Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 2 de junio de 2017

Mike McCready contó conmovedor relato de cómo Chris Cornell integró a Eddie Vedder a Seattle

El hombre de Temple Of The Dog y Soundgarden ayudó a su amigo de San Diego a acomodarse a cerrada escena grunge.

Gran parte de la escena de Seattle que comenzó a formarse a finales de los 80 puede rastrearse al proyecto de Temple Of The Dog (1990). Después de todo, la banda estaba conformada por miembros de Soundgarden y unos aún no conformados Pearl Jam. Toda la colaboración estaba inspirada en Andrew Wood de Mother Love Bone, una de las bandas más respetadas de Seattle, y todos los integrantes de Temple Of The Dog estaban ad portas de convertirse en referentes con la explosión del grunge.

Entre ellos figuraba un joven Eddie Vedder, que junto al guitarrista Mike McCready eran los únicos dentro de Temple Of The Dog que no habían pertenecido ni a Soundgarden ni a Mother Love Bone. Sin embargo, como recordó McCready en una reciente entrevista con KEXP, él al menos era de Seattle, lo que hizo que su presencia fuera más aceptada por otros músicos y artistas que la de Vedder, un joven de San Diego que solo se encontraba en la ciudad porque había volado para audicionar para la nueva banda que McCready estaba armando con Jeff Ament y Stone Gossard. Está de más decir que esa banda era Pearl Jam.

Según recordó el guitarrista al ver una foto de su recientemente fallecido amigo Chris Cornell en una sesión de preguntas y respuestas, fue éste el que ayudó a Vedder a convertirse en una figura aceptada por el grunge: "Chris fue muy cool con Ed y conmigo. Cuando Ed llegó aquí, hubo mucho rechazo. Era este tipo de San Diego, y la gente era una mierda con él. Eso me enojaba mucho. Chris no era así, él le abrió los brazos, lo invitaba cervezas e iban a escalar juntos".

McCready siguió recordando que: "A mí también me ayudó, pero yo era de aquí. Él fue el que hizo que Ed se soltara y lo metió en toda esta escena, algo que no tendría por qué haber hecho. A cambio, podría haber dicho 'soy el puto Chris Cornell. Soy el hombre", pero nunca fue así. Siempre fue muy acomodador y amable con nosotros. Lo amo y lo extraño mucho".

Otro testimonio más del carácter que convirtió a Cornell en un ídolo difícil de olvidar. También lo extrañamos mucho.

SEGUIR LEYENDO