Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Domingo 7 de enero de 2018

Con incómodos chistes sobre Spacey y Weinstein arrancaron los Globos de Oro 2018

Humor racial, político y sobre los casos de abusos sexual en Hollywood. Algunos generaron reacciones divididas.

Con la frase "Damas, y caballeros que aún existan" comenzó el monólogo de apertura de los Golden Globes 2018, conducidos por el comediante y animador Seth Meyers.

El discurso comenzó con lo que sería el tabú de la noche: los casos de abuso sexual en Hollywood. Partió confesando su alegría de que por fin la marihuana fuese aceptada en California y el abuso sexual no. "¡Quizás sea un buen año!", ironizó.

Continuó hablándoles a los hombres, y confesando que hace tiempo que el hombre blanco no había estado tan nervioso. Agregó que quizás este era uno de los pocos momentos en los últimos tres meses que escuchar el nombre de un hombre significaría algo bueno.

También contó que la producción quería que una mujer condujera los premios y que le ofrecieran a una mujer ir a animar un evento, donde serás juzgada por las personas más importantes de Hollywood y concluyó "bueno, y por eso estoy yo aquí".

Toda la rutina, hasta ese momento, había tenido bastante buena recepción. En algunos casos algunas risas más incómodas pero también fue ampliamente aplaudido, hasta el momento de un chiste sobre Harvey Weinstein, en el que mencionó que él sería el único bullado cuando hagan el "In memoriam" en 20 años. En ese momento, los mismos asistentes abuchearon al conductor, pero también genero la risa de otros.

También hubo un momento para mencionar a Kevin Spacey. El animador dijo que Christopher Plummer lo reemplazaría en House Of Cards, y ante la reacción algo callada del público, preguntó '¿Creen que estoy siendo muy injusto...con Kevin Spacey?'

Como es característico del comediante, se tomó un minuto también para hacer alguna mención de Donald Trump. Partió diciendo que los Globos de Oro están organizados por las Hollywood Foreign Press (Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood), tres de las palabras que más ponen nervioso al presidente de los Estados Unidos.

En general, una rutina de ácido humor que tocó todos los temas que hoy son polémicos en el mundo: el discriminación racial, el abuso sexual y las controversias políticas.

SEGUIR LEYENDO