Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Martes 3 de noviembre de 2015

Especial - Nuestras series favoritas del 2015

Un rescate con lo mejor que ha ofrecido la pantalla chica en este 2015.

Por Ignacio De La Maza

Entramos en la recta final de este 2015 y el año definitivamente se pasó volando. Pareciera que tan solo ayer recomendábamos un puñado de series para ver en la temporada invernal y resulta que ya estamos a tan solo algunas semanas del verano. Para nuestra fortuna, la pantalla chica ha estado particularmente fértil en este año, por lo que hay varias producciones que nos han llamado la atención. Para que tengas harto que ver de cara al 2016, te recomendamos algunas series que están dando (o darán) que hablar:

Fargo 

Imagen foto_00000005La primera temporada de Fargo fue una de las mayores sorpresas del 2014: Una serie que no solo le hizo honor a su material de origen (la película de los hermanos Coen del mismo nombre), sino que lo tomó como punto de partida para contar su propia historia. La segunda temporada retrocede a finales de los años 70 y sigue a Lou Solverson (el padre de la protagonista de la temporada 1), un policía estatal que investiga un brutal asesinato triple en un tranquilo pueblo de Minnesota. Sus indagaciones lo conectan a una historia mucho más grande y profunda de crueldad casual y maldad escondida en los rincones menos esperados de los Estados Unidos. Sus primeros capítulos sugieren que estamos frente a algo brillante.

Ash vs Evil Dead

Imagen foto_00000006Evil Dead es una de las sagas de culto más queridas del cine de horror (la primera está en Netflix bajo el nombre ‘El Despertar Del Diablo’), con una habilidad inédita de mezclar terror sangriento con comedia física del tipo Tres Chiflados. Bruce Campbell  vuelve a encarnar a Ash Williams, el protagonista de la trilogía original, que luego de despertar accidentalmente a las fuerzas del inframundo debe enfrentar su pasado y volver a asumir (a regañadientes) el rol de héroe.  El regreso del director Sam Raimi en la producción garantiza que Ash vs Evil Dead ofrezca risas, saltos y litros de efectos especiales prácticos en cantidades industriales.

Hannibal

Imagen foto_00000021Hannibal no tenía por qué funcionar. La regla dicta que las franquicias o licencias que se adaptan a la televisión terminan siendo una fotocopia desteñida de su fuente original (¡Hola Gotham!) pero la serie basada en el caníbal ficticio más popular de todos los tiempos es un pequeño milagro: Tensa, profunda, escrita y actuada de manera brillante y frecuentemente aterradora. Hannibal tomó una saga que se encontraba al borde del abismo y la transformó en una pieza imperdible de televisión. Lamentablemente, los ratings nunca reflejaron su fanaticada de culto, por lo que Hannibal fue cancelada tras el fin de su tercera temporada. Sin embargo, los creadores lograron cerrar la historia de manera satisfactoria (y valiente) en caso de que sea lo último que vemos de la serie.

Penny Dreadful

Imagen foto_00000022Producida por Sam Mendes (Belleza Americana, 007: Skyfall) y basada en revistas sensacionalistas de la era victoriana en el Reino Unido, Penny Dreadful es una amalgama de referencias al horror británico clásico que funciona gracias a una recreación idealmente gótica de Inglaterra en el siglo XIX y un trío de protagonistas carismáticos, liderados por Timothy Dalton (el James Bond más subvalorado), Eva Green (maravillosa) y Josh Harnett, quienes luchan contra fuerzas malignas sacadas directamente de la literatura de horror clásica. Acaba de concluir su segunda temporada y está mejor que nunca. Además, no se puede tener suficiente Eva Green en nuestras vidas.

Daredevil

Imagen foto_00000024Después de una desastrosa adaptación cinematográfica en el 2003, probablemente nadie esperaba (o le interesaba) que Daredevil pudiese tener una versión en carne y hueso digna de su inspiración en el superhéroe de Marvel. Sin embargo, la serie de Netflix no solo lo logró, sino que de paso dio con una de las historias de superhéroes más fascinantes que se hayan contado en la pantalla. Para los no entendidos: Matt Murdock es un abogado ciego cuyos otros sentidos están sobredesarrollados y los utiliza para combatir el crimen. Sin embargo, la cosa no termina ahí: Murdock lucha contra su necesidad de justicia y su culpa católica, mientras que su antagonista, Wilson Fisk (un brillante Vincent D'Onofrio) es un villano tan complejo como brutal. Imperdible.

Marvel’s Jessica Jones

Imagen foto_00000002Daredevil demostró a comienzo de año que Marvel tiene un futuro en la pantalla chica, específicamente en Netflix, y Jessica Jones confirma que la compañía está contando sus historias más fascinantes en la TV, no en el cine. Al igual que con Daredevil, Jessica Jones adapta una saga más oscura que las joviales cintas de The Avengers, centrándose en una mujer con habilidades sobrehumanas lidiando con el estrés post-traumático que le dejó su breve carrera como super heroína, que concluyó con meses bajo el control mental de un despiadado sociópata. Tanto una serie de superhéroes como una metáfora sobre las consecuencias del abuso sexual, Jessica Jones se eleva con una historia atrapante y actuaciones sólidas, en especial de Krysten Ritter como la heroína titular y de David Tennant como uno de los mejores antagonistas del último tiempo. La encuentras completa en Netflix.

