Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 22 de febrero de 2019

RESEÑA | Bush en Chile: Las buenas modales primero

La agrupación inglesa deslumbró con un show intenso en el Caupolicán cargado a su mejor época.

Por Ignacio De La Maza

Fotos: Juan Pablo Quiroz

"¿Por qué estás aquí?", pregunta impaciente y claramente molesto Gavin Rossdale, el líder histórico de Bush, a un fan en la galería que no ha dejado de molestar durante el show en el Teatro Caupolicán. "¿Tienes un problema? ¿Por qué viniste?" sigue interrogando como un padre severo al que la lógica no le falla.

Y es que lo que pregunta Rossdale es la clásica interrogante que a varios de nosotros se nos ha ocurrido cuando vemos a alguien en un concierto, quizás la instancia máxima para vivir la música, haciendo lo posible para pintar el mono y, de paso, incomodando a otros que buscan vivir una buena experiencia.

El tiempo que Rossdale se da para encarar a este sujeto revela además la fortaleza más grande de lo que hizo Bush en el Caupolicán: Preocuparse de que los 5.000 asistentes eufóricos que los recibieron tengan el mejor rato posible durante la hora y 15 minutos que los ingleses estuvieron en el escenario. Si hay que resguardar las buenas modales para que esto ocurra, se hace. Y la gente lo agradeció entregando toda la energía posible durante el breve pero efectivo set.

Imagen foto_00000005

El mismo Rossdale, hablando en un casi perfecto español para alguien que no lo maneja como lengua madre, se mostró varias veces sorprendido por el amor ruidoso que el público chileno le entregó a Bush en cada segundo que estuvieron en el escenario, señalando en numerosas ocasiones que no podía creer lo que estaba viendo. Sí, es una frase cliché, pero el tipo parecía sorprendido de todos modos.

Después de todo, Bush no es un grupo que se haya mantenido en las altas esferas de la popularidad pasados los años 90s, y ver a 5.000 personas coreando cada palabra no deja de ser impresionante. La banda retribuyó el cariño del público con un set aplanador, en donde cada uno de sus integrantes parecía tocar cada nota con la mayor fuerza posible.

Imagen foto_00000001

Rossdale, en particular, recordó por qué es uno de los mejores frontman de su época, saltando como endemoniado, llamando a coros masivos e incluso protagonizando un épico momento en donde cantó 'Little Things' desde una galería llena de fans devotos que lo manoseaban a más no poder.

El setlist estuvo fuertemente inclinado a su debut 'Sixteen Stone', pero joyas posteriores como 'The People That We Love' y la infaltable 'Swallowed' recordaron que Bush es más que solo su primer trabajo. 

Hay conciertos en donde la simbiosis entre público y banda es tal que pareciera que el show lo armamos entre todos, y Bush en el Caupolicán fue la representación de ese hermoso fenómeno. Un retorno demoledor.

Imagen foto_00000004

SEGUIR LEYENDO