Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Martes 23 de octubre de 2018

RESEÑA | House of Cards: ¿Qué esperar de la sexta y última temporada?

Vimos los primeros cinco capítulos y ya sabemos que cumple con su fin: darle un cierre a la serie.

El 2 de noviembre se estrena la última temporada de House of Cards, la serie de Netflix que logró una fama gigantesca gracias a las macabras historias políticas protagonizadas por Frank Underwood, quien llegaría a ser Presidente de Estados Unidos a punta de engaños y crímenes.

El papel interpretado por Kevin Spacey era un renacer del actor y una total revelación, pasar de ser un actor de la pantalla grande a uno al servicio de un sistema de streaming. Todo era perfecto, hasta que se descubrió la verdad. El hombre detrás de Francis estaba involucrado en casos de abuso sexual y eso lo condenó.

La producción de la serie debió tomar la rápida decisión de eliminar el material que estaba rodado para la sexta temporada y despidió a Spacey. En ese momento todo se transformó en una crisis. ¿Sigue House of Cards? ¿La historia termina acá sin un final real?

Imagen foto_00000003

Netflix optó por lo sano para los fanáticos. Hacer una sexta temporada donde Frank Underwood muriera y Claire, quien ya estaba como Presidenta en la quinta temporada, asumiera el papel protagónico. Y sí, Robin Wright tenía todo para hacerlo.

El problema es que, tal como en la vida real, esta nueva temporada depende de la ausencia del macabro mandatario. Sus mayores dramas tienen que ver con cómo murió, cómo Claire se deshase del fantasma de Francis y sobre todo, de qué tan malvada puede ser la presidenta, en comparación con Spacey.

Imagen foto_00000004

Ya vimos los primeros cinco capítulos de House of Cards y sí, la sensación de ausencia y emergencia es clara. Es una temporada que se escribió, grabó y montó en medio del apuro por salir del paso y darle un final necesario a una historia que, hasta hace poco, solo sumaba elogios. Y se agradece haber tomado esa opción. ¿Recuerdan cuando, por unos momentos, House of Cards no iba más? Eso si que sonaba mal.

En esta nueva temporada vemos a los clásicos personajes más macabros que nunca. Doug Stamper se transforma en un caso psiquiátrico de defensa a Frank Underwood, lo que prácticamente le impide a Claire hacer su trabajo. O al menos en los primeros capítulos se desliza que será un tema. El personaje de Robin Wright es un lujo. Claire en una calculadora máquina política que, al parecer, escribió el guión de su vida desde su infancia y sabe exactamente lo que hará para llegar al poder máximo.

Como siempre, hay fuerzas parecen más poderosas que la Casa Blanca, pero la presidenta Underwood se encargará de frenarlas. O al menos lo intentará. Y un dato: la muerte sigue presente.

SEGUIR LEYENDO