Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 2 de abril de 2018

Steven Wilson en Sonar FM: "Amo que mis fans antiguos se enojen conmigo"

De cara a su nuevo show en Chile, conversamos con el británico acerca del estado del rock y la necesidad de desafiar al público.

Por Ignacio De La Maza

Steven Wilson vuelve a Chile. Básicamente no importa cuándo leas esa afirmación, porque de seguro el ex Porcupine Tree ya tiene otra fecha agendada en nuestro país, un lugar en donde ha construido la que quizás es la relación artista/fanáticos más importante de su carrera.

En este caso, el nuevo encuentro con el británico será en el Teatro Caupolicán este 23 de mayo, cuando Wilson presente su reciente álbum 'To The Bone' (2017), un trabajo que nuevamente encuentra al músico desafiando las expectativas y explorando terreno inédito dentro de su carrera.

Aprovechando su retorno, conversamos con él acerca de su popularidad en nuestro país y las necesidades de trazar nuevos caminos en el rock o correr el riesgo de caer en la irrelevancia.

La otra vez estaba revisando datos en Spotify, y me di cuenta que Santiago de Chile es la ciudad en donde más se escucha tu música ¿Sabías eso?

¡Wow! ¿En serio? ¡Es asombroso! No tenía la menor idea ¿Cómo conseguiste ese dato?

Hay una pestaña en Spotify donde puedes revisar eso. Ahí muestran a Santiago como el punto del planeta en donde tienes más oyentes mensuales ¿Qué tal?

Es genial lo que me dices, aunque no estoy del todo sorprendido. Sé que tengo muchos fans en Santiago y conozco lo apasionados que son. De todos modos, no deja de maravillarme ¡Ahí lo tienen!

Te viene a confirmar lo mucho que te quieren en estos lados, por si los conciertos no lo habían dejado en claro.

¡Sí! Lo divertido es que, cuando fui a Chile por primera vez, fue bastante tarde en mi carrera. Si no me equivoco fue en el 2012. Lo curioso es que incluso entonces me encontré con gente que llevaba escuchando mi música por allá desde hace 15, 20 años. O sea, básicamente fui gradualmente construyendo una fanaticada en Chile sin siquiera saberlo. Alguna noción tenía que varias personas me seguían ahí, con esto de las redes sociales puedes informarte un poco sobre esas cosas, pero no imaginaba que mi música podía significar tanto para la gente allá. Estoy enamorado de Chile, de hecho, grabé un video en el Desierto De Atacama en el 2017. Ahora es casi mi misión volver a Chile cada vez que puedo.

Te voy a repetir que los fans dicen que a estas alturas deberías simplemente comparte un departamento en Santiago.

(Se ríe) Bueno, lo voy a considerar en serio. Te puedo decir que, si fuese a comprar un departamento en cualquier parte del mundo fuera de mi país, Chile sería definitivamente el candidato principal.

La última vez que hablamos te estabas preparando para lanzar ‘To The Bone’ (2017), que marcaba un cambio bastante radical en tu sonido hacia corrientes más accesibles ¿Cómo crees que resultó ese experimento?

Espero que haya sido exitoso. La gente pareció amar el disco, y me trajo hartas cosas buenas. Ya es mi álbum más vendido. Podría medirlo bajo esos parámetros. Pero bueno, la cosa con la música es que la única forma de saber cómo fue recibido un álbum es esperar unos 10 o 20 años ¿Sabes a lo que me refiero? Por ahora pareciera que al disco le está yendo bastante bien, amo tocar esas canciones en vivo y a la gente parece entusiasmarle mucho el material. Pero para que esas cosas realmente estén claras, creo que probablemente hay que esperar unos 10 años.

No sé cómo será percibido con respecto al resto de mi catálogo, pero yo estoy muy orgulloso de él. Lo que más me enorgullece de mi carrera es que todos los discos son diferentes, y todos tienen una razón para existir dentro de mi repertorio. ‘To The Bone’ es un buen ejemplo porque es muy distinto al álbum que vino antes, pero también es distinto a cualquier cosa que haya hecho musicalmente. Creo que es muy importante y especial. Pero bueno, el tiempo dirá.

Independiente de lo confiado que pudieses estar en el material ¿No te pasó en algún momento que dudaste acerca del giro que estabas dando?  ¿Se siente inseguro Steven Wilson en estos casos?

No, porque la verdad es que no trabajo en esos términos. Generalmente pienso de la forma opuesta. Si estoy trabajando en algo muy diferente, no me centro en ‘no sé cómo esto será recibido’, sino que pienso ‘¡Esto va a sorprender a la gente!’. Obviamente esas cosas enfadan a algunas personas, pero amo eso. Amo que algunos de mis fans antiguos se molesten conmigo. Eso significa que estoy haciendo lo correcto: Estoy evolucionando, estoy cambiando, estoy desafiando las expectativas de mi audiencia. Creo que eso es algo que un verdadero artista debe hacer. Eso es lo que Bowie hizo, eso es lo que Frank Zappa hizo, eso es lo que Neil Young y Peter Gabriel siguen haciendo.

Ese es el objetivo del artista. No hay que mirar a tus fanáticos y preguntarles qué quieren para luego darles exactamente eso. Tienes que preguntarte lo que TÚ quieres hacer y cómo te puedes empujar a evolucionar como artista. Tienes que aceptar que si estás evolucionando, vas a perder a algunos de tus fans antiguos. Quizás ganas nuevos fanáticos, pero vas a perder a algunos de los viejos. Para mí eso es emocionante, hacer algo que causará controversia entre tus fans. Si eso no sucede, probablemente no estoy haciendo las cosas bien. Sabía que ‘To The Bone’ sería un álbum así, y por eso estaba tan entusiasmado.

