Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 14 de octubre de 2015

Guía: 15 películas de terror para ver antes de Halloween

Te recomendamos una lista de clásicos y nuevas propuestas para ponerte a tono con los festejos de octubre.

¿Por qué nos gustan las películas de terror? Quizás porque la adrenalina de verse asustado y a la vez saber que estás absolutamente a salvo es una sensación adictiva. Quizás porque el horror es un género que refleja miedos y preocupaciones más grandes y nos dice cosas de nosotros mismos. Quizás porque simplemente es divertido.

En fin, queda poco para Halloween, una época que incluso los que odian las cintas de horror se ven tentados a enfrentar su miedo frente a la pantalla. Para ofrecerle algo tanto a los novatos como los expertos, desarrollamos una pequeña guía con 15 títulos para ver antes de (o durante) la Noche de Brujas.

Hay varios clásicos, algunas cintas de culto e incluso nuevas entregas para asegurarnos de cubrir distintas épocas del cine de horror y a algunos de los mejores directores del género. Le pusimos (macabro) cariño, así que si quieren hacer el desafío de verlas todas antes del 31 ¡Bien por ustedes! Si no, igual están buenas y pueden hacerlo cuando quieran:

PD: Notarán que las premisas se escuchan engañosamente simples. Es difícil explicar el horror sin revelar detalles fundamentales. 

El Gabinete del Dr. Caligari (1920)

Imagen foto_00000014

DIRECTOR: Robert Wiene

PREMISA: Un hipnotista demente utiliza a un esclavo sonámbulo para cometer brutales asesinatos en un pueblo alemán.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: Lo que al Gabinete del Dr. Caligari le falta en sonido (es una película muda) lo compensa con estilo visual de sobra. La cinta es un caballo de batalla del Expresionismo alemán en el cine (y cada cuadro es algo impresionante), uno de los primeros clásicos del horror en la pantalla grande y también uno de los primeros ejemplos de un giro dramático en el cine. Obviamente, no revelaremos cuál es.

Psicosis (1960)

Imagen foto_00000002

DIRECTOR: Alfred Hitchcock

PREMISA: Una mujer que huye de la justicia encuentra refugio en un aislado motel en la carretera. Lo que no sabe es que el educado dueño del establecimiento no es el tipo con la mente más estable.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: Pocos directores han tenido mayor manejo de la tensión en la pantalla grande que Alfred Hitchcock, y Psicosis es su obra maestra. Claro, la mayoría de sus giros y momentos impactantes son parte de la cultura popular a estas alturas, pero incluso sabiéndote cada minuto de memoria, es imposible no dejarse llevar por la lenta pero creciente locura de todo lo que está sucediendo.

El Bebé de Rosemary (1968)

Imagen foto_00000007

DIRECTOR: Roman Polanski

PREMISA: Una joven embarazada comienza a sospechar que tanto su marido como los vecinos de su departamento tienen siniestras intenciones para su bebé.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: Considerando que la mayoría de las películas de terror de hoy en día se basan en sustos rápidos y sin sentido, da gusto ver una cinta que se toma su tiempo para construir la sensación constante de que algo horrible está por suceder. Cuando finalmente pasa, porque sabemos que pasará, es más perturbador de lo que jamás habríamos imaginado.

El Exorcista (1973)

Imagen foto_00000005

DIRECTOR: William Friedkin

PREMISA: Una niña inocente es poseída por un peligroso demonio, lo que obliga a su familia a recurrir a dos sacerdotes para intentar expulsarlo.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: No creemos que sea muy necesario decirlo ¿No? El Exorcista es una de las mejores películas de horror que se hayan hecho, tiene al menos 3 momentos que entran fácilmente entre los más aterradores en la historia del cine y básicamente inventó la moda de las películas de exorcismos que se mantiene hasta el día de hoy.

