Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 9 de junio de 2017

La curiosa anécdota que inspiró la historia de 'El Club De La Pelea'

La aclamada novela de Chuck Palahniuk se convirtió en una de las películas más reconocidas de los 90.

Si creciste en los 90, hay una posibilidad no menor de que idolatres a 'El Club De La Pelea' como una de las mejores películas que se hayan hecho durante tu vida. Lo curioso es que no siempre fue así: Cuando fue estrenada en 1999, la adaptación de la novela de Chuck Palahniuk dirigida por David Fincher recibió una taquilla decepcionante y una recepción polarizada de la crítica, quienes se vieron disgustados por su enigmática narrativa y violencia explícita.

El tiempo ha sido justo, en todo caso, y hoy en día 'El Club De La Pelea' es una pieza fundamental del cine de los últimos 20 años, una película ingeniosa y brutal sobre las formas extremas en las que la gente común busca escapar de vidas monótonas y sin futuros prometedores. Apropiado, considerando que la inspiración de la historia de la novela  vino de un momento en donde Palahniuk sintió precisamente eso.

La anécdota que dio pie al libro es de conocimiento público, pero no necesariamente masivo: Palahniuk se encontraba acampando cuando el sonido de la radio de otros campistas empezó a molestarlo. El escritor se acercó a estos para pedirles que por favor bajaran el volumen, a lo que ellos respondieron golpeándolo brutalmente. Cuando el hombre volvió a su trabajo el lunes siguiente, ninguno de sus colegas le preguntó qué le había pasado, ni siquiera ante los evidentes moretones que exhibía en su cara. Palahniuk concluyó que sus compañeros no le hicieron mención al tema porque implicaría iniciar una conversación con cierto grado de conexión personal, cuando realmente no les interesaba. Fue esta decepción y la indiferencia recibida ante su incidente la que lo inspiró a escribir una historia sobre una sociedad sedada por la modernidad y la filosofía de cada uno para sí mismo. Quizás por eso mismo, el autor siempre ha enfatizado que su libro es una historia de comunicación y romance antes que cualquier elemento satírico.

Por supuesto, esto dio a una de las historias que mejor capturaron a una Generación X decepcionada con su entorno, y también una de las narrativas más desquiciadas de su época, aunque no le digan eso al viejo Chuck: El lo ve como una historia romántica.

 

SEGUIR LEYENDO