Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 14 de octubre de 2016

Feliz Día del Profesor: 10 grandes relaciones maestro/alumno del rock

Nos adelantamos a la celebración con varios ejemplos de mentores que han cambiado la historia de nuestras bandas favoritas.

Este 16 de octubre (que como todas las fechas dignas de celebrar en el 2016, cae un domingo) se celebra el Día Del Profesor, una ocasión necesaria para reconocer la fundamental y sacrificada labor de los docentes de nuestro país.

Por supuesto, desde Sonar FM les deseamos un feliz día a todos los profesores de Chile, pero como tendemos a hacerlo, quisimos darle un giro a los festejos enfocándonos en nuestra especialidad: La música. A lo largo de la historia del rock, hay varios ejemplos de relaciones maestro/alumno que han dejado una huella, ya sea entre artistas que deciden darle la mano a exponentes más jóvenes o los siempre subvalorados productores determinando la dirección de un sonido. A continuación, revisamos 10 relaciones docentes en el rock que nos han marcado:

Josh Homme (Queens Of The Stone Age) y Arctic Monkeys

Una de las relaciones más fructuosas del rock contemporáneo, la guía del líder de Queens Of The Stone Age fue fundamental para que el cuarteto británico pasara de ser la gran promesa del rock británico y se convirtieran en un grupo de talla mundial. Homme actuó como productor en Humbug, el disco en donde Alex Turner expandieron su paleta sonora e incorporaron más influencias americanas que nunca.  Pese a que no volvería a tener un rol tan central, Homme ha colaborado con los Arctic Monkeys en todos sus discos posteriores, y su influencia es especialmente sentida en el funk seductor y los riffs desérticos de su más reciente esfuerzo, AM (2013). Hey, Homme incluso reclutó al baterista Matt Helders para tocar en el nuevo álbum de Iggy Pop.

David Bowie y Nine Inch Nails

El Duque Blanco fue mentor y asistente de múltiples artistas durante su vida, más notoriamente de Iggy Pop y Lou Reed. Al igual que con esas leyendas de la música, su relación con Trent Reznor de NIN fue tanto musical como de promotor. Bowie calificó desde temprano a Nine Inch Nails como ‘la banda norteamericana más innovadora desde The Velvet Underground’, y durante la era del Downward Spiral entabló una relación de mutua admiración que los llevaría a realizar un tour en conjunto. No solo eso: Reznor revelaría que Bowie fue la figura paterna que lo instó a dejar las drogas y ordenar su carrera, algo que ambos celebraron en el 2003.

Brian Eno y U2

Los irlandeses son (bueno, eran) una banda más aventurada de lo que se les da crédito, y buena parte de los riesgos que tomaron temprano en su carrera fueron impulsados por la mano de Brian Eno. Cuando el pionero de la electrónica ambient fue reclutado por Bono y compañía para grabar su cuarto disco, The Unforgettable Fire (1984), Eno ya tenía un prestigioso currículum gracias a colaboraciones con David Bowie, Talking Heads y Robert Fripp. Desde ese trabajo, una de las grandes obras de U2, Eno ha sido partícipe de casi todos sus discos, incluyendo obras maestras como The Joshua Tree (1987) y Achtung Baby (1991).

Rick Rubin y los Beastie Boys

Los Beastie Boys eran una banda de hardcore punk antes de conocer a Rick Rubin, y no una particularmente buena. Fue el legendario productor, convencido de que el hip hop ofrecía posibilidades infinitas para una nueva generación de músicos, quien los apuntó en la dirección que finalmente adoptaron. Rubin guió la creación del disco debut de los neoyorkinos, License To Ill (1986) y de paso fue instrumental en la fusión entre rap y rock que se volvería tan famosa algunos años más tarde.

Mick Jagger y Living Colour

Siempre interesado en lo que está pasando dentro de la música afroamericana, fue el hombre de los Rolling Stone quien apadrinó a Living Colour en sus inicios. Jagger llevó a la banda a grabar su primer demo y también intercedió para que firmaran su primer contrato discográfico, impresionado por su show en vivo. No solo eso: También produjo un par de canciones de su debut Vivid (incluyendo Glamour Boys) y convenció a los Stones de utilizar a Living Colour como teloneros de la gira Steel Wheels. El tipo realmente se la jugó.

Gene Simmons y Van Halen

La historia es parte de la mitología rockera: Corría 1976 y un amigo convenció a Gene Simmons de ver a una banda emergente llamada Van Halen tocar en un pequeño club. Lo que el bajista de Kiss vio sobre el escenario lo impresionó lo suficiente como para producirles su primer demo. Simmons estaba convencido de que Van Halen era el futuro, y llevó el demo a varias discográficas para conseguir un trato. Todos le cerraron la puerta y el hombre debió liberar a Van Halen de su contrato, pero la semilla de lo que vendría después ya estaba plantada.

Alain Johannes y Chris Cornell

Hay una buena camada de músicos que admitirán que Alain Johannes es una de las figuras más importantes de su vida. El chileno ha estado metido en un sinfín de proyectos de varios artistas de renombre, incluyendo Queens Of The Stone Age, Mark Lanegan y Dave Grohl. Probablemente una de sus mayores contribuciones sea la ayuda que le prestó a Chris Cornell tras el fin de Soundgarden. Johannes y su esposa Natasha Schneider no solo produjeron el primer esfuerzo solista de Cornell, Euphoria Morning, también lo ayudaron co-escribiendo la mitad del álbum. Ambos son buenos amigos desde entonces.

Álvaro Henríquez y Los Bunkers

Puede que hoy no se miren en los mejores términos, pero hubo una era en la que Álvaro Henríquez le prestó una bienvenida ayuda a Los Bunkers. El hombre de Los Tres apadrinó al grupo en el 2001, invitándolos a colaborar en un tributo a Violeta Parra e incluyéndolos en la segunda edición de la Yein Fonda. Henríquez también produjo su segundo disco, Canción de Lejos, aunque la relación de estos 2 gigantes de Concepción se terminó enfriando con los años.

George Clinton y RHCP

Considerando que los Red Hot Chili Peppers tomaron buena parte de sus trucos del manual de George Clinton, el genio detrás de Parliament/Funkadelic, no es extraño que el tipo eventualmente haya tomado a los californianos bajo su ala. Clinton produjo el segundo disco de Anthony Kiedis y compañía, Freaky Styley (1985), invitándolos a vivir con él en su casa en Brooklyn para que se empaparan de su vibra. El resultado fue un funk mucho más pulido que el de su irregular álbum debut.

George Martin y The Beatles

No podíamos dejar una de las relaciones de mentor/alumnos más importantes del rock afuera. George Martin era considerado ‘el quinto Beatle’ por algo: No solo fue el que les enseñó a trabajar en el estudio y los ayudó a llevar su sonido a lugares impensados, también cumplió un rol fundamental en evitar que los Fab Four se asesinaran mutuamente. Su guía en los arreglos y las formas de producción fue lo que le dio forma a la música del cuarteto de Liverpool, y de paso cambió la historia de la música para siempre.

SEGUIR LEYENDO