Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 12 de junio de 2017

Guitarrista de Pearl Jam rebate que el grunge sea 'depresivo'

Mike McCready explicó que la gente se equivoca al concentrarse en el lado más oscuro de la música de Seattle.

No sabemos ustedes, pero siempre hemos encontrado que calificar a la música de 'depresiva' es un poco reduccionista. Sí, bandas como Radiohead, Joy Division o Alice In Chains son frecuentemente descritos en base a los aspectos más tristes de su música, pero todos esos ejemplos tienen muchos más matices que esa etiqueta.

Algo así piensa Mike McCready con respecto a la reputación lúgubre que tiene el grunge, el movimiento de Seattle que entregó a varias de las bandas más connotadas de los 90, incluyendo a su grupo Pearl Jam.

En una nueva entrevista con Salon, McCready explica su desdén por la fama de 'depresivo' u 'oscuro' que tiene el género:

"La percepción es que todos éramos realmente serios y oscuros y nadie quería ser famoso. La verdad es que, si eso fuera real, ninguno de nosotros habría firmado un contrato con un gran sello o habría grabado videos musicales... cosa que nosotros dejamos de hacer, de hecho".

McCready prosigue despejando la reputación sombría del grunge, enfatizando que: "Teníamos un gran sentido del humor. Lo seguimos teniendo. Humor estúpido de hombres. Somos amigos. Stone (Gossard) y yo vemoz la película 'Year One' todo el rato, y volvemos locos al resto de la banda porque la citamos a cada oportunidad".

Antes de seguir: Es realmente hilarante que miembros de Pearl Jam sean fanáticos de Year One, una comedia realmente terrible del 2009.

Volviendo al tema, el guitarrista reflexiona sobre el grunge y Seattle diciendo: "Había mucho sarcamso en Seattle, y dicen que el sarcasmo es una forma de ira, lo cual siempre he encontrado interesante. Pero lo usábamos como humor. David Letterman era nuestro referente. Era un humor cínico; Chris Cornell lo tenía. Todo Seattle lo tenía. A algunos les habrá parecido extraño, pero a nosotros nos era muy divertido. Lo pasábamos muy bien, no podría decir que era depresivo. Habían momentos que sí lo eran, y otros que eran emocionales, pero era genial. No era tan oscuro como todo el mundo pensaba".

Mike McCready sabe. 

SEGUIR LEYENDO