Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 18 de enero de 2018

VIDEO | Neymar se ganó el odio de la hinchada del PSG por este egoísta gesto

El delantero carioca encendió los ánimos al quitarle la posibilidad a Edinson Cavani de ser el goleador histórico del club.

El jugador más caro del mundo no lo tiene todo. Pese a convertir cuatro goles y hacer dos asistencias en el triunfo del PSG frente al Dijon por 8-0, algo cayó muy mal en un sector de la hinchada del club parisino. El motivo, la vieja e inagotable rivalidad que Neymar tiene con el uruguayo Edinson Cavani, estandarte del PSG y que desde 2013 encanta los corazones de los forofos del equipo más grande de la capital francesa. 

El roce se produjo casi finalizando el partido. Minuto 83, Cavani cae sobre el área y el árbitro sin dudar cobra penal; una oportunidad perfecta para que el uruguayo conviertiera su gol 156 desde que juega en el PSG y así poder igualar como goleador histórico del club al sueco Zlatan Ibrahimovic. Pese a esto y a los "Cavani, Cavani" que caían desde la gradería, Neymar no tuvo asco en tomar el balón, posarlo sobre el punto penal e implacablemente convertir su cuarto gol de la noche. Contundentes silbidos se dejaron caer sobre la cancha del Parque de los Príncipes y todos contra el delantero.

Una actuación desopilante, la más contundente desde su llegada a Paris, pero algo pasó, algo se rompió entre la hinchada y el ex jugador del Barcelona.       

Una vez terminado el encuentro la estrella carioca abandonó el campo visiblemente enojado, cabizbajo, evitando responder las preguntas de los medios oficiales e incluso menospreciando el premio como "jugador del partido". Una noche inolvidable que terminó en una amarga fiesta.

Esta no era la primera vez que los hinchas del PSG tomaban partido por Cavani. El pasado 17 de septiembre, en un duelo contra el Lyon, ambos pujaron por quién sería el encargado de patear; según medios franceses, la discusión se trasladó después el vestuario. Desde entonces, el técnico español Unai Emary, designa antes de cada encuentro al encargado de las penas máximas bajo un sistema de rotación que busca imponer la paz entre ambos

Sin ir más lejos, frente al Dijon el turno legítimo era de Neymar, pero la grada y algunos compañeros consideraron que hubiera sido una gran muestra de grandeza ceder su turno al uruguayo para batir el récord de Ibrahimovic. "Hubiera podido dejar el penal a Cavani, hubiera sido un gesto de 'juego limpio", afirmó el defensa belga Thomas Meunier, una vez terminado el partido. Eso sí consideró "ingratos" los silbidos de la hinchada.

 

SEGUIR LEYENDO