Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 30 de enero de 2015

A 46 años del último show de The Beatles

Imagen foto_00000002

Fue en 1966 cuando los Beatles decidieron que ya habían tenido suficiente de fanáticos histéricos que les hacían imposible escucharse a ellos mismos durante sus presentaciones en vivo y sistemas de audio deficientes. Después del tour en promoción de Revolver (que irónicamente no incluyó ninguna canción del álbum), los Fab Four se convirtieron en una banda de estudio, concentrando toda su genialidad en el esencial repertorio que compusieron una vez que abandonaron los escenarios. Sin embargo, hace 46 años (30 de enero de 1969), el cuarteto de Liverpool, en medio de la crisis que los terminaría por derrumbar, decidió enfrentar al público por última vez.

El inesperado concierto en la azotea del edificio Apple Corps es a estas alturas un evento histórico que trasciende las barreras de la música. No solo estableció el concepto de "último show" como un acto de proporciones míticas digno de conservación, sino que además representó el último acto de camaradería entre los 4 miembros de la banda más influyente de la historia, que para la época en cuestión apenas soportaban estar en un mismo lugar juntos. La sola idea embarcarse en una nueva gira, que fue discutida inicialmente, provocó que Harrison abandonara las grabaciones del Let It Be por una semana.

Pese a que el grupo tenía un disco dentro suyo aún (Abbey Road, ya que Let It Be se encontraba grabado pese a no ver la luz hasta 1970), las tensiones entre Paul, John, Ringo y George habían llegado a un punto de no retorno, y el grupo sabía que su final se acercaba. Quizás esto los inspiró a discutir, en medio de las sesiones del Let It Be, la posibilidad de presentar el material nuevo frente a una audiencia en vivo. No está muy claro a quién se le ocurrió la idea de subir a la azotea del edificio de Apple Corp, pero sin duda representaba una locación más accesible y anónima que uno de los múltiples anfiteatros que podrían haber llenado. Sería su última aparición en público.

Los Beatles subieron, sin previo aviso, a la azotea del Apple Corp a eso de las 2 de la tarde, y en 42 minutos de show, tocaron 5 canciones en varias tomas (Get Back apareció en 5 ocasiones distintas, por ejemplo) en medio de un frío insoportable. La historia ya es conocida: por supuesto que la curiosa multitud en la calle comenzó a amontonarse, lo que provocó que la policía desalojara a la banda para evitar problemas de tráfico. El recital, gracias al cielo, fue registrado parcialmente en video, gracias a los equipos contratados para registrar un especial de televisión que nunca fue, pero que terminó siendo utilizado como el final del escalofriante documental Let It Be.

Puede que los Fab Four hayan detestado sus entrañas en ese momento, pero la presentación constituye un momento extrañamente conmovedor de comunión entre los cuatro músicos. Intercambio de sonrisas y una evidente adrenalina de estar sobre el escenario de nuevo es lo que dejan las históricas capturas de esa jornada, como si supiese que está haciendo historia por última vez como cuarteto. Los Beatles decidirían su separación en noviembre de ese año, pero el show en la azotea sigue teniendo toda la carga de ser una elegía no oficial para el grupo. Finalmente, representa el accidentado broche de oro para la trayectoria de la banda más importante de la música popular. O en palabras de Lennon: "Me gustaría agradecerles a nombre del grupo y nosotros mismos, y esperamos haber pasado la audición".

Por Ignacio De La Maza

SEGUIR LEYENDO