Héroes no reconocidos: 5 músicos a los que hay que dejar de ningunear SonarFM - 105.3
Héroes no reconocidos: 5 músicos a los que hay que dejar de ningunear

07/07/2017

Héroes no reconocidos: 5 músicos a los que hay que dejar de ningunear

Hay varios músicos que simplemente no merecen el odio que reciben.

Hay artistas de los que nos cuesta hablar. Nos cuesta porque es difícil que pasen 2 minutos sin que aparezca alguien poniendo en duda su condición de grandes, o peor aún, ninguneando su aporte a la música popular. Por supuesto, cuando eso pasa perdemos los estribos y la discusión se acaba, y esa no es la idea.

Sin embargo, el tiempo es sabio, y muchos artistas que reciben un odio injustificado terminan siendo reconocidos por el público. Celebrando el cumpleaños 77 del gran Ringo Starr, lo destacamos a él y otros grandes de la música que han tenido que vivir bajo la sombra de la ignorancia. 

Ringo Starr

Imagen foto_00000011El cliché cansador es decir que Ringo era el único miembro funcional en una banda de genios, casi como si fuera un mal necesario. Los que ningunean al señor  Starkey evidentemente no están escuchando la soltura de sus muñecas y lo atípico de sus líneas de percusión, incluso en sus momentos más engañosamente simples. Cosa de escuchar el ataque percutivo de Tomorrow Never Knows, el redoble icónico de Come Together o el complejo beat que empuja In My Life para probar que Ringo Starr era una parte tan fundamental de los Beatles como sus compañeros. El que dice lo contrario no sabe de lo que habla.

Phil Collins

Imagen foto_00000007

El pobre Phil recibió la titánica carga de representar todo lo que estaba mal con los años 80 y convertirse en el rostro del lado más inofensivo de la música. Por supuesto, es más fácil unirse a la multitud que reconocer que Phil Collins es un baterista espectacular y tiene un oído desarrollado tanto para la atmósfera de sus canciones como las melodías. Su trabajo con Genesis es subvalorado y su carrera solista tiene suficientes joyas como para levantarlo muy por sobre el pop plástico de sus contemporáneos. Es hora de darle un respiro al tipo.

Bono

Imagen foto_00000008Antes de que se vuelvan locos de ira, aclaremos una cosa: Sí, Bono tiene un complejo mesiánico que bordea en lo preocupante. También es la voz de algunas de las mejores canciones del siglo pasado (¿One, alguien?) y un frontman ridículamente carismático que es capaz de manejar a masas de fanáticos que cantan cada una de las palabras que salen de su boca. Qué tanto importa si su necesidad de ser querido irrita nuestras entrañas, U2 es un pedazo de banda y Bono es responsable de más clásicos que la mayoría de sus detractores.

Chris Martin

Imagen foto_00000009Después de Bono, hay pocos frontman que generen más anticuerpos que la parada de tipo bueno de Chris Martin, considerando que cada aspecto de su persona parece estar diseñado para agradarle a la mayor cantidad de gente posible. Sin embargo, no hay que olvidar que hasta un par de discos atrás, Coldplay era la banda de rock de estadios por definición del siglo XXI, alcanzado un balance perfecto entre himnos multitudinarios que además estimulaban tu cabeza. Quizás han estado menos interesantes últimamente, pero Martin es un tipo más ambicioso de lo que aparenta.

Meg White

Imagen foto_00000010Al igual que con Ringo Starr, la crítica a Meg tiende a apuntar a su aparente falta de técnica, como si todos los bateristas tuviesen que ser Neil Peart. Su estilo no habrá sido vistoso, pero sus golpes bruscos, primales y agresivos eran la esencia del sonido de White Stripes. Precisamente era su falta de entrenamiento formal la que hacía de Meg White una baterista absolutamente única, y también justo lo que necesitaba el blues desquiciado de Jack White como columna vertebral.

Etiquetas

Esta noticia no tiene comentarios. Para comentar, debes estar registrado o haber iniciado sesión.

Cargando...