Halloween (1978)

Imagen foto_00000001

DIRECTOR: John Carpenter

PREMISA: Un asesino enmascarado escapa de un hospital psiquiátrico para acosar a una joven y sus amigos, a los que, por supuesto, elimina uno por uno.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: Primero, porque es Halloween. Segundo, porque si bien la cinta no inventó el género ‘slasher’ (un villano eliminando violentamente a varios jóvenes), si popularizó varios de sus elementos: La heroína virginal, los jóvenes promiscuos y el asesino imparable. Sin embargo, a diferencia de sus imitadores, Halloween desechaba los sustos rápidos y a cambio mostraba a su antagonista acercándose lentamente a sus víctimas, lo que hacía que cada muerte fuese insoportablemente tensa. Además, el soundtrack de sintetizadores, escrito por el mismo John Carpenter, es inolvidable.

Alien (1979)

Imagen foto_00000010

DIRECTOR: Ridley Scott

PREMISA: Atendiendo a una señal de emergencia proveniente de un planeta lejano, la tripulación de una nave descubre a un salvaje alienígena cuyo único propósito parece ser arrasar con todos a su paso.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: El guionista Dan O'Bannon presentó Alien como ‘Tiburón en el Espacio’, y esa debería ser razón suficiente para tenerla en tu biblioteca cinéfila. Aparte de eso, la película es un triunfo de atmósfera, presentando una visión del futuro extrañamente anticuada y aprovechando los acotados pasillos de la nave Nostromo para esconder frente a tus ojos la amenaza del monstruo titular.

El Resplandor (1980)

Imagen foto_00000012

DIRECTOR: Stanley Kubrick

PREMISA: Un escritor acepta un trabajo como cuidador de un aislado hotel y se muda con su familia al lugar durante un intenso invierno. Obviamente, el hotel no es lo que parece, y la tragedia está a la vuelta de la esquina.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: Otro clásico que debería ser parada obligada de cualquier fanático del cine, lo que hizo Kubrick con El Resplandor ha sido pocas veces igualado: Una cinta de terror llena de simbolismo, visualmente impactante (¿Ese ascensor ensangrentado? ¿Las gemelas? ¿El Overlook Hotel en general? Traten de sacarlos de sus pesadillas) y anclada por la actuación más desquiciada de Jack Nicholson como un hombre al borde de la locura. ¿Y qué tal ese final? La discusión sobre lo que significa se mantiene hasta hoy.

Evil Dead (1981)

Imagen foto_00000003

DIRECTOR: Sam Raimi

PREMISA: Un grupo de amigos llega a una aislada cabaña para pasar sus vacaciones, en donde descubren un misterioso libro que accidentalmente libera a todas las penas del infierno.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: ¿La premisa les suena familiar? Evil Dead inventó el arquetipo de jóvenes que descubren el horror en una cabaña en las montañas. Dirigida por Sam Raimi (más tarde conocido por la trilogía de Spider-Man), Evil Dead hace el mayor uso de sus limitados recursos combinando horror, efectos grotescos y sentido del humor, lo que daría vida a una trilogía de culto.

La Mosca (1986)

Imagen foto_00000004

DIRECTOR: David Cronenberg

PREMISA: Tras un experimento científico que salió mal, un investigador descubre que su ADN fue mezclado con el de una mosca y que su cuerpo se está transformando progresivamente en una abominación.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: David Cronenberg es un maestro del ‘horror corporal’ y su fascinación por la pérdida de la figura humana nunca ha sido más perversa que en La Mosca. La película es grotesca, en especial en la transformación del personaje principal en un monstruo, pero como el mejor horror, también ofrece una mirada a temáticas más amplias, específicamente a la relación entre cuerpo, psiquis y enfermedad. No es de extrañar que la película fue rápidamente relacionada con el surgimiento del SIDA.

Scream (1996)

Imagen foto_00000006

DIRECTOR: Wes Craven

PREMISA: OTRO asesino enmascarado aterroriza a un grupo de jóvenes, pero esta vez hay un giro.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: Dicha fuera de contexto, la premisa suena como cualquier otra cinta slasher, pero ese es precisamente el chiste: Scream es un homenaje/burla a todo el género y sus clichés. La gran diferencia es que sus protagonistas están conscientes de los elementos repetidos de estas cintas: Desde la enredada motivación del asesino hasta de la estupidez que generalmente caracteriza a sus personajes. Claro, esto no evita que la mayoría muera de manera brutal en manos del asesino, pero sí acentúa la inherente comedia de esta clase de cintas.

