RECOMENDADO | 9 películas ignoradas por los Oscars 2019 que no te puedes perder

25/01/2019

RECOMENDADO | 9 películas ignoradas por los Oscars 2019 que no te puedes perder

Para variar, la Academia entregó sus nominaciones con numerosos puntos ciegos.

Por Ignacio De La Maza

Como toda premiación que busca galardonar expresiones artísticas, los Oscar son una institución naturalmente imperfecta. Primero que nada porque la relación con el arte es siempre subjetiva, y segundo porque, con una Academia compuesta de tantas figuras de la industria, es inevitable que el asunto se transforme en un tema de relaciones públicas, en donde las campañas de los estudios a veces pesan más que las películas en sí.

En fin, como lamentablemente las salas de cine en Chile son limitadas, son los nominados al Oscar los que determinan el estreno de algunas películas en nuestro país, por lo que aquellas que no son nominadas generalmente ni llegan a estas tierras.

Por eso mismo, decidimos armar una pequeña lista de películas brillantes del año pasado que no recibieron el amor de la Academia, pero que de todos modos valen la pena tu atención. Obvio: La mayoría de estas solo están disponibles en DVD/Blu-Ray o métodos un tanto menos legales, pero realmente representan algunas de las mejores expresiones del séptimo arte en el 2018. A ver si se animan:

First Reformed

La mejor película de Paul Schrader en décadas es básicamente una reimaginación de su legendario guion de Taxi Driver, pero en esta ocasión haciendo una pregunta aún más incómoda: ¿Qué hacer cuando la fe y la bondad no son suficientes para combatir la crueldad de este mundo? Ethan Hawke merecía todos los premios como el sacerdote de una pequeña iglesia que ve su salud física y mental degradarse progresivamente a medida que se obsesiona con la falta de límites de la maldad humana. Sin embargo, Schrader ofrece un atípico dejo de compasión: Lo que ‘First Reformed’ parece sugerir es que el amor y la conexión con otros es lo único que nos podrá salvar del vacío.

Leave No Trace

La falta de directores mujeres en los nominados de este año solo hace más grave la ausencia de ‘Leave No Trace’, el regreso triunfal y devastador a la ficción de Debra Granik (‘Winter’s Bone’). La película sigue la vida de un veterano de guerra con estrés post-traumático viviendo en total aislamiento con su hija en medio de un parque forestal, una vida que se ve amenazada cuando las autoridades los obligan a adoptar un domicilio fijo y la pequeña empieza a desear las ventajas de compartir en sociedad. Dulce, triste y honesta, ‘Leave No Trace’ es una de las mejores películas sobre paternidad que se hayan hecho recientemente, además de una dura reflexión sobre los sacrificios que hacemos y dejamos de hacer por quienes amamos.

First Man

Por un lado, ‘First Man’ sonaba en papel como carta segura para el Oscar: Una biopic sobre un héroe americano dirigida por el ganador de la Academia Damien Chazelle (‘La La Land’). Sin embargo, lo que Chazelle hizo con su película sobre Neil Armstrong y el aterrizaje en la Luna es casi perversamente subversivo: Una cinta minimalista, contemplativa y triste, que reconfigura la figura titánica de Armstrong como un hombre con un instinto casi suicida de empujarse hacia su siguiente objetivo como forma de lidiar con la muerte de su hija. Ryan Gosling da la actuación de su carrera como el decidido pero internamente atormentado Armstrong, y Chazelle vuelve a poner ojo en los costos personales devastadores asociados a alcanzar la ‘gloria’. Los Oscar probablemente esperaban algo más épico, pero ‘First Man’ es mejor precisamente por reusarse a seguir reglas convencionales.

