Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 29 de diciembre de 2016

Viuda de Scott Weiland escribió dolorosa carta a más de un año de su muerte

Jamie Weilando se abrió con respecto a como ha lidiado con la muerte del hombre de STP en los últimos meses.

Hace algunas semanas se cumplió el aniversario de la muerte de Scott Weiland, una pérdida que, en retrospectiva, parece haber dado inicio al desfile de grandes ídolos que nuestra generación ha perdido en esta temporada 2015-2016. Sus fanáticos y compañeras de banda han lamentado la ausencia del vocalista de Stone Temple Pilots y Velvet Revolver, pero probablemente nadie la ha sentido más que Jamie Weiland, su esposa al momento de su muerte.

A través de un mensaje publicado en su Facebook (y reproducido por Blabbermouth), Jamie rindió tributo a Scott y contó cómo ha sido vivir sin él en este último año: "Angustia. Anhelo, llanto e incredulidad que no se cómo describir. Oscuridad que jamás creí que era posible. Un funeral que apenas recuerdo. Noches de insomnio, sosteniendo sus cenizas en nuestra cama".

Jamie procede a contar cómo fueron los meses siguientes tras la tragedia, describiendo que "los días se convirtieron en semanas y las semanas en meses. Tenía el corazón destrozado y una ansiedad paralizante, aturdida funcionando en piloto automático. La avalancha de darme cuenta que tenía que empezar mi vida desde 0. Intentar trabajar cuando la mayoría de los días sabía que no podía formular oraciones."

La viuda de Weiland también revelá que se le diagnosticó estrés post-traumático tras la muerte de Scott, "impidiéndome sostener un lápiz o conducir sin temblar", y dispara contra los medios y las redes por las reacciones ante la situación: "Horribles comentarios por las redes sociales. Malos entendidos sobre él, sobre mí... Dolorosos y crueles a más no poder."

Pese a lo negra de la descripción, Jamie eventualmente encuentra un tono más optimista: "Las cosas que llegaron a mi vida tras su muerte, cosas a las que llamo sus 'regalos secretos': Nuevos amigos, familiares, posibilidades e inspiración. Es casi como que me pudiese ver a mi misma a través de sus ojos". Weiland cierra asegurando que ya está "curándose" y "agradecida de los ángeles que han estado ahí para mí, mis asombrosos amigos y familia que me sostuvieron durante todo este proceso". Nos alegra que esté mejor.

SEGUIR LEYENDO