Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Martes 8 de septiembre de 2015

RECOMENDADO SONAR | 10 secuelas del cine tan buenas como la primera parte

Un breve repaso a las mejores segundas partes en la historia del cine.

Por Ignacio De La Maza

Es difícil culpar a Hollywood por su obsesión con las secuelas ¿Para que arriesgarse con nuevas historias cuando puedes simplemente sacarle un poco más de provecho a una licencia probada? 

La norma dicta que las secuelas en el cine nunca son tan buenas como las originales, pero la realidad pone en duda esta afirmación. Sí, puede que la mayoría de las segundas partes sean ejercicios en satisfacción reducida, pero eso no quita que a veces una secuela puede ser una oportunidad para expandir la historia y la ambición. Aquí te recomendamos 10 clásicas:

El Imperio Contraataca

Imagen foto_00000005

La primera Star Wars es una introducción inolvidable y efectiva al universo creado por George Lucas, pero El Imperio Contraataca es su versión definitiva. Más oscura e intensa que su antecesora, la secuela le da vida y resonancia emocional al viaje de Luke Skywalker, Han Solo y la Princesa Leia, revelando los sacrificios que tendrán que realizar si desean derrotar a Darth Vader y traer paz a la Galaxia. También cuenta con cierta revelación que es probablemente el giro dramático más icónico en la historia del cine.

Batman: El Caballero De La Noche

 Imagen foto_00000037

Tomando la fórmula de El Imperio Contraataca, Christopher Nolan aumentó la cantidad de cosas en juego en su segunda entrega de Batman. Si Batman Inicia mostraba al Hombre Murciélago aprendiendo a ser el héroe que su ciudad necesitaba, El Caballero De La Noche lo muestra enfrentando las consecuencias de sus actos en la forma del Guasón, la antítesis de todo lo que Batman representa. Elevada por la legendaria actuación de Heath Ledger como el villano, El Caballero De La Noche trascendió la categoría de ‘películas de superhéroes’ y se convirtió en una reflexión sobre la maldad, la justicia y el progresivo ascenso de la violencia.

El Padrino II

Imagen foto_00000001

Hay personas que argumentarán hasta la muerte que El Padrino es mejor que cualquiera de sus secuelas, y están en todo su derecho. Sin embargo, nosotros nos quedamos con la segunda parte, que pone en paralelo la consolidación criminal de Michael Corleone (Al Pacino) junto con la historia de su padre Vito (Robert De Niro, reemplazando a Marlon Brando en los extensos flashbacks a la vida del patriarca Corleone, haciendo que El Padrino II sea tanto precuela como secuela) contrastando el viaje de cada uno dentro del mundo del crimen. Si De Niro le da al patriarca Corleone un aura empática y hasta justa, Pacino entrega la mejor actuación de su carrera como un hombre que lentamente se convierte en un monstruo, y peor, descubre que le gusta.  

Toy Story 2

 Imagen foto_00000043

Todas las Toy Story son experiencias emocionales, pero la tercera entrega es casi agotadora en su intensidad. Para ser una película de juguetes parlantes, la cinta tiene harto en su cabeza: El fin de la niñez, despegarse del pasado, la pérdida del amor, y una avalancha de otras temáticas que hacen que la historia de Woody, Buzz y todos los juguetes de Andy concluya de manera dolorosa pero llena de esperanza. Pixar anunció una nueva secuela, pero preferiríamos que Toy Story quedara como el extraño caso de una trilogía que se puso mejor con cada entrega.

Terminator 2

Imagen foto_00000002

En su corazón, la primera Terminator era una cinta de horror: Un asesino imparable que destrozaba todo a su paso con tal de llegar a su objetivo. Por su parte, la secuela es un drama familiar disfrazado de película de acción, centrándose en una madre e hijo (y su padre/robot protector) lidiando con la presión de ser la última esperanza de la humanidad ante el inminente levantamiento de las máquinas. Arnold Schwarzenegger jamás ha estado mejor que en esta encarnación del Terminator, mientras que James Cameron logra el difícil equilibrio entre emoción, escenas intensas y efectos especiales de última categoría.

X-Men 2

Imagen foto_00000003

X-Men siempre ha sido una parábola sobre los peligros del racismo y la xenofobia exacerbada, y eso nunca ha sido más claro que en la segunda película, cuando los mutantes se unen en contra de un coronel del ejército empeñado en asesinar a todos y cada uno de ellos. No muchas películas de superhéroes incluyen en su planilla temas como la discriminación a las minorías y el genocidio, pero X-Men 2 lo hace sin perder el encanto propio de su inspiración en los cómics.

El Señor De Los Anillos: Las Dos Torres

Imagen foto_00000038

La segunda parte de la trilogía de Peter Jackson sufre un poco el síndrome del capítulo medio, en el sentido de que tiene que poner rápidamente al día con respecto a los eventos anteriores y además dejar la mesa puesta para lo que viene después. Sin embargo, al igual que el libro, Jackson abre el universo de la Tierra Media en la película, separando a los protagonistas en 3 bloques, introduciendo una avalancha de nuevos personajes y dándole a la historia un sentido mucho más épico que concluye con la batalla de Helm’s Deep, una de las más impresionantes que se hayan mostrado en la pantalla grande.

Aliens

 Imagen foto_00000040

James Cameron aparece dos veces en esta lista (ver Terminator 2) y se lo ganó. Al igual que con El Padrino y El Padrino 2, los fanáticos se dividen entre los que creen que Aliens es una película superior a su predecesora o que la original es insuperable. Uno puede argumentar a favor de ambos puntos, pero es difícil no reconocer que Aliens (o Alien 2) le inyecta esteroides a la franquicia: La acción es más es más intensa y la violencia es más explícita, pero la tensión del clásico de Ridley Scott se mantiene. Alien era una casa embrujada; Aliens es la mejor fábrica de fuegos artificiales.   

Volver Al Futuro 2

Imagen foto_00000039

Como humanidad deberíamos apreciar más el pequeño milagro de que ninguna película de 'Volver Al Futuro' sea mala (la 3 es harto peor que las primeras dos, pero de todos modos es sólida). En el caso de la segunda parte, algunos la consideran hasta mejor que la primera: Una aventura imaginativa y ambiciosa que se atreve a imaginar un futuro desquiciado que se vuelve más fascinante a medida que te das cuenta todo lo que predijo (los Chicago Cubs sí ganaron la serie mundial y Biff Tannen básicamente es presidente de los Estados Unidos el día de hoy). Quizás el mayor triunfo de la película de Robert Zemeckis es que nunca deja de ser emocionante y divertida.

Mad Max 2: The Road Warrior

 Imagen foto_00000041

Si bien la primera 'Mad Max' ya es una obra maestra, es en la secuela que la fantástica saga de George Miller se gradúa como una de las mejores en la historia del cine. 'The Road Warrior' es casi un género en sí, un western distópico en un mundo post-apocalíptico gobernado por sadomasoquistas y punks, un sentido estético que sería imitado en años posteriores hasta el cansancio pero nunca con la creatividad o el gusto de Miller. Las escenas de acción son de las mejores que jamás se hayan filmado, y cada personaje podría ser protagonista de su propia película. 

SEGUIR LEYENDO