Especial - 13 discos decepcionantes de grandes artistas

09/11/2015

Especial - 13 discos decepcionantes de grandes artistas

Todos cometemos errores.

El pasado 4 de noviembre se cumplieron 30 años de Cut The Crap, el único disco de The Clash que probablemente no ha sido citado JAMÁS como el mejor de la banda. Sin la presencia de la mitad de la formación histórica, la llamada 'única banda que importa' sucumbió a una serie de clichés ochenteros y canciones inofensivas que terminaron su historia de manera agria.

Por supuesto, nada de eso significó que The Clash no fuera considerada una agrupación fundamental en la historia del rock, pero sí recalcó que hasta las bandas más sólidas tienen errores de juicio. En tributo a ellos, recordamos Cut The Crap junto a otras 12 grandes bandas con discos que representan manchas considerables en sus discografías.

The Clash – Cut The Crap

Imagen foto_00000001

Tras despedir a Mick Jones de la banda, Joe Strummer intentó mantener vivo a The Clash solo con él y el bajista Paul Simonon como miembros oficiales. La contribución de Simonon terminó siendo marginal y el desencanto de Strummer con la banda es evidente en una colección de canciones flojas y olvidables que han envejecido terrible. Por otro lado, This Is England es un himno y la excepción que hace que el resto del disco suene aún peor.

Pink Floyd – The Endless River   

Cuando la esposa de David Gilmour anunció a mediados del 2014 que Pink Floyd sacaría un nuevo disco, la emoción nos poseyó de inmediato. Cuando nos dimos cuenta que realmente era una serie de demos evidentemente no terminados de la época Division Bell, nos acordamos por qué a veces es mejor dejar las cosas como están.

David Bowie – Tonight

El Duque Blanco es responsable de algunos de los trabajos más esenciales en la historia de la música, pero también tiene a su haber un par de fracasos. Es cosa de gustos elegir cuál es el peor, pero ninguno es más deprimentemente flojo que Tonight, un disco en donde Bowie trató de mantener la popularidad que su disco pop Let’s Dance le había otorgado, pero sin ninguna intención de escribir canciones que valieran la pena. Por último en otros discos lamentables pareciera que al menos lo intenta.

R.E.M. – Around The Sun

Para ser una banda con 30 años de historia, R.E.M. tiene una discografía sorprendentemente consistente. Incluso los discos post-salida del baterista Bill Berry son mejores de los que se les da crédito, pero Around The Sun es el único imposible de justificar. Una colección de canciones poco inspirada, letárgica y sin rumbo que reflejaba lo exhaustos que estaban Michael Stipe y compañía en el 2004. Al menos se recuperaron con dos álbumes geniales antes del retiro. Leaving New York es buena, en todo caso.

Lou Reed & Metallica – Lulu

Sí, puntos por intentar algo nuevo. No, la combinación no funcionó de ningún álbum. Lou Reed era un genio y Metallica es una banda talentosa, pero la unión entre las mentes creativas resultó en una verborrea incomprensible que suena como el Abuelo Simpson rapeando sobre aggro metal.

Chris Cornell – Scream

Recordado por ser el día en el que Chris Cornell decidió ser Justin Timberlake. Resulta que ser Justin Timberlake es más difícil de lo que parece. Scream es tan insufrible que Cornell tuvo que reunirse con Soundgarden para que olvidáramos la debacle. Ahora, cantemos todos juntos: THAT BITCH AIN’T A PART OF ME.

Iggy Pop – Naugthy Little Doggie

Buena parte de los discos solistas de Iggy Pop podrían ir en esta lista (el hombre es un tanto inconsistente), pero Naughty Little Doggie se lleva el premio: El disco en el que el hombre más peligroso del rock se convirtió oficialmente en una parodia de sí mismo. Lo bueno es que sobre el escenario, Iggy nunca ha perdido la capacidad de invocar grandeza.

Weezer – Raditude

Al igual que con Iggy Pop, son varios los discos de Weezer que hacen mérito para estar en esta lista. Sin embargo, ante todos sus argumentos tenemos una sola respuesta para zanjar esto de una vez por todas: Can’t Stop Partying.

Genesis – Calling All Stations

Aunque no lo crean, hay gente que prefiere a Genesis en los años más accesibles de Phil Collins que a la era progresiva de Peter Gabriel. Sin embargo, absolutamente nadie prefiere la era Calling All Stations, cuando Collins abandonó la banda y fue reemplazado por Ray Wilson, vocalista de Stiltskin. Sí, es tan terrible como esa premisa suena.

Red Hot Chili Peppers – I’m With You

La discografía de los RHCP no es perfecta, pero incluso sus peores discos encuentran cierta redención en un par de canciones notables. I’m With You no era tan desastroso como poco inspirado, con una banda evidentemente exhausta y que recién había perdido a un miembro tan fundamental como el guitarrista John Frusciante. Absolutamente olvidable.

Smashing Pumpkins – Zeitgeist

Billy Corgan se queja de que los fanáticos de Smashing Pumpkins siguen pegados en la época de gloria de la banda (los 90s) e ignoran rotundamente su material post-reunión. Es difícil culparlos si Zeitgeist es lo primero que Corgan le ofreció a sus fans tras resucitar la marca SP, un disco que confunde volumen con calidad y ruido con melodía, y que ni siquiera besa los talones de lo peor de los Pumpkins en el tope de su carrera.

The Strokes – Comedown Machine

¿Se acuerdan cuando escucharon por primera vez Is This It, el debut de The Strokes? Los neoyorkinos sonaban como lo más emocionante que le hubiese pasado al rock en el cambio de milenio. Lamentablemente nunca volvieron a recuperar ese entusiasmo, y Comedown Machine es el punto más bajo de su carrera. A estas alturas, The Strokes suena como una banda que realmente no quiere estar junta, y se nota en sus canciones.

Guns N’ Roses – Chinese Democracy

Los peligros de generarse demasiadas expectativas, representados en un solo disco. 15 años se demoró Axl Rose en editar Chinese Democracy, y para cuando por fin apareció en tiendas, la marca Guns N’ Roses ya se había desprestigiado. Pese a lo que Rose quiera creer, lo que hacía a los Guns tan adictivos era el choque de talentos, y los músicos de sesión que contrató para reemplazar a Slash y compañía fueron incapaces de recrear la química. 

Etiquetas

Esta noticia no tiene comentarios. Para comentar, debes estar registrado o haber iniciado sesión.

Cargando...