Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Martes 17 de abril de 2018

La ridícula razón que tiene enfrentados a Limp Bizkit con Staind

Una simple conversación entre Wes Borland y Aaron Lewis terminó saliéndose de control.

Hay algo muy 2018 en el hecho de que Limp Bizkit y Staind, dos bandas que alcanzaron su peak a comienzos del milenio en medio del movimiento que se conoció como 'nu metal', estén peleando hasta el día de hoy por algo realmente insignificante.

Primero, un poco de contexto: Staind y Limp Bizkit solían ser amigos. La banda de Fred Durst ayudó a Staind a ser firmados en su sello Flip Records en los 90, y Durst produjo el álbum 'Dysfunction' (1999) de Aaron Lewis y compañía. Juntos salieron de gira en más de una ocasión, con Limp Bizkit ayudando a Staind a conseguir mayor disfusión.

Sin embargo, todo se fue al carajo por una conversación entre Lewis y el guitarrista de Limp Bizkit, Wes Borland. Según contó Borland en un podcast, el punto de quiebre definitivo con Staind ocurrió cuando Lewis se le acercó en un aeropuerto tras años sin verse:

"Yo venía de visitar a mis padres en Jacksonville, Florida, y estaba volviendo a Los Angeles. Me topé con él, y no lo veía hace un buen tiempo. Me preguntó a dónde me dirigía y le conté que iba a casa. Me preguntó '¿Casa?'. Le dije que sí, que acababa de ver a mis padres y que ahora me regresaba a L.A. Para que conste: He vivido más tiempo en L.A que en cualquier otra ciudad durante mi vida. Entonces Aaron levanta la cara y me dice: 'No, hombre, Florida es tu casa, no L.A. Ese es tu verdadero hogar'. Yo simplemente le dije 'vete a la mierda' y nunca más lo vi".

Aparentemente, el intento del hombre de Staind por compartirle su pensamiento filosófico sobre lo que significa 'hogar' le provocó verdadera ofensa a Borland, quien siguió criticando a Lewis por el intercambio: 

"Ese tipo es un imbécil. Está tan lleno de mierda. Solo le deseo lo peor. No pude creer lo pretencioso que fue, en especial si consideras que hoy en día actúa como un chico country cuando viene de Illinois. Es una persona terrible".

Por supuesto, Lewis no se demoró en reaccionar. En un reciente show solista en Las Vegas, Nevada, el frontman de Staind (cuyo futuro sigue en duda) explicó su versión de los hechos y arremetió contra Borland frente a sus fans:

"Wes Borland, a quien amo profundamente, tiene algunas mierdas que decir sobre mí ¡Que se joda ese hijo de puta! Digo que lo amo profundamente porque es la razón por la que hoy estoy parado aquí, pero lo encuentro una mierda.

Les voy a decir lo que pasó: Vi a este hijo de puta burgués montando un carrito de golf hacia su puerta en el aeropuerto. Mi puerta estaba muy cerca de la suya. Me acerqué y le dije: 'Wes ¿Cómo estás hermano? Te extraño. No te he visto en siglos ¿Todo bien?'. Le pregunté a dónde se dirigía y me dice algo como 'voy a mi casa, a Los Angeles'. Yo le respondí: 'Hey, hijo de puta, eso no es casa. Recuerda que vienes de Jacksonville en la puta Florida".

Honestamente, nos suena a exactamente la misma historia que contó Borland, pero todos los involucrados parecen ridículamente ofendidos por la situación. Lewis prosiguió explicando:

"Hermano, no te olvides de dónde vienes. No eres de Los Angeles en la puta California. Eres de Jacksonville. Eres una persona de verdad. No eres de la gente plástica y hecha mierda que vive en los putos Los Angeles".

No sabemos por qué Lewis está tan traumado con Los Angeles o por qué Borland tomó tan a la personal lo que aparentemente fue un comentario de pasada. Lo cierto es que una conversación de pasillo normalmente inofensiva terminó distanciando a dos pares generacionales de la música de forma insospechada.

Moraleja: No tomarse las cosas tan en serio. La vida es demasiado corta.

  

SEGUIR LEYENDO