El Espinazo Del Diablo (2001)

Imagen foto_00000008

DIRECTOR: Guillermo del Toro

PREMISA: La vida en un refugio para huérfanos en los últimos días de la Guerra Civil Española se ve amenazada por el acercamiento de las fuerzas de Franco y un enigmático fantasma cuyos motivos no son instantáneamente claros.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: Antes de consolidar su fama internacional con El Laberinto Del Fauno, Guillermo Del Toro demostró entender el lado más triste del horror en El Espinazo Del Diablo. La película es tan trágica como aterradora, e incluso sus momentos más escalofriantes están anclados en la melancolía. Mientras menos sepas de sus secretos antes de verla, mejor.

El Conjuro (2013)

Imagen foto_00000011

DIRECTOR: James Wan

PREMISA: “Basada en hechos reales” vividos por los investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren mientras investigaban a presencia maligna que asechaba a los habitantes de una granja en Rhode Island durante 1971.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: Lo fantástico de James Wan (que también dirigió El Juego del Miedo y La Noche Del Demonio) es que toma elementos repetidos en el cine de horror (la casa embrujada y la familia que no entiende lo que está pasando, principalmente) y los hace sentir frescos de nuevo. El Conjuro es una experiencia tensa que combina el miedo progresivo del horror clásico con momentos para hacerte saltar del asiento.

Creep (2014)

Imagen foto_00000015

DIRECTOR: Patrick Brice

PREMISA: Un joven cineasta es contratado por un hombre con cáncer terminal para grabar un registro de su vida que su hijo pequeño pueda ver tras su muerte. Está de más decir que las cosas no son lo que parecen y la relación entre ambos sujetos se pone progresivamente perturbadora.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: El horror de ‘cámara de mano’ está en un punto de saturación máxima (¿Cuántas Actividad Paranormal hay? ¿6?) pero Creep le encuentra un nuevo giro. Su terror no es tan visceral como incómodo, ese que te da cuando sabes que las cosas no están bien pero no puedes definir por qué. De nuevo, mientras menos sepas antes de verla, mejor.

The Babadook (2014)

Imagen foto_00000013

DIRECTOR: Jennifer Kent

PREMISA: Tras descubrir un macabro cuento infantil en su casa, una traumada madre soltera y su hijo comienzan a ser asechados por una malvada entidad.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: El mejor horror es aquel que, por más fantástico que sea, está anclado en terrores reales. Al igual que El Bebé de Rosemary, The Babadook analiza los miedos recurrentes de la paternidad de una manera excesivamente perturbadora, canalizándolos en uno de los monstruos más creativos que se hayan visto recientemente en la pantalla grande. No es de esas películas que te hacen saltar de miedo, es de las que no te permiten dejar de pensar en ellas.

Te Sigue (2015)

Imagen foto_00000009

DIRECTOR: David Robert Mitchell

PREMISA: Luego de un encuentro sexual, una joven descubre que está siendo seguida por una entidad desconocida, capaz de tomar cualquier forma, que la caminará lentamente hacia ella para hacerle algo horrible (que culminará con su muerte) ¿La única forma de evitarlo? Transmitírsela sexualmente a otra persona.

¿POR QUÉ HAY QUE VERLA?: Al igual que la primera Halloween de John Carpenter, la figura titular de Te Sigue es detectable a kilómetros de distancia, en una esquina de la cámara, caminando hacia su víctima, dejando que la tensión se acumule lentamente hasta puntos casi insoportables. Para ser una película de terror, también tiene mucho en su cabeza: Angustia adolescente, el paso a la adultez, la inevitabilidad de la muerte. Corta en sustos repentinos, pero sus ideas te perseguirán por semanas.   

SEGUIR LEYENDO