Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 24 de enero de 2019

RANKING | Todos los discos de Interpol, del peor al mejor

De cara a su show en Lollapalooza Chile: La sólida carrera de la banda neoyorkina ordenada bajo los ojos de Sonar.

Por Ignacio De La Maza

La historia indica que Interpol no debería seguir aquí. Después de todo, la mayoría de sus contemporáneos no lo están: The Strokes solo toca cuando quieren, los Yeah Yeah Yeahs no sacan nada nuevo hace 6 años, The Walkmen se encuentra en 'receso indefinido', e incluso titanes como The Killers se mantienen activos sin la mitad de sus miembros históricos.

De alguna manera, Paul Banks, Daniel Kessler y Sam Fogarino no solo siguen con vida, sino que han logrado desafiar expectativas y mantenerse relevantes con álbumes que le sacan provecho a sus tendencias oscuras y elegantes.

No es como que Interpol sea la banda extremadamente urgente y rupturista que era en el 2002, pero en pleno 2019 justifican su existencia como pocos de los que surgieron junto a ellos.

Ahora vuelven a Lollapalooza Chile a presentar 'Marauder', su fantástico último álbum, y a recordarnos que pocos son capaces de conjurar el hechizo que Interpol despliega sobre su audiencia de feligreses. Celebrando su retorno, ordenamos todos sus álbumes del peor al mejor (ranking subjetivo, sí, pero para eso nos pagan):

Interpol (2010)

La crítica frecuente (e injusta) de los detractores de Interpol es que la banda suena aburrida, pero en ningún álbum el conjunto ha parecido estar más cansado de sí mismo que en su trabajo homónimo. Luego de que 'Our Love To Admire' fallara en convertirlos en megaestrellas internacionales, las composiciones de Interpol se volvieron radicalmente insulares, a tal punto que es difícil apreciarlas desde afuera. Un claro intento de recuperar la atmósfera de su debut, 'Interpol' falla a la hora de privilegiar textura por sobre melodías, resultando en un disco que suena más a una parodia de Interpol que a una verdadera declaración artística. No es de extrañar que el histórico bajista Carlos D haya abandonado la banda durante las sesiones de grabación.

Our Love To Admire (2007)

En el brillante libro 'Meet Me In The Bathroom', todos los miembros de Interpol coinciden en que 'Our Love To Admire' fue un intento fallido de llevar a la banda al siguiente nivel de estrellato. El sonido es más limpio, los coros son más grandes y el tracklist incluye algunos de sus más evidentes intentos de hits ('The Heinrich Maneuver', 'No I In Threesome'). Si bien las canciones son buenas, es inevitable sentir que Interpol pierde algo en sus concesiones con el sello Capitol. Sólido trabajo, pero menos particular que el resto de la discografía de una banda que es más extraña de lo que se les da crédito.

Marauder (2018)

Para todos aquellos que acusan a Interpol de no tener muchos trucos bajo la manga, 'Marauder' es un álbum sorpresivo. Nunca Paul Banks y compañía han sonado tan agresivos, desordenados y frenéticos como en su más reciente trabajo, en donde el productor Dave Fridmann (The Flaming Lips, Sleater-Kinney, MGMT) sube al máximo los niveles de feedback en la mezcla, haciendo que cada instrumento suene como en permanente explosión. Lamentablemente, esta técnica le quita algo de sutileza y detalle a las canciones, pero se compensa con una urgencia propulsiva que demuestra que Interpol sigue siendo una banda con ideas fascinantes en la cabeza.

El Pintor (2014)

La comparación es odiosa, pero cuando Carlos D abandonó a Interpol, fue como cuando Peter Hook abandonó a New Order: Los fans no pudieron evitar preguntarse cómo sonaría la banda sin el bajista que le dio forma e identidad a su sonida. Bueno, resulta que Paul Banks es un sólido bajista también, y 'El Pintor' fue el mejor álbum de Interpol desde sus primeros 2 clásicos. Básicamente su triunfo es lograr lo que el álbum homónimo no pudo hacer: Recuperar la atmósfera siniestra de sus primeras composiciones, pero marcando el subvalorado sentido de melodía y excentricidad que marcan las mejores canciones de Interpol. Además, 'All The Rage Back Home' es uno de los mejores singles que la banda haya producido.

Antics (2004)

Sufriendo un destino similar a contemporáneos como The Strokes, Franz Ferdinand y los Yeah Yeah Yeahs, el segundo álbum de Interpol solo sufre porque no es tan bueno como el primero. Sí, es un tanto menos enigmático, pero Antics tiene algunas de las composiciones más ambiciosas de la banda, incluyendo el funk siniestro de 'Narc', la explosiva 'Not Even Jail' y el inescapable coro de 'Slow Hands'. En canciones como 'Evil', Banks y compañía demuestran ser verdaderos expertos en la tradición romántica y decadente del post-punk, y la producción cristalina de Peter Katis resalta la riqueza en detalles que su música puede contener. Un disco esencial del rock de los 2000s.

Turn On The Bright Lights (2002)

A 18 años de su lanzamiento ¿Merece 'Turn On The Bright Lights' el aplanador hype que recibió en el 2002? Sí, obvio que sí. El debut de Interpol es uno de los mejores trabajos de este siglo, el sonido de una banda que surgió absolutamente formada y con claras ideas de lo que quería representar. No es de extrañar que la paranoia cocainómana que informa a cada una de estas canciones haya sido tomado como una declaración definitiva del mundo post 9/11 (pese a que las Torres Gemelas cayeron cuando la mayoría del álbum ya estaba grabado). Después de todo, pocos discos de la escena neoyorkina de a comienzos de la década pasada suenan de forma más seductoramente siniestra, opresiva y misteriosa que 'Turn On The Bright Lights'. Las comparaciones con Joy Division demostraron ser algo ridículas (hay bandas que sonaron mucho más parecidas al grupo de Ian Curtis en años posteriores): Las letras de decadencia urbana de Paul Banks, las guitarras afiladas de Daniel Kessler, el bajo melódico de Carlos D y la batería metronómica de Sam Fogarino resultaron en su propia bestia, un sonido que marcó a numerosos grupos posteriores y que sigue sonando fresco, perturbador y único a casi 2 décadas. Simplemente fundamental.

SEGUIR LEYENDO