Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 23 de enero de 2019

Muerte de un clásico: La triste razón por la que ya no ves a jóvenes en películas con posters de bandas en su pieza

Una de las expresiones más comunes de adolescencia es cada vez más difícil de ver en el cine.

Si creciste durante los últimos 40 años y amas la música, de seguro colgaste algunos posters de tu bandas favoritas en las paredes de tu habitación. Era una práctica común e imposiblemente adolescente para hacer que tu espacio personal representara tus gustos y tu identidad. Era un rito de juventud y de formación, e incluso los grandes héroes de la música hicieron lo mismo en algún momento.

La costumbre es tan imperante dentro de la cultura juvenil que incluso se ha trasladado al mundo del cine para representar los espacios que los adolescentes arman para sí. Sin embargo, es cada vez menos frecuente ver este tipo de representaciones ¿Es que está pasando de moda?

No es tan así. De hecho, la aparición de 'posters' en películas ha disminuido de forma considerable porque aparentemente son una pesadilla en términos de derechos de autor.

En una entrevista con Broadly, la diseñadora de producción Sharon Lomofsky ('La Purga', 'Triunfos Robados') aseguró que hoy en día es tan difícil y costoso conseguir los permisos correspondientes para mostrar la imagen de un músico en una cinta que los diseñadores evitan a toda costa usar afiches. 

Lomofsky recordó que, durante su trabajo en 'Triunfos Robados', el personaje del músico Cliff debía tener su pieza empapelada en posters, pero esto no fue posible debido a la millonaria cifra en derechos de autor que se debía pagar, sin mencionar el tener que contar con la aprobación de cada músico: "En algún momento tuvimos que llamar a Elvis Costello y decirle '¿Quieres aparecer en una película sobre porristas?'".

La diseñadora agregó que: "Ya nadie se molesta en conseguirse los derechos, porque es demasiado costoso. Es triste, porque terminas perdiendo textura y sabor en todo".

El artículo procede a explicar cómo los diseñadores de producción se encuentran con cada vez más problemas para representar piezas de adolescentes de forma creíble, precisamente porque no puede haber ninguna referencia a cultura pop que no esté pagada. Mala cosa.

 

SEGUIR LEYENDO
Tags: cine