Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Martes 27 de febrero de 2018

Flea de RCHP revela lucha contra adicción a controvertido analgésico

"No solo reprimió mi dolor físico, sino también todas mis emociones", confesó el bajista de la histórica banda.

Flea, el bajista histórico de Red Hot Chili Peppers, dejó sorpresivamente al descubierto su lucha contra la adicicón que le ha provocado el OxyContin, un controvertido analgésico recetado para fuertes dolores.  

Michael Balzary - el nombre real del talentoso bajista - escribió sobre ello en un revelador artículo de opinión, llamado "The Temptation of Drugs is a Bitch", publicado en revista Time. En él cuenta que comenzó a fumar marihuana a la edad de 11 años, antes de que "procediera a resoplar, disparar, explotar, fumar, soltar y perseguir a un dragón durante mi adolescencia y 20 años". Agregó que tuvo algunas "citas" con la muerte como un resultado de su consumo de drogas, que "cortó para siempre" en 1993, a los 30 años.

Años más tarde, tras una cirugía de brazo por haber protagonizado un accidente en snowboard, a Balzary le recetaron OxyContin. "Estaba drogado cuando tomé esas cosas", escribió. "No solo reprimió mi dolor físico, sino también todas mis emociones". Solo tomaba uno al día, pero no estaba presente para mis hijos, mi espíritu creativo entró en declive y me deprimí. Dejé de tomarlos después de un mes, pero podría haber obtenido otra recarga fácilmente", confesó.

"Muchos de los que sufren hoy en día fueron introducidos a las drogas a través de sus proveedores de atención médica. Cuando era niño, mi médico me daba caramelos de caramelo después de un chequeo. Ahora, están entregando recetas. Es difícil vencer la tentación cuando la persona que te provee tiene un trabajo elegante y credenciales, y generalmente es un mal consejo no confiar en ellos", aseguró.

"Obviamente, hay un momento en que los analgésicos deben prescribirse, pero las profesiones médicas deben ser más perspicaces. También es igualmente obvio que parte de cualquier receta de opioide debe incluir seguimiento, monitoreo y una solución clara y un camino hacia la rehabilitación si alguien se vuelve adicto. Las grandes farmacéuticas podrían pagar esto con un porcentaje de sus enormes ganancias", aseguró en su columna el talentoso bajista.

 

SEGUIR LEYENDO