Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 13 de octubre de 2017

MES DEL HORROR SONAR | Película del Día: 'Viernes 13'

En este viernes 13, es hora de revisitar la 'Viernes 13' original.

Por Ignacio De La Maza

Tras décadas siendo ninguneadas como 'cine B', el horror en el cine ha ido encontrando un nuevo respeto, con una cresciente consicencia por parte tanto de realizadores como fanáticos que las películas de género, y en particular el terror, pueden ser producciones con tantas ideas y ambición como películas de 'prestigio'.

Lo cierto es que el horror siempre ha sido una de las aristas más fascinantes de la ficción, una posibilidad de enfrentarnos a algunos de nuestros temores más profundos y humanos. Celebrando la llegada de octubre, un mes generalmente asociado a la Noche de Brujas, en Sonar FM estaremos recomendándoles una película de terror todos los días hábiles del mes. Algunas serán obras maestras, otras simplemente entretenidas, otras al menos interesantes, pero todas tendrán algo que nos hace creer que vale la pena ver ya seas fanático del género o no.

'Viernes 13' (1980)

Director: Sean S. Cunningham

Imagen foto_00000001

Admito que la principal razón para incluir 'Viernes 13' en estas columnas es que, bueno, es viernes 13. Sin embargo, también nos da la oportunidad de hablar de una película que probablemente es bastante distinta a lo que muchos recuerdan. 

'Viernes 13', que en Chile se conoció durante mucho tiempo como 'Martes 13' (desatando toda clase de confusiones espacio-temporales) es probablemente una de las películas de horror más influyentes de todos los tiempos, inspirando además una de las franquicias más reconocibles del género. Básicamente el director Sean Cunningham y sus colaboradores dieron un golpe maestro al aplicar una simple idea: ¿Cómo se vería 'Halloween' de John Carpenter en esteroides?

La historia puede parecer un cliché a estas alturas, pero en 1980 seguía teniendo frescura: Un grupo de jóvenes promiscuos llegan como consejeros de un reabierto campamento de verano en donde hace años ocurrió una misteriosa tragedia. Eventualmente, un asesino anónimo comienza a masacrar a cada uno de ellos, desatando litros y litros de sangre, mientras los sobrevivientes intentan desesperadamente entender qué carajo está pasando.

En su época, 'Viernes 13' fue absolutamente destrozada por la crítica, pese a convertirse un éxito de taquilla. La prensa de la era se vio disgustada por la violencia explícita en pantalla y por los odiables protagonistas que básicamente te hacen alentar al imparable asesino. Sin embargo, lo que grandes analistas del cine como Roger Ebert no entendieron en su época es que la cinta usa la medalla de 'Cine B' con orgullo, entregándose absolutamente al carácter perversamente grotesco de sus muertes (pocas películas han sido más creativas a la hora de inventar formas de asesinar a sus personajes) y a la brutalidad de su ejecución con eficiencia y hasta sentido del humor (como la mayoría de los slashers de la época, 'Viernes 13' puede ser vista como una comedia negra más que como una película de terror).

'Viernes 13' no es una película profunda y no pretende serlo: Es cine de género en su expresión más superficial, pero eso es lo que la hace tan disfrutable. Podría argumentar que su importancia va más por su legado, introduciendo a uno de los asesinos enmascarados más icónicos de la pantalla grande, pero he aquí la cosa (SPOILERS): Jason Voorhees no es el asesino misterioso de 'Viernes 13'. De hecho, Voorhees no aparece más allá de flashbacks y alucinaciones. Quien es responsable de la masacre en de los jóvenes desamparados es su madre, Pamela Voorhees, quien tiene un odio psicótico por la juventud desde que su hijo Jason se ahogó en 1957 por la negligencia de dos consejeros del campamento.

No fue hasta la secuela que Jason asumió el rol de antagonista, y de hecho, fue recién en la tercera entrega que se puso icónica máscara de Hockey. De todos modos, sin su presencia directa, la primera 'Viernes 13' es a mi gusto la mejor de la saga. El resto de la franquicia rápidamente se volvería repetitiva y predescible, o simplemente ridícula en un sentido difícil de disfrutar (¡Hola 'Jason X'), pero la primera entrega sigue siendo un ejemplo perversamente encantador del slasher en toda su gloria. La mayoría de las cintas del género seguirían su ejemplo en los años posteriores. 

SEGUIR LEYENDO
Tags: cine