Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 8 de marzo de 2017

La poderosa forma en la que Emilia Clarke defendió su desnudez en Game Of Thrones

En el marco del Día de la Mujer, la actriz escribió una carta abierta en donde expresó su deseo por la igualdad de género.

"Si has visto Game Of Thrones, SPOILER, me has visto desnuda". Con esa simple frase, Emilia Clarke lleva la atención a uno de los puntos más discutidos sobre su carrera. El comentario está incluido en una poderosa carta que la actriz de la serie de HBO escribió para The Huffington Post en el marco del Día Internacional de la Mujer, en una elocuente columna que tituló 'The New Sexy'.

Clarke ha tenido una relación históricamente ambivalente a los momentos en que aparece sin ropa en pantalla, escenas que eran más recurrentes en las primeras temporadas de GoT pero que después desaparecieron ante la petición de la actriz de que el guion no la hiciera exhibir su cuerpo de manera innecesaria. Eso cambió nuevamente el año pasado, cuando su personaje de Daeynerys Targaryen volvió a aparecer desnuda en una escena, algo que Clarke justificó argumentando que su exhibición no era 'gratuita': "Era un momento maravilloso y poderoso que quería controlar. Una cosa de poder femenino".

En el ingenioso y conmovedor artículo que Clarke despachó para el post, la actriz hace eco de estos momentos escribiendo: "Hay múltiples formas en las que la gente quiere que yo responda a preguntas sobre este hecho. Y también múltiples razones por las que no me siento obligada a justificarme por esto".

"¿Me tratan equitativamente en el trabajo? No siempre ¿Alguna mujer es tratada así? No ¿Me hacen preguntas desde la prensa específicamente porque esperan obtener un titular llamativo de una mujer joven? Sí", ahonda Clarke en su texto.

La británica procede a explicar cómo su rol en Game Of Thrones le ha dado una nueva perspectiva del poder femenino y la igualdad de género: "Los roles que he interpretado me han dado una visión sobre cómo se siente ser una mujer que se opone ante la desigualdad y el odio, y se posiciona a sí misma como feminista".

Explorando en profundidad como a veces ella se siente como una 'feminista culpable' por no aprovechar al máximo su plataforma para luchar por la causa, Clarke propone un 'nuevo concepto de sexy' que está ligado a la 'amabilidad': "Un acto de amabilidad puede hacer que tu día pase de soportable a disfrutable en un solo segundo. Ser amable es demostrarle a otra persona que está siendo vista y escuchada, y que realmente importan. Eso es sexy".

Los puntos de Clarke son frecuentemente ingeniosos y honestos, por lo que te invitamos a leer su escrito completo aquí

 

SEGUIR LEYENDO