RESEÑA | Death Cab For Cutie en Fauna: La melancolía universal

11/11/2018

RESEÑA | Death Cab For Cutie en Fauna: La melancolía universal

El debut de Ben Gibbard y compañía en Chile no tuvo el público que se esperaba, pero conquistó con la vulnerabilidad que transformó a la banda en estrellas.

Por Ignacio De La Maza

Hay algo en el Pacífico Noroeste de los Estados Unidos que provoca una profunda melancolía a sus habitantes. Estamos hablando de la cuna del grunge, pero también de una zona que ha albergado a los mayores representantes del emo y el lado más vulnerable del folk. Death Cab For Cutie tiene un poco de todo eso, y por lo mismo se alzaron como representantes modernos de la música de esa zona. Pero quizás es otra cosa: Esa melancolía es universal, y por ello que la banda de Ben Gibbard era esperada con tanta pasión en Chile.

Imagen foto_00000004

O se suponía así: La recepción de la audiencia en Fauna Primavera al debut de Death Cab For Cutie en Chile fue extrañamente educada pero poco eufórica. Quizás porque la noche en Espacio Broadway estuvo marcada por un frío intenso, o quizás porque el sonido no siempre acompañó a los oriundos de Seattle. Sin embargo, una cosa es lo que sucede en el público y otra lo que pasa en el escenario, y ahí Gibbard y compañía despacharon un espectáculo elegante y emotivo.

Y es que Gibbard es un hombre con talento para sintetizar preocupaciones que son simples y gigantescas a la vez: Los errores del pasado, la gentrificación cultural y urbana, palabras no dichas y que debieron haberse dicho en su momento, distancia entre amantes e intentos futiles por reparar cosas rotas. Es la razón por la que álbumes como 'Transatlanticism' o 'Narrow Stairs' resonaron en tanta gente en su momento, y por la que sus canciones de todos modos tuvieron una vulnerabilidad devastadora en Fauna.

Imagen foto_00000003

¿Quizás era un mejor concierto para un teatro? Puede ser, pero canciones como 'I Will Follow You Into The Dark' apelan al lado más vulnerable de tu ser en cualquier parte del planeta, ya sea en Seattle, en Oregon o a 20 kilómetros de Santiago. Para ser un acto principal, Death Cab For Cutie no tuvo el arrastre que uno habría esperado en Fauna, pero quienes pusieron atención vieron algo especial.

Etiquetas

Cargando...