Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 17 de febrero de 2017

Star Wars por fin reveló lo que le pasó al odiado Jar Jar Binks

El personaje es frecuentemente citado como encarnación de todo lo que estaba mal con las precuelas de la saga.

Hay múltiples razones para fundamentar que las precuelas de La Guerra De Las Galaxias simplemente no le llegan ni a los talones a la trilogía original: Sus malas actuaciones, su diálogo risible, sus hoyos gigantescos en la trama, sus efectos digitales sintéticos, su forma casi magistral de arruinar lo que debería haber sido una de las historias de origen más fascinantes del cine.

Sin embargo, todos podemos concordar en que hay un punto en específico que hizo de La Amenaza Fantasma (y en menor medida, sus dos secuelas) una verdadera decepción: Jar Jar Binks, el insoportable alienígena con cara de pato y orejas largas que fue presuntamente creado como 'relevo cómico' y secuaz de los protagonistas pero que terminó siendo una fuente de constante irritación (y además era algo racista, pero esa es historia para otro día).

La recepción del personaje fue tan universalmente negativa que George Lucas redujo su protagonismo en las siguientes precuelas, a tal punto que apenas tiene un par de escenas fuera del Episodio I. Los fanáticos intentaron transformar a Jar Jar en una figura un tanto más pasable inventando una historia en donde el personaje era secretamente el verdadero villano de la saga, maquinando la caída de la República desde las sombras. Por supuesto, esto no es verdad, pero al menos hacía que uno de los puntos más vergonzosos de la saga fuera algo más aceptable.

Ahora, a 17 años del estreno del Episodio I, Jar Jar Binks por fin recibió el final patético y poco ceremonioso que las precuelas nunca le dieron. En un pasaje liberado del próximo libro Aftermath: Empire's End de Chuck Wendig (aceptado por Disney como parte del canon oficial de Star Wars), se revela que Jar Jar volvió a su planeta natal de Naboo tras la caída de la República, y ahora pasa sus días como un payaso que realiza trucos para los niños en la calle mientras es ignorado y evitado por todos los demás. 

Según revela el fragmento de la novela, Jar Jar se encuentra hecho un ser miserable y aislado, debido a que sus pares creen que usó su espacio en el Senado para ayudar al alza del Imperio Galáctico, pese a que el alienígena ha tratado de explicar que fue un accidente. Por eso, está condenado a deambular por las calles sin ser aceptado por nadie.

Un desenlace triste pero extrañamente merecido para un personaje que sigue siendo la mancha negra de Star Wars. De todos modos, hay algo hasta trágico en todo esto que nos hace empatizar un poco con la figura del pobre diablo. 

SEGUIR LEYENDO