Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Martes 10 de octubre de 2017

MES DEL HORROR SONAR | Película del Día: 'The Descent'

Un clásico moderno del horror británico.

Por Ignacio De La Maza

Tras décadas siendo ninguneadas como 'cine B', el horror en el cine ha ido encontrando un nuevo respeto, con una cresciente consicencia por parte tanto de realizadores como fanáticos que las películas de género, y en particular el terror, pueden ser producciones con tantas ideas y ambición como películas de 'prestigio'.

Lo cierto es que el horror siempre ha sido una de las aristas más fascinantes de la ficción, una posibilidad de enfrentarnos a algunos de nuestros temores más profundos y humanos. Celebrando la llegada de octubre, un mes generalmente asociado a la Noche de Brujas, en Sonar FM estaremos recomendándoles una película de terror todos los días hábiles del mes. Algunas serán obras maestras, otras simplemente entretenidas, otras al menos interesantes, pero todas tendrán algo que nos hace creer que vale la pena ver ya seas fanático del género o no.

'The Descent' (2005)

Director: Neil Marshall

Imagen foto_00000001

Hay películas de terror que buscan despertar tus temores más primitivos, aquellos pensamientos escalofriantes que tienes encerrados en un lugar recóndito de tu cabeza porque caerías presa del pánico existencial si los dejaras sueltos en tu día a día. Por otro lado, también hay películas de terror que se contentan con hacerte saltar del asiento y provocarte un cuasi infarto con sustos repentinos, y eso está bien. Lo lindo de 'The Descent' es que representa un poco de ambas.

La película es brutalmente efectiva a la hora de provocarte shocks breves y viscerales, y aún así es eficiente con su tiempo presentando una serie de conflictos dramáticos antes de que la sangre empiece a fluir (y vaya que fluye). La historia es la siguiente: A un año de haber perdido a su esposo e hija en un accidente de tránsito, una mujer todavía en luto accede acompañar a sus amigas de la vida en un viaje de aventuras, en donde pretenden hacer exploración de una cueva en los Apalaches. Por supuesto, las cosas no salen como planeado y las 7 mujeres terminan atrapadas sin posibilidad de rescate a kilómetros bajo tierra. Pronto viejos rencores y traumas empiezan a surgir entre las sobrevivientes, quienes ven su dinámica de grupo desmoronarse ante la presión de buscar una salida. Ah, eventualmente son perseguidas por una tribu de monstruos caníbales subterráneos, como si no tuvieran suficientes problemas.

Neil Marshall, quien más tarde dirigiría algunos de los episodios más alucinantes de Game Of Thrones ('Blackwater' y 'The Watchers In The Wall'), es algo torpe con la secuencia inicial de la película: El accidente de tránsito que arruina la vida de la protagonista es tan ridículo que parece sacado directamente de 'Destino Final', mientras que algunos de los sustos iniciales son realmente baratos (murciélagos saliendo de la nada, personajes sorprendiendo a otros). Sin embargo, su sentido del ritmo es impecable, y una vez que nuestras 'heroínas' están atrapadas, el manejo de Marshall en espacios cerrados es agobiante y claustrofóbico, utilizando la oscuridad y la iluminación limitada para sugerir un ambiente de opresión física y mental.

Uno de los aspectos que hace de 'The Descent' una película de horror tan efectiva es que se siente como una cinta del género incluso antes de que los monstruos lleguen a desmembrar a las protagonistas. Si bien Marshall no está interesado en caracterización profunda en la mayoría de los personajes, si consigue tensión del lento descenso (jeje) en la desesperación de las mujeres al centro de la historia, incluyendo un conflicto pasado no resuelto que resultará ser determinante. Cuando las criaturas finalmente aparecen, cuando la cinta ya lleva casi una hora de desarrollo, el caos que desatan se siente casi como una progresión natural de lo que vino antes.

'The Descent' tiene su buena dosis de vísceras, sangre e imágenes verdaderamente perturbadoras, pero también funciona como una pieza de cámara con un fuerte componente psicológico. Después de todo, la 'heroína' del grupo es una mujer profundamente dañada que creía que ya había sufrido todo lo que podía sufrir en la vida, antes de encontrarse con criaturas dispuestas a desmembrarla. Hay traumas de los que uno no se recupera, y 'The Descent' es la encarnación de esta noción. 

SEGUIR LEYENDO
Tags: cine