Le pasó similar a los Queens Of The Stone Age con ‘Villains’ (2017). Me acuerdo que Josh Homme también expresó que, si todo el mundo amaba el álbum, algo estaban haciendo mal.

Realmente creo que eso es verdad. Yo nunca he tenido un álbum realmente exitoso. O sea, nunca he hecho algo del alcance que tienen algunos de los álbumes de Queens Of The Stone Age. Nunca he tenido un disco tan grande como los de Peter Gabriel. Nunca he vendido un millón de copias ni nada por el estilo. Pero creo que, para quienes tienen discos así, debe ser muy tentador intentar repetir una fórmula. Debe haber una presión, no solo de los fans, pero de la compañía discográfica también. Gente que te dice ‘¡Sigue haciendo eso!’. Creo que es señal de que estás frente a un verdadero artista cuando no se rinden ante esa presión. Así que concuerdo absolutamente con lo que dijo Josh.

Si tocas música de guitarras, es probable que te vayas a encontrar con esa presión. Hay sectores entre los fans del rock que no son muy amigos de cambiar la fórmula.

Así es, pero es luchando contra eso que logras que la música evolucione. El ejemplo más famoso es Dylan volviéndose ‘eléctrico’ en el 65. Ahí enfureció a todos los puristas del folk que lo acusaron de vendido y declararon su carrera terminada. Ha sido casi una regla a lo largo de la historia del rock que los músicos que desafían las reglas establecidas son recibidos con rechazo y resistencia inicialmente.

Por otro lado tienes a bandas como AC/DC, que hicieron el mismo disco una y otra vez durante 40 años (se ríe) ¡Es un buen disco! Pero nadie mira a AC/DC y dice ‘que banda más innovadora’. Ellos tomaron una fórmula y la repitieron en todos sus álbumes ¡Lo que está bien! Pero no es el tipo de arte que yo quiero hacer”.

Se habla mucho de que el rock ya no es tan popular como antes, y quizás tiene que ver con los sectores más conservadores resistiendo el cambio ¿Cómo hacer a las guitarras relevantes de nuevo?

Evidentemente hay un problema actualmente con el rock, si piensas que el rock está ligado a la guitarra eléctrica… Bueno, lo está ¿No? Van de la mano. En fin, el rock ha fallado por un buen tiempo a la hora de reinventarse. Eso es un problema, porque el mundo de la cultura pop avanza muy rápido. La última vez que el rock se reinventó de una forma radical y masiva habrá sido a comienzos de los 90, con el movimiento grunge. Tú sabes, Nirvana, Pearl Jam y todos esos muchachos. Esos grupos no solo influenciaron la música, sino que también la moda y la cultura de una forma muy profunda. Eso pasó hace 25 años. Quizás la falta de reinvención es inevitable. Quizás llegamos a un punto en donde simplemente no hay cosas nuevas que hacer con la fórmula de guitarra, bajo y batería.

Si miras al mundo de la música electrónica, todavía se produce mucho software nuevo para interpretarla. Instrumentos que le permiten a la gente hacer cosas distintas con el género. Pero la tecnología de la guitarra eléctrica se ha mantenido relativamente similar durante los últimos 60 años. No es fácil crear sonidos que la gente no haya escuchado millones de veces antes.  

Lo que me sigue decepcionando es que hay mucha música de guitarras que sigue usando el mismo vocabulario musical que se ha repetido una y otra vez. Esa guitarra de metal se ha vuelto tan familiar que llegó a ser trillada, y hay muchas bandas que la siguen usando. La cosa es que la guitarra sigue ofreciendo múltiples opciones para crear texturas y sonidos que no están tan saturados. Pero hay tantos grupos que insisten en volver a ese sonido heavy metal que hemos escuchado millones de veces. Me cuesta sentirme entusiasmado por música que utiliza un vocabulario musical que ya me resulta tan familiar y, por tanto, aburrido. Creo que hay que buscar más caminos.

¿Cuál es el género musical que más te entusiasma por estos días?

Te tengo una respuesta para eso: Creo que el campo en donde se están haciendo mayores innovaciones actualmente es en el de las bandas sonoras. Ahí encuentras músicos trabajando con instrumentación clásica, pero incorporando elementos de otros géneros como la electrónica. Piensa en Max Richter (‘Black Mirror’) o Jóhann Jóhannsson, que lamentablemente acaba de fallecer. El mismo Jonny Greenwood que hace soundtracks fantásticos. O incluso Hans Zimmer y lo que hace para Christopher Nolan. Creo que usar el lenguaje musical de los compositores de a comienzos del siglo XX y combinarlo con las posibilidades infinitas de la tecnología moderna es algo verdaderamente emocionante.

¿Te podríamos ver trabajando en algo así en el futuro?

Absolutamente. Probablemente mi ambición más grande por cumplir es hacer la banda sonora de una película. He cumplido varios de mis sueños, pero eso es algo que me encantaría hacer y que todavía no he tenido la oportunidad.

¿Algún director que se te venga a la cabeza para colaborar?

Bueno, soy un gran fanático de Christopher Nolan, y también admiro mucho a este tipo que se llama Jonathan Glazer (‘Under The Skin’) ¿Pero sabes? Creo que la verdadera respuesta es que necesito encontrar a un director joven en el comienzo de su carrera y construir una relación creativa desde ahí, en donde cada uno aprenda del otro. Eso me gustaría más que nada.

 

SEGUIR LEYENDO