Master Of None

Imagen foto_00000033Aziz Anzari, el comediante norteamericano de ascendencia india que se hizo famoso en la serie Parks & Recreation, vuelve a la TV con esta comedia semi-autobiográfica en donde encarna a un actor viviendo en la ciudad de Nueva York. La premisa no es particularmente original (en papel se oye como la serie de Louis C.K, Louie), pero la serie demostró trascender su origen mundano ofreciendo un conjunto de personajes queribles (y creíbles), mucho corazón y un guión mordaz que aborda de manera incisiva lo que significa ser adulto joven en el siglo XXI. En 10 capítulos aborda temas como la raza, la comunicación online, las políticas de género, la crisis existencial de los 30 años y (por sobre todo) las relaciones de pareja de una manera que resulta fresca y adictiva. Está completa en Netflix.

The Leftovers

Imagen foto_00000004¿Una serie de misterio escrita por Damon Lindelof, uno de los responsables de Lost?  Riesgo considerable de que no cumpla las expectativas, pero The Leftovers no pone demasiado énfasis en su interrogante central: Un misterioso evento que provocó la desaparición de 140 millones de personas, el 2% de la población mundial. A cambio, ofrece un estudio de situación y personajes envueltos en un subtexto básicamente apocalíptico. Un poco lenta, pero llena de ideas, y en su segunda temporada está mejor que nunca.

Better Call Saul

Imagen foto_00000023Quienes descartaron Better Call Saul como un intento desesperado de exprimir Breaking Bad se perdieron una de las mejores series que hayan surgido en este año. La precuela/spin-off de la serie que inmortalizó a Walter White es una bestia distinta, con un mayor énfasis en la comedia negra y la tristeza profunda que sumerge a todos sus personajes, esa que los lleva a cometer eventualmente una serie de decisiones muy, muy estúpidas. Bob Odenkirk está mejor que nunca como el titular Saul Goodman (o Jimmy McGill, como se le conocía antes de transformarse en el abogado favorito de los criminales), dándole nuevos matices al personaje y sus motivaciones, y su primera temporada demostró que bien podríamos estar frente a un nuevo clásico.

The Walking Dead

Imagen foto_00000008¿Habrá un día que se acabe The Walking Dead? Los detractores de la serie más popular del cable en Estados Unidos acusan que TWD tiende a repetir ideas e historias al no tener un fin claro, pero es innegable que su visión del apocalipsis zombie es uno de los más fascinantes que se hayan visto en pantalla. En TWD, nadie está a salvo, y la lucha por sobrevivir de Rick Grimes y los suyos sigue siendo tan intensa como siempre en su sexto ciclo.

Narcos

Imagen foto_00000003Uno de los mayores hits del año en Netflix fue un claro guiño de la compañía a su creciente mercado latino. Narcos no solo está basada en la historia de Pablo Escobar, uno de los traficantes más mitológicos en la historia de este continente, sino que además despliega un amplio reparto de actores latinos para darle vida al imperio criminal del colombiano y los esfuerzos de la policía anti-droga de los Estados Unidos por detenerlo. Con un claro sentido del drama y una estructura adictiva, Narcos hace que su primera temporada de 10 capítulos vuele.

 Rick y Morty

Imagen foto_00000007El que se queja de que las series animadas no son lo que eran, no está prestando atención a lo que se está haciendo en el campo. Producciones como Hora de Aventuras, Gravity Falls, BoJack Horseman y Rick y Morty están llevando la animación a nuevos niveles de complejidad narrativa y corazón. Rick y Morty es particularmente un tesoro, una serie que sigue las aventuras de un joven de 14 años y su abuelo científico a través de numerosos universos y dimensiones. El giro está en que el abuelo genio es además un alcohólico irresponsable y el joven de 14 generalmente se ve sobrepasado por los horrores cósmicos que enfrenta en cada episodio. Entre toda su ridiculez, Rick y Morty se toma algunos segundos para abordar de manera madura temas como la soledad y la pequeñez del hombre frente al universo infinito, nada mal para una serie que además puede sacarte lágrimas de la risa de manera constante.

Mr. Robot

Imagen foto_00000020 Uno de los hits más inesperados de esta temporada, Mr. Robot se ambienta en un futuro distópico en donde un joven ingeniero informático es contratado por un misterioso personaje para formar parte de un grupo de hackers con la misión de frenar a la corporación que secretamente está manejando al mundo. Lo que podría haber resultado en una fantasía futurista en piloto automático se eleva como uno de los thrilles más adictivos de la TV gracias a personajes multidimensionales y temáticas frecuentemente provocadoras. No podrás dejar de verla.

Sense8

Imagen foto_00000025Creada por los hermanos Wachowski (Matrix), Sense8 es otra producción original de Netflix que demuestra que la plataforma de streaming está en una racha. 8 extraños de distintas culturas y partes del mundo se ven inexplicablemente conectados mentalmente luego de tener una visión sobre el brutal asesinato de una mujer. Los protagonistas intentan entender su nueva conexión mientras una misteriosa figura se empeña en cazarlos. La serie tiene un comienzo algo lento, pero dénle una oportunidad, eventualmente te atrapará.

BoJack Horseman

Imagen foto_00000026BoJack Horseman es una comedia dramática acerca del ex protagonista de una exitosa sitcom noventera que ahora lucha contra la depresión, el desvanecimiento de su fama y el alcoholismo. Además, es un caballo antropomórfico. La premisa en sí no se lee muy prometedora, pero la serie es una de las sorpresas más agradables de los últimos años: su humor ácido e inclemente es para llorar de la risa, pero sus personajes son queribles y sus reflexiones acerca de la depresión son particularmente inteligentes (y devastadoras) para una serie cuyo protagonista, de nuevo, es un caballo. Sus dos temporadas están en Netflix.

SEGUIR LEYENDO