Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 22 de septiembre de 2017

RECOMENDADO SONAR | Películas y discos para este fin de semana (22 al 24 de septiembre)

Incluyendo el extravagante regreso de Darren Aronofsky y un álbum inesperadamente disfrutable.

Por Ignacio De La Maza

La semana pasada los decidimos dejar en paz con las recomendaciones: No íbamos a sugerirles que se quedaran viendo películas y series cuando habían fondas a la vuelta de la esquina. Sin embargo, algo tiene que salvaros de la depresión post-18, y por fortuna la cultura pop está aquí para hacer valer nuestro precioso tiempo:

En el cine:

¡Madre!

Imagen foto_00000003

“Está lleno de espiritualidad maligna. Es un disco genuinamente obsceno, definitivamente el disco ‘cristiano’ más perverso que haya escuchado”. Eso dijo Nick Cave sobre ‘Slow Train Coming’ de Bob Dylan en entrevista con Mojo en 1997, aunque si reemplazas todas las referencias a ‘disco’ en esa oración por ‘película’,  podría describiendo a la perfección ‘¡Madre!’ la nueva película de Darren Aronofsky. Ciertamente se trata de una de las películas religiosas más deliciosamente perversas que se hayan puesto en pantalla, una reflexión sobre la divinidad y su relación tóxica con su propia creación convertida en una pieza de horror doméstico que desafía a la audiencia de forma tan ambiciosa como grotesca, demostrando niveles dignos de Sam Raimi para obtener humor negro a través del sufrimiento y la crueldad.

Mientras menos sepas de la película antes de verla mejor, pero no hay daño en revelar que ‘¡Madre!’ encuentra a uno de los directores más talentosos de su generación operando con un nivel de bravura tan brutal y asegurado que hace que ‘Requiem Por Un Sueño’ se vea como los dibujos animados del domingo en la mañana. Jennifer Lawrence, demostrando nuevos niveles de fragilidad y desolación, hace de una joven mujer cuya vida se ve perturbada luego de que su marido (Javier Bardem, en su mejor rol desde ‘No Country For Old Men’) un poeta con bloqueo creativo, acepta la llegada de extraños a su casa sin consultar con su pareja.

La parábola religiosa de Arronofsky, como todas sus películas, no será para todos. En Estados Unidos surgieron reportes de personas abandonando la sala en mitad de la función. Sin embargo, dejarte llevar por la parábola religiosa perversa de ‘¡Madre!’ será sin duda alguna una de las experiencias cinematográficas más únicas de este año. Por esta clase de piezas es que existe el cine.

En Netflix:

Evil Dead

Imagen foto_00000002

 

Hablando de Sam Raimi, hay secuencias de ‘¡Madre!’ que me recordaron inesperadamente a ‘Evil Dead’. No el remake que estoy a punto de recomendar, sino que la trilogía original de Raimi, quizás la mejor saga de horror de todos los tiempos. Ahí, Raimi encontraba frecuentemente formas de transformar situaciones de sufrimiento que muchos considerarían de mal gusto en una fuente atípica de humor, haciendo a la audiencia reírse incómodamente de la brutalidad en pantalla.

El remake de la cinta original que el uruguayo Fede Álvarez despachó en el 2013  (producido por Raimi) pierde de cierta forma el macabro sentido del humor de su inspiración, pero mantiene vivo el espíritu de Evil Dead al presentar una experiencia ridículamente brutal que apenas da respiro en su hora y media de duración. La historia es la de siempre: Un grupo de amigos llega a una cabaña en medio del bosque (ahora con intenciones más nobles: Ayudar a una amiga a dejar las drogas) y cometen la estúpida decisión de leer en voz alta un libro que claramente conjurará los poderes del infierno, los que desatan una cantidad idiota de sangre y desmembramiento.

 Podría ser simplemente un ejercicio en crueldad, pero Álvarez es un director talentoso y encuentra nuevas formas de convertir la violencia explícita de Evil Dead en algo ridículamente disfrutable. El humor no es tan ingenioso como cuando Bruce Campbell luchaba contra las fuerzas del mal, pero hay algo en la extremidad de la cinta que es imposible de no admirar.

En Spotify

The Killers – Wonderful, Wonderful

Imagen foto_00000001

Cada día me convenzo más de que, en vez de ser nuestros Duran Duran, The Killers son nuestros Def Leppard: Una banda frecuentemente ninguneada en su época por el exceso de su propuesta sonora y su falta de profundidad. Sin embargo, al igual que los grandes del glam metal de antaño, The Killers puede despachar rock realmente divertido cuando se lo proponen, ese que te hace mover los pies y te deja con una sonrisa en el rostro. ‘Wonderful, Wonderful’ no es el mejor trabajo de la banda de Las Vegas y, a diferencia de otros discos que nos gusta recomendar en esta sección, no es un álbum particularmente sólido.

Sin embargo, en sus momentos más inspirados, hace lo que The Killers sabe hacer mejor: Canciones pegajosas con coros masivos y ritmos irresistibles. Ningún tema aquí se acerca a la grandilocuencia brillante de singles como ‘Mr. Brightside’ o ‘When You Were Young’, pero hay algo en el compromiso de Flowers y su tropa (la cual perdió dos miembros desde la grabación del álbum) por hacer la música más explosiva posible que es encantador. Flowers podrá tener la ambición de ser Bruce Springsteen, pero es mucho más efectivo cuando canaliza a Robert Palmer o al Bono de 1997, y aquí hay suficiente de eso como para hacer de ‘Wonderful, Wonderful’ un álbum inesperadamente disfrutable.

SEGUIR LEYENDO