Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 24 de enero de 2018

VIDEO | La insólita apuesta musical que realizó la selección inglesa en el Mundial de Francia '98

Una divertida competencia interna generó carcajadas dentro de un camarín aburrido de tediosas entrevistas televisivas.

¿Cómo olvidar el Mundial de Francia 98? La dupla Za-Sa, la primera cita futbolística planetaria de Chile en 16 años y tantos recuerdos que quedaron grabados en una generación completa de niños fanáticos del fútbol. 

Pues bien, una historia inolvidable, sucedió semanas antes de que comenzara el torneo; una loca y divertida idea que inventó el seleccionado ingles y que la revista deportiva "Un Caño" desempolvó del baúl de los recuerdos

Tras 32 años sin ser campeón Francia´98 se había transformado en una obsesión para la Football Association. Fue por ello que una de las primeras medidas internas que tomaron para hacer sentir como en casa al seleccionado inglés fue hospedar al plantel y el cuerpo técnico en un tranquilo predio cercano a La Baule-Escoublac, un pueblo costero de la Bretaña francesa.

Entre las tantas actividades para combatir el ocio y el aburrimiento - a pesar de que por aquellos años ya existían el PlayStation y los reproductores de MP3 - estaba la lectura de NME, la histórica revista musical británica, que - mediante contrato comercial - se hizo parte importante de la concentración. Esto era un bálsamo dentro de la exigente agenda comunicacional del seleccionado inglés que incluía - y obligaba - a dar tediosas entrevistas a diversos medios.

Fue así como al plantel se le ocurrió una particular idea para combatir el aburrimiento. Se decidió realizar una apuesta: cada jugador pondría 100 libras en una alcancía común y el pozo se lo llevaría aquel que lograra nombrar más títulos de canciones en las entrevistas televisivas.

Como si fuera poco, se les ocurrió agregar una dificultad mayor: sólo se podrían nombrar canciones de una misma banda/solista durante cada nota. Eso significó que NME tomara una particular importancia; más allá del ocio, la revista pasaría a convertirse en un libro de táctica y estrategia.  

El modo de juego se revolvía mediante sorteo. Todos los días, aquellos que ya tenían entrevistas pactadas durante la jornada, debían escoger un papelito de un sombrero, en donde se indicaba qué banda debían "representar"

Uno de los primeros en participar de la apuesta fue el defensa Gareth Southgate -  actual técnico de la selección de Inglaterra - a quien le tocó en el sorteo el solista George Michael, justo antes de una entrevista con la cadena ITV.  

Ante la consulta del periodista Bob Wilson sobre el clima en el campo de entrenamiento, el entonces jugador del Aston Villa respondió: "No es el 'Club Tropicana', Bob, llueve todo el día..." ("Club Tropicana", Wham!, 1983). Tras cartón se le consultó sobre algún indicio que pudiera revelar la formación con que Inglaterra debutaría ante Túnez, para lo que Southgate tuvo la siguiente respuesta: "No recibirás ningún 'susurro imprudente' ("Careless Whisper", George Michael, 1984) de mi parte", en honor al ídolo de la canción pop británica.

El pasar de las semanas sólo trajo mayor distorsión a esta divertida dinámica. El capitán y figura del equipo, Alan Shearer, logró meter dentro de una nota el gran éxito "Bailando en el tejado" ("Dancing on the ceiling", Lionel Richie, 1986) y luego fue mucho más allá diciendo que "los equipos más modestos podrían hacerlo bien, 'contra todos los pronósticos', haciendo referencia a la canción "Against All Odds" (1984), de Phil Collins casi sin proponérselo.

El grupo fue tomando mayor expertiz y con el tiempo lo fueron manejando a su antojo. Paul Ince metió un "Es ahora o nunca" ("It's now or never", Elvis Presley, 1960), y hasta el estratega, Glen Hoddle, se sumó con un "Steppin' Stone" (The Monkees, 1967).

Al parecer la apuesta nunca tuvo un ganador definitivo, pero sí se supo gracias a entrevistas posteriores que por lejos el más ávido competidor, era el central Tony Adams. El denominado "rey del juego" por el equipo ostentó el récord de nombras cuatro canciones en una misma entrevista al periodista Des Lynam de la BBC. El entonces zaguero del Arsenal homenajeó a The Beatles e incluyó "Get Back" (1969), "Something" (1969), "Let it Be" (1970) y "With a little help from my friends" (1968) en una misma conversación. (ÍDOLO)

Imagen foto_00000001
Tony Adams

"Tony era el mejor. Nosotros queríamos competir con él pero no había manera. Además, tenía un conocimiento musical muy alto", recordaría Southgate años después. "Era un juego tonto, pero realmente nos ayudó para divertirnos mucho y para mantener el espíritu unido del grupo", agregó.

Si crees que esto podría ser sólo coincidencia existe un registro televisivo donde, Adams, ante una pregunta trivial (¿Qué esperás del torneo?) metió un triplete fantástico. Respondió: "Estoy tan emocionado ("I'm so excited", The Pointer Sisters, 1982), hubo algunos momentos mágicos ("Magic moments", Burt Bacharach, 1957) en esta temporada. Y sólo se pone mejor y mejor ("Just Gets Better With Time", The Whispers 1987).

Imagen foto_00000002

Alan Shearer

La prensa por meses no acusó recibo de esta jugarreta del equipo, hasta que un día le consultaron al aire a Shearer "si esto realmente estaba pasando" y su respuesta fue: "Es sólo tu imaginación", seguido de un ataque de risa. Seguramente porque fue una referencia a "It's just my imagination", la canción de The Temptations de 1971. Tiempo después le preguntaron si la insólita apuesta seguía vigente en el plantel. Serio, circunspecto, el histórico delantero miró a la cámara y dijo: "No, ya todo se terminó". haciendo una referencia literal a "It's all over now", (Rolling Stones, 1964). Tal como la suerte de Inglaterra que en octavos de final del Mundial quedó eliminada en penales ante la Argentina de Daniel Pasarella.

 

 

SEGUIR LEYENDO