If Beale Street Could Talk

Otra omisión un tanto inexplicable, la nueva película de Barry Jenkins (‘Moonlight’) sí consiguió algunas nominaciones en ‘Mejor Actriz de Reparto’ y ‘Mejor Guion Adaptado’, pero su ausencia en ‘Mejor Director’ y ‘Mejor Película’ es irritante. A diferencia de ‘Moonlight’, ‘Beale Street’ da rienda suelta a los impulsos más grandilocuentes y románticos de Jenkins, pero su adaptación de la novela de James Baldwin, acerca de un hombre afroamericano encarcelado tras una falsa acusación de violación y los esfuerzos de su joven (y embarazada) novia por liberarlo, es otro retrato conmovedor y crudo sobre las injusticias sistemáticas asociadas a nacer con otro color de piel. Hay un aire casi teatral en la forma en la que Jenkins filma la cinta, pero como en su anterior película, cada vez que un personaje mira a la cámara, te vez confrontado con un mundo de emociones.

Widows

Este fue el año en donde previos ganadores al Oscar fueron totalmente ignorados por la Academia. Steve McQueen, ganador por ’12 Años de Esclavitud’, no consiguió ni una sola nominación por su fantástica ‘Widows’. Puede ser por prejuicios de género: A diferencia de cualquier otra película del cineasta, ‘Widows’ es indudablemente un thriller de acción, una producción digna de las mejores sagas criminales de Michael Mann en donde la historia de un grupo de viudas que se juntan a realizar un robo para pagar la deuda de sus fallecidos maridos criminales se convierte en un comentario incisivo e inclemente sobre el privilegio, la marginalidad, la corrupción política y los roles sociales.

Eighth Grade

Considerando el amor (al menos en nominaciones) que la Academia le mostró a ‘Lady Bird’ el año pasado, tenía la esperanza de que ‘Eight Grade’ ocupara el puesto de “encantadora e inesperadamente profunda comedia adolescente” en las categorías principales. Sin embargo, ‘Eighth Grade’ no es la típica representante de este género: El debut como director del comediante Bo Burnham es inclemente en su exploración honesta sobre la incomodidad que significa ser adolescente con una timidez paralizante. Gran parte de los esfuerzos recaen en la genial Elsie Fisher, que como una joven desadaptada tratando de sobrevivir a los últimos días del octavo grado, ofrece una de las actuaciones más realistas que se hayan visto el año pasado. Película pequeña pero genial.

Sorry To Bother You

Seamos honestos: ‘Sorry To Bother You’ nunca iba a conseguir una nominación. El debut como director del rapero Boots Riley (frecuente asociado de Tom Morello) es una película antagónicamente extraña, y su feroz crítica a los efectos parasitarios del capitalismo desenfrenado no es particularmente el material que la Academia privilegia. Sin embargo, sigue decepcionando que la cinta no haya conseguido amor de los Oscars: Su trama, acerca de un joven afroamericano que asciende en el mundo del telemarketing usando su ‘voz de blanco’, se desenvuelve de formas sorpresivas y desquiciadas, y las actuaciones de todo el reparto son simplemente espectaculares. Y, en serio, donde termina todo el asunto es demasiado surrealista como para predecirlo o hacer spoiler. Háganse un favor y véanla.

You Were Never Really Here

Lynne Ramsay es una verdadera rebelde de la industria, y si bien sus posibilidades de atraer la atención de los Oscar eran bajas, siempre tuvimos la esperanza de que su maravillosamente oscura ‘You Were Never Really Here’ se metiera entre las nominaciones. La historia, protagonizada por un Joaquin Phoenix mejor que nunca, es como ‘Taxi Driver’ si cambiaras la cocaína por ácido: Un ex veterano de guerra se dedica a rescatar mujeres secuestradas de forma perturbadoramente violenta, cuando se topa con una conspiración política que convierte su vida en una sangrienta pesadilla. Brutal tanto en ideas como ejecución, ‘You Were Never Really Here’ es tan escalofriante como el más de los aterradores sueños lúcidos.

Mandy

Ya, sí, quizás Mandy no justificaba nominaciones al Oscar (excepto en cinematografía y banda sonora), pero tiene una escena en donde Nicolas Cage, drogado hasta las patas, tiene una batalla de motosierras con una especie de hombre-demonio ¿Qué más quieren?

Etiquetas

Esta noticia no tiene comentarios. Para comentar, debes estar registrado o haber iniciado sesión.

Cargando...