del corazón y la inteligencia emocional ¿Y la idea con el coche? Pensando en el futuro. Tal vez en 1000 años cuando los arqueólogos vean nuestra cultura y se encuentren con símbolos y que estén tratando de entender cómo vivíamos. Yo pensaba en el coche como un animal extinto, como cuando ves a los rinocerontes en África que han sido asesinados por sus cuernos. La idea de un animal salvaje ha sido asesinado y botado a su suerte. La idea de que el arqueólogo se encuentra con reliquias del pasado. Es una de las letras del álbum. “Lo que va a dejar atrás o lo que dejamos atrás”.

En estos últimos años, un montón de músicos han fallecido: Bowie, Lemmy, Prince, Chester Bennington, Chris Cornell ¿Hay alguno que te afectó más?

Probablemente Bowie fue el más profundo. Chris Cornell fue impactante, estuve con Chris dos semanas antes de su fallecimiento. No habría pensado que estaba en ese lugar. No sabes, No sabes lo que la gente está pasando. No sabes lo que está sucediendo dentro, de lo que la gente está pensando.

La depresión es algo difícil de tratar

Absolutamente. Lo he experimentado yo mismo. He visto a la gente comentar cosas cómo “¿Cómo pueden hacer eso? Lo tienen todo, tienen riqueza, tienen éxito. Pero esas son sólo cosas, a menos que tengas una vida emocional saludable y una buena relación contigo mismo, con tu autoestima y tu corazón. Si te doy 1 millón de dólares por sus pulmones ¿Me los darías? Te sacas tus pulmones de tu pecho y aquí está el millón de dólares. Sería inútil, no podría respirar y es lo mismo con las emociones. No importa si tienes éxito o riquezas. Debido a las opciones que he tomado relacionadas con el éxito comercial de The Cult, llegas a un punto en el que cuando estás trabajando con grandes disqueras, para mí, estaban dictando los términos demasiado. Estaban tratando de conseguir hacer de nuestra música un éxito comercial y yo decía no, porque sabía que me afectaría de una manera negativa, así que aprendí a decir que no para hacerme cargo de mi propia vida. Fue una elección. Hacer la música que queríamos hacer.

Cambiemos de tema. ¿Qué me puedes decir sobre el futbol? ¿Compartes la pasión de Billy por el deporte?

No estamos unidos por la cadera, somos dos personas completamente distintas (Ríe).

¿Pero tienes un equipo favorito o algo por el estilo?

Es un poco raro, cuando estaba creciendo nos movimos con mi familia harto. Viví en Canadá, Inglaterra, Escocia, entonces cuando te mudas tanto, tantas locaciones, todos tienen equipos favoritos distintos así que eventualmente comencé a ver el deporte como un “deporte bonito” y me gustan algunos equipos. Me gustaba y me sigue gustando París Saint Germain. Yo los vi en los ochenta jugar en vivo, fui a muchos de sus partidos en Parq Des Princes. Me gustaban antes del hype. He visto jugar al Barcelona y al Real Madrid. He visto partidos en Sudamérica. No tengo un equipo favorito en Sudamérica pero he visto a Boca, River, Independiente, Vélez, Flamengo, Santos. Me gusta el deporte.

Es una experiencia ir a un partido en Sudamérica, es como un concierto de rock, hay mucha pasión.

Es una experiencia única en Sudamérica, es parte de la cultura. Los fans ingleses son muy conservadores, lo que no significa que sean educados. No tienen ese demostrar la pasión que tienen en Sudamérica o en Italia o España o en Europa del Este. Oof, es como una ópera, pero ahora la violencia en Brasil es de locos. Nadie debería ir a un partido y ser asesinado, es una locura, pero creo que es algo que no tiene que ver con el futbol, tiene que ver más con pandillas. Entiendo la pasión, crecí en Glasgow y esta el Glasgow Rangers y el Glasgow Celtic, e iba a ver a ambos equipos, el clásico es entre ellos. E iba a ver a ambos equipos con mis amigos cuando era más chico y podía ver el partido desde perspectivas distintas. Observar es bastante interesante.

 

SEGUIR LEYENDO
Tags: The Cult