RESEÑA SONAR | U2 en Chile: La cátedra de una de las bandas más grandes del planeta SonarFM - 105.3
RESEÑA SONAR | U2 en Chile: La cátedra de una de las bandas más grandes del planeta

15/10/2017

RESEÑA SONAR | U2 en Chile: La cátedra de una de las bandas más grandes del planeta

En un emotivo concierto de 2 horas, los irlandeses revivieron su álbum más aclamado y desataron una verdadera liturgia en el Estadio Nacional.

Por Ignacio De La Maza

U2 es una de las mejores y más importantes bandas del planeta. Listo, ahí lo tienen. Puedes estar en desacuerdo con las múltiples consignas políticas de Bono, o puedes no disfrutar de la guitarra intuitiva y atmosférica de The Edge, o quizás no encontrar gracia en la insólitamente subvalorada base rítmica que le da caderas al sonido de U2 cortesía de Adam Clayton y Larry Mullen Jr. Te puede ‘no gustar’ U2, como te puede no gustar cualquier banda que no logre moverte algo adentro, un sentimiento subjetivo que no obedece razón alguna ¿Pero de ahí a negar que tienen uno los cancioneros más poderosos de los últimos 40 años? Sería una testarudez que bordea en la ignorancia.

Más imposible sería hacer ese ninguneo ridículo a la banda irlandesa después de presenciar lo que hicieron en su cuarto y mejor show en Chile. En esta ocasión, Bono y compañía aterrizaron con un concepto que nunca habían intentado en su historia: Revivir un álbum clásico de comienzo a fin. El ‘Joshua Tree Tour’ celebra 3 décadas de lo que probablemente es la gran obra maestra del conjunto, un disco en donde las ambiciones musicales de la banda se congraciaron con las obsesiones líricas de Bono con Estados Unidos y los sentimientos conflictivos de su propia espiritualidad.

Imagen foto_00000001

Sin embargo, como dice el frontman (que volvió a demostrar que a la hora de mover a grandes masas, no tiene mucho rival) en mitad de su reencuentro con Chile, algunas de estas canciones son más relevantes ahora que cuando fueron escritas. De esta forma, el Joshua Tree Tour no es tanto un retroceso nostálgico como una oportunidad de poner la música de U2 en un nuevo contexto, revelando de paso lo atemporal de su catálogo. Ojo, no solo el material de ‘The Joshua Tree’: El inicio con ‘Sunday Bloody Sunday’ te recuerda que la banda tiene una de las mejores canciones de protesta de todos los tiempos, mientras que esa joya que es ‘Bad’ se siente incluso más devastadora que las múltiples versiones que uno ha escuchado desde 1984.

Uno de los legados más grandes que dejará U2 en esta tierra es su fe ciega en su propia música como una fuerza trascendental y de su espectáculo en vivo como algo inolvidable. Su sentido de la teatralidad se mantiene tan efectivo como siempre: La banda surge entre el público y despacha las primeras 4 canciones desde una plataforma que se adentra entre la gente, sin ningún apoyo visual y haciendo descansar la potencia del arranque en sus instrumentos y carisma innato. Es después de ‘Pride (In The Name Of Love)’ que la masiva pantalla que uno ha visto apagada toda la tarde se enciende en un rojo brillante, destacando la figura del gigantesco árbol que adorna el costado izquierdo del escenario, mientras The Edge despacha la inconfundible línea de ‘Where The Streets Have No Name’ y anuncia el inicio del plato principal.

Imagen foto_00000003

Bono no miente cuando dice que las canciones del álbum ha cobrado nuevo sentido: ‘I Still Haven’t Found What I’m Looking For’ se ha convertido en una plegaria dolorosamente optimista en medio de un contexto religioso, social y político menos que alentador en varias partes del planeta, mientras que ‘With Or Without You’ es casi una canción de Leonard Cohen en su forma de unir espiritualidad, sexo y vulnerabilidad emocional en una misma composición. Por su parte, ‘Bullet The Blue Sky’ adopta un tono casi sardónico después de décadas denunciando las políticas exteriores de Estados Unidos, y ‘Mothers Of The Disappeared’, ese rezo para aquellos que perdieron a seres queridos viviendo bajo dictaduras, hoy es casi una declaración desafiante. Más radical aún es la reinterpretación de ‘Exit’, la canción de ‘The Joshua Tree’ en donde U2 considera cómo el mismo éxtasis espiritual que predican en otros momentos del disco puede ser transformado en algo perverso y retorcido. Obvio: La canción es ahora introducida con un video de una película antigua en donde un charlatán le promete ‘la verdad’ a un grupo de pobladores, ofreciendo levantar un gran muro para protegerlos ¿El nombre del personaje? Trump.

Imagen foto_00000002

U2 maneja el libreto de un show de estadio de memoria, pero eso no significa que sus interacciones no se sientan honestas. Solo Bruce Springsteen se viene a la cabeza a la hora de pensar en otro vocalista con la capacidad de vender un discurso grandilocuente con la gracia que lo hizo Bono esta noche: El cantante entonó algunos versos de ‘Gracias A La Vida’ y celebró los 100 años de Violeta Parra, recordó la inspiración de Víctor Jara en ‘One Tree Hill’, tributó a Michelle Bachelet, Gabriela Mistral, Isabel Allende, Sola Sierra y al movimiento ‘Ni Una Menos’ en la preciosa ‘Ultraviolet (Light My Way)', hizo directa alusión a los horrores vividos en nuestro país y específicamente en el Estadio Nacional durante la dictadura militar y llamó a seguir luchando por los Derechos Humanos. Todo esto sin dejar de lado canciones pegajosas a más no poder como ‘Elevation’ y ‘Vertigo’, referencias a otros grandes de la música como David Bowie, Led Zeppelin y los Rolling Stones, además de bromas criollas (calificó ‘yapo’ como el sonido más hermoso del mundo y se refirió al ‘Pilucho’ como ‘el gran sujeto desnudo de allá afuera’).

Todo esto enmarcado en un espectáculo de sonido impecable, visuales verdaderamente impresionantes (esa pantalla es ver para creer) y emoción genuina. Cuando la banda se despide con la inmortal ‘One’ dejando que el público cante la mitad de la canción por su cuenta, recuerdas que estas frente a uno de los conjuntos más importantes de la música popular. Mirando hacia el pasado para hablar sobre el presente, U2 hizo una declaración clara esta noche en Chile: La fe que tienen en su propio poder, y el poder de la música en general, está absolutamente justificada. No hay cómo negarlo.

Imagen foto_00000004

Etiquetas

1 Comentario(s)

  • Martín

    A mi opinión uno de los mejores conciertos de U2, sin duda alguna

Para comentar, debes estar registrado o haber iniciado sesión.

Cargando...