Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Martes 31 de octubre de 2017

MES DEL HORROR SONAR | Película del FINAL: 'Halloween'

Reservamos lo mejor para el final.

Por Ignacio De La Maza

Tras décadas siendo ninguneadas como 'cine B', el horror en el cine ha ido encontrando un nuevo respeto, con una cresciente consicencia por parte tanto de realizadores como fanáticos que las películas de género, y en particular el terror, pueden ser producciones con tantas ideas y ambición como películas de 'prestigio'.

Lo cierto es que el horror siempre ha sido una de las aristas más fascinantes de la ficción, una posibilidad de enfrentarnos a algunos de nuestros temores más profundos y humanos. Celebrando la llegada de octubre, un mes generalmente asociado a la Noche de Brujas, en Sonar FM estaremos recomendándoles una película de terror todos los días hábiles del mes. Algunas serán obras maestras, otras simplemente entretenidas, otras al menos interesantes, pero todas tendrán algo que nos hace creer que vale la pena ver ya seas fanático del género o no.

'Halloween' (1978)

Director: John Carpenter

Imagen foto_00000001

Dejemos algo en claro de inmediato: John Carpenter es el mejor. En serio. Cuesta pensar en un director que haya hecho más por el cine de género que la mente maestra detrás de clásicos indiscutidos como 'Assault on Precinct 13' (1976), 'Escape From New York' , 'The Thing' , 'Starman' , 'Big Trouble In Little China  y 'They Live'. Incluso esfuerzos considerados como 'menores' dentro del catálogo de Carpenter, como 'The Fog', 'Christine', 'Prince Of Darkness' e 'In The Mouth Of Madness' son películas fascinantes de por sí, todas demostrando una habilidad sobrehumana para canalizar el lenguaje del 'cine B' en películas llenas de imaginación, tensión y habilidad técnica.

Carpenter nunca ha sido el cineasta más preocupado con subtextos o metáforas: Sus películas son triunfos de sensaciones viscerales y una construcción de atmósfera implecable (pocos artistas del cine han provocado momentos tan infartantes como Carpenter a base de recursos simples como soundtracks minimalistas y uso de espacio vacío en sus encuadres), todo contribuyendo a una sensación alienígena de peligro en cada segundo. Sin embargo, su 'Halloween' está a otro nivel, incluso comparándola con el resto de su filmografía. Es quizás la mejor película de terror de todos los tiempos y el momento en que Carpenter empezó a operar a toda máquina, de paso cambiando el género del horror para siempre.

Parte del poder que mantiene 'Halloween' hasta el día de hoy es su siniestra simpleza. Reducida a sus elementos más básicos, la premisa de 'Halloween' es quizás uno de los conceptos más básicos del cine de horror: Un asesino psicótico escapa de un manicomio y llega a masacrar a los jóvenes de una pequeña comunidad suburbana. Sin embargo, Carpenter elevó ese material a una de las obras maestras más reconocidas del género. 

Quizás uno de los mejores trucos de Carpenter es subvertir los códigos del horror de formas sutiles pero profundas: Buena parte de la película transcurre a plena luz del día, deconstruyendo la falsa sensación de seguridad del suburbio habitado por Laurie (una debutante Jamie Lee Curtis) y sus amigas. Cuando el director quiere infartar al público, no lo hace con sustos repentinos, sino que usando el conocimiento de la audiencia en su contra: Myers generalmente es apreciado a kilómetros de distancia, acercándose lenta y metódicamente a víctimas que no parecen notar su presencia. Es la clásica película que te mantiene gritándole a la pantalla para que los personajes miren hacia atrás de una buena vez. 

Incluso las mejores demostraciones de bravura estilística no serían suficientes para hacer de 'Halloween' algo especial si Carpenter no hubiese creado a Michael Myers, uno de los villanos más grandes en la historia del cine. Lo que hace tan espeluznante al asesino no es su brutalidad ('Halloween' tiene mucha menos sangre y gore de lo que probablemente recuerdan, con Carpenter aprovechando sombras cuidadosamente colocadas para esconder buena parte de la violencia), sino que el guión se rehúsa a naturalizarlo. Al comienzo de la película, su psiquiatra Sam Loomis (el legendario Donald Pleasence, deliciosamente kitsch como uno de los mejores personajes del cine) describe a Myers como 'pura maldad', y la maldad no obedece lógica ni razón. Myers no es un asesino; es una fuerza de la naturaleza.

Ese fue quizás el principal error de todas las secuelas de 'Halloween' y los bien intencionados pero mediocres remakes de Rob Zombie. Con cada nueva entrega, cineastas intentaron darle motivación, origen y racionalidad al actuar de Myers, tratando de humanizar a un personaje cuyo poder radica en la incapacidad de comprenderlo. Bajo la visión de Carpenter, Michael Myers es la muerte encarnada como un ser de maldad inconcebible: No puedes vencer a la muerte, no puedes negociar con la muerte, no puedes detener a la muerte y no puedes escapar de la muerte. Eventualmente te encontrará, y ahí no habrá nada que podrás hacer. En ese sentido, 'Halloween' es probablemente la película más filosófica del director.

El éxito de 'Halloween', que con un presupuesto de 300.000 dólares recaudó más de 40 millones de dólares, cambió la cara del horror cinematográfico para siempre. Solo un par de años después, 'Viernes 13' se subiría al carro de la victoria con su propio asesino enmascarado e implacable, mientras que Wes Craven le daría un giro ingenioso con 'Pesadilla En La Calle Elm' y su memorable Freddy Krueger, quizás el único villano del subgénero 'slasher' que realmente le puede hacer peso a Michael Myers.

Carpenter inició una revolución y de paso demostró que una película de terror puede ser más que eso. 'Halloween' es una cinta sobre la naturaleza aleatoria de la violencia y la fragilidad del ser humano frente a fuerzas que no puede comprender. Confrontarnos con esa clase de miedos profundos y cotidianos es la razón por la que vemos cintas de horror. Y esta es quizás la mejor de todas. 

PD: Gracias a todos los que se tomaron la molestia de leer estas columnas. El cine de horror es una expresión artística realmente poderosa cuando se hace con cariño, y vale la pena tomárselo en serio. 

SEGUIR LEYENDO
Tags: cine