Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 9 de febrero de 2018

Marky Ramone en Sonar FM: "Es divertido cantar sobre estar con resaca, pero hay cosas más importantes en la vida"

El baterista de los legendarios Ramones vuelve a Chile el 15 de marzo.

Por si cabía la más mínima duda de que Marky Ramone ha encontrado un gusto especial por volver a Chile, el ex baterista de la banda fundacional del punk vuelve a Santiago el 15 de marzo para dar un show en la Blondie en donde hará un repaso extenso al repertorio de Ramones.

Aprovechando este retorno, lo llamamos para hablar con él sobre el vínculo de Ramones con Sudamérica, el estado actual del punk y la vida.

Los Ramones dieron sus shows más grandes en Argentina ¿Qué sentiste cuando te diste cuenta que la banda era tan popular en Sudamérica?

Estábamos todos bastante sorprendidos. Lo sigo estando. Esa pasión que nos demostraron, el hecho de que hayan cantado todas las canciones. Ahora, cuando vuelvo a Sudamérica, es lindo ver que eso sigue siendo así. Todavía me sorprende que, pese a que el público se vuelve cada vez más joven, la gente se sigue sabiendo nuestras canciones. Son demasiado buenas para no tocarlas, y es por eso que sigo haciendo esto, y lo seguiré haciendo hasta que no pueda más.

Bueno, la gente no se va a cansar pronto de escuchar a los Ramones.

Lo sé, voy a tocar 45 canciones en Chile, el show más largo que he hecho.

¿Cómo es que eliges precisamente 45 canciones para un show?

Bueno, miro los videos que tengo. Poseo más de 400 cintas de conciertos de los Ramones, entonces ahí pongo atención a la reacción del público y elijo canciones en base a las reacciones que provocaban. Ya lo sabes ¡Teníamos demasiadas canciones!

Hay algo lindo en que los fans históricos de los Ramones sigan teniendo la oportunidad de escuchar esas canciones por parte de alguien que fue parte de esa historia.

Sí, eso es lo más genial de todo. Y bueno, ayuda a que es el tipo de batería que me gusta tocar: Es música rápida, tiene un buen ritmo, y transmite mucha energía. Apela al público histórico, pero también convoca a los más jóvenes. Eso me pone muy feliz.

Me imagino que no te deja de sorprender que tantos jóvenes sigan apareciendo en tus conciertos. Eso no le sucede a todos.

Exacto, es impresionante ¡Es como si fuéramos un ejército! Me sigue encantando cuando veo a la gente joven cantar estas canciones, los deja con una sonrisa en el rostro. Te dan ganas de tocar aún mejor. De nuevo, esa pasión es increíble. Lo nuestro era un sonido, y es uno que apela a la juventud, tanto por el contenido lírico, por los temas que trataban las canciones, como por el estilo. Muchas bandas escriben para el momento en el que viven y se quedan en el camino, pero nosotros íbamos más allá. Una vez más: Es rapidez y energía, y eso resiste el paso del tiempo.

Cuando ustedes comenzaron, el punk era una noción que recién tomaba forma, y definitivamente un movimiento de culto. Fue en los 90 que el género pareció explotar en popularidad ¿Te sorprendió ver a bandas punk llenando grandes estadios?

Oh, eso lo encontré genial. Eso fue lo que mantuvo al punk vivo. Tenías a bandas como Green Day, Rancid, Offspring, Pearl Jam, Nirvana… Tú sabes, todos estos grupos que amaban a los Ramones. Muchos de ellos nos citaban como influencia, y como eran tan grandes, los fanáticos les hacían caso, entonces ahí descubrían a los Ramones.

¿Alguna vez deseaste que todas esas personas con poleras de Ramones también compraran los discos de la banda?

(Se ríe) Bueno, de la forma en la que lo veo, si compraron la polera, quizás eventualmente se preguntaron de qué se trataba ese grupo que llevaban en la ropa, y ahí chequearon los álbumes. Y si compraron los álbumes ¡Quizás compraron más poleras! (Se ríe). Funciona de ambas maneras.

Has vivido mucho tiempo ligado a la música y el punk ¿Cómo ves al género en el 2018?

Está muy aburguesado. Con eso me refiero a que las bandas punks tienen que ponerse los pantalones y hablar sobre las cosas que están sucediendo, sobre la mierda que sale de la boca de los políticos y sobre cómo el poder está tratando a la gente. El punk es una base sobre la cual construir y expresar cómo te sientes. Siempre ha sido así. Ahora es más importante que nunca, porque si el punk no hace eso, muchas vidas se van a perder. Es cool y es divertido cantar sobre alcohol y despertar con resacas y odiar a alguien o lo que sea. Pero hay cosas más importantes en esta vida, y si el punk no se hace cargo de expresarlas, muchas vidas podrían ser arrebatadas.

¿Te consideras un optimista o alguien más bien negativo con respecto a la situación política en Estados Unidos?

Definitivamente soy un optimista. Creo que cuando traicionas a la gente, la próxima vez que tengan que votar no te van a respaldar. Van a ir hacia el otro lado.

¿No te preocupa el futuro?

No, nada.

¿Nada de nada?

Nada, nunca me preocupo por el futuro. Hago lo que quiero y lo hago porque me gusta.

 

SEGUIR LEYENDO