Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 14 de marzo de 2022

Rafa Cavada desde Ucrania y los últimos ataques rusos: "Putin está diciendo: No hay lugar del país que no esté a mi alcance"

Rafa Cavada desde Ucrania.

El periodista se encuentra en Lviv contándonos sobre los últimos acontecimientos del conflicto armado que tiene al mundo en vilo.

Rafa Cavada dijo desde Lviv, Ucrania, que había amanecido más animado este lunes porque en la ciudad había subido en algo la temperatura -de temperaturas -0 a 4°-. Sin embargo, el día "veraniego", como bromeó en contacto con el Sonar Informativo, es solo un placebo para la tensión que se está viviendo en el país por culpa de la invasión rusa.

"Parece que hubiera sido como un año (de conflicto) pero llevamos dos semanas y algo. Ayer murió un periodista estadounidense en Irpín, a 10 kilómetros de Kiev, y es uno de los puntos calientes. Los tanques rusos pretendían entrar por ahí a Kiev pero los ucranianos rompieron los puentes, entonces, Irpín se convirtió en campo de batalla. Hoy solo hay soldados ucranianos y civiles, y son atacados constantemente por los rusos", relató.

Rafa Cavada añadió: "Ayer hablé con un señor que venía de Irpín y que me dijo que había pasado cuatro días en un estacionamiento subterráneo de edificio escuchando las bombas, sin agua, sin comida. Un señor de 65 años".

Nuestro reportero de guerra narró que, este domingo, Lviv -la última ciudad antes de la frontera con Polonia- fue atacada específicamente en un centro de entrenamiento.  A 50 km de Lviv y 20 de la frontera polaca.

"Ustedes podrían creer que es una distancia segura, pero el dato es que fue atacado con misiles, no con un cañón ni lanza cohetes ni tropas de infantería", dijo.

"Un avión lanzó un misil que tiene 3 mil kilómetros de autonomía, lo cual pone varias interrogantes sobre la mesa. ¿Y si eso se pasa y le pega a los polacos? ¿Tenemos la Tercera Guerra Mundial como teme todo el mundo o un enfrentamiento regional entre la OTAN y Rusia?", se preguntó.

"Con esto, Putin le está diciendo a Ucrania: No hay lugar del país que no esté a mi alcance. Y eso pone una cuota de preocupación altísima, porque si cae Kiev se van a venir en masa a Lviv y esta ciudad se va a transformar en el último bastión y en una aún mayor oleada de refugiados que a esta altura sospecho que a Putin le agrada crear esa ola de refugiados porque le complica el panorama a los europeos", proyectó.

SEGUIR LEYENDO