Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Martes 26 de julio de 2016

Especial - Los conciertos masivos de más rápida venta en Chile

Ante el veloz despacho de tickets para el regreso de Guns N' Roses, recordamos algunos shows que han cortado boletos en tiempo record en nuestro país.

Por Ignacio De La Maza

35 mil entradas. Eso fue lo que vendió Guns N' Roses en las primeras horas en que estuvieron disponibles las entradas para el regreso de su formación 'clásica' (entiéndase por Axl Rose, Slash y Duff McKagan) al Estadio Nacional. La cita pactada para el 29 de octubre es sin duda uno de los shows más esperados del año, y considerando lo rápido que se han movido los tickets, no sería extraño asumir que el Coliseo de Ñuñoa estará agotado próximamente.

La ocasión nos recordó que, cuando de grandes recitales se trata, Chile tiene un largo historial de correr en búsqueda de esas preciadas entradas para estar frente a nuestros artistas favoritos, agotando localidades con una rapidez que no se ve en muchos lados. En uno de esos ejercicios del recuerdo que tanto nos gustan, aquí repasamos algunas ocasiones en donde los boletos para conciertos masivos se han despachado de manera insólitamente veloz.

Dream Theater – Pista Atlética del Estadio Nacional, 2005

La popularidad del conjunto de metal progresivo por estos lados está más que comprobada, pero nada prueba más su íntima relación con el público chileno que su legendario debut por estos lados hace ya más de 10 años. No solo despacharon rápidamente los 20.000 tickets disponibles para el recital, sino que se presentaron ante el público más masivo que hayan tenido hasta entonces para un show en solitario. Dream Theater será una banda de culto en otros lados del planeta, pero el 2005 demostraron que aquí son casi una agrupación digna de estadios.

U2 – Estadio Nacional, 2006

Los fanáticos del cuarteto irlandés todavía tienen pesadillas con esas filas eternas en el Ripley para asegurar sus entradas para ver la segunda llegada de U2 a Chile. Bono y compañía venían en el marco del Vertigo Tour, uno de sus espectáculos visuales más ambiciosos, y además contaban con el teloneo de unos Franz Ferdinand en el peak de su popularidad. Incluyendo colas eternas en los puntos de compra físicos, líneas telefónicas colapsadas y un primitivo sistema de adquisición por internet, la locura por ver a U2 fue palpable, agotando la mayoría de las localidades del show en el Estadio Nacional en tan solo dos días.  Pocas veces se había visto tanto furor por ver a una banda en Chile.

Incubus – Movistar Arena, 2007

El debut de Incubus en Chile fue un tanto accidentado. La banda de Brandon Boyd tocaría por primera vez en nuestro país en mayo del 2007, pero una lesión en la mano del guitarrista Mike Einziger obligó a suspender la fecha. Finalmente, Incubus cumplió su palabra y reprogramó el show para octubre de ese mismo año. La locura por adquirir entradas para verlos por primera vez aquí fue tal que el concierto fijado para la entonces llamada Arena Santiago se agotó rápidamente, lo que los obligó a añadir una segunda fecha en el mismo recinto.

Radiohead – Pista Atlética del Estadio Nacional, 2009

No era para menos: Radiohead, probablemente la banda más importante de su generación, anunciaba a finales del 2008 que llegaría a Chile por primera vez para cerrar su exitosa gira In Rainbows. La locura por estar en presencia de Thom Yorke y el resto del quinteto de Oxford no se hizo esperar: Radiohead agotó en cosa de días el show fijado para marzo del 2009. No había pasado ni una semana desde el primer anuncio cuando la organización reveló un segundo concierto a realizarse en la misma Pista Atlética, el cual también terminó despachando todas sus entradas ¿El resultado? Dos jornadas inolvidables con Radiohead tocando frente a casa llena. Mención honrosa para el teloneo de Kraftwerk, que estuvo espectacular.

Faith No More – Estadio Bicentenario La Florida, 2010

La banda de Mike Patton ya había generado furor cuando regresaron a Chile en el 2009, primera vez desde 1995 que pisaban estas tierras. Sin embargo, lo del Estadio Bicentenario en el 2010 era especial: La banda lo promocionó como el último concierto de la gira Reunited, por lo que probablemente sería la última posibilidad de ver a FNM en Chile (o en cualquier otro lado). Los tickets volaron y el quinteto de San Francisco nuevamente se vio recibido por una audiencia absolutamente masiva, que cantó cada canción a todo pulmón como si fuese la última vez (porque probablemente lo era). Finalmente, Faith No More reveló que seguirían juntos, lo cual es bueno para los fanáticos, malo para aquellos que creyeron estar en el histórico último show en la carrera de la agrupación.

David Gilmour – Estadio Nacional, 2015

Es divertido pensar que, en algún momento, hubo dudas de si David Gilmour sería capaz de llenar el Coliseo de Ñuñoa. Claro, su ex compañero en Pink Floyd, Roger Waters, ya había realizado la hazaña en más de una ocasión, pero él contaba con la ventaja de venir generalmente en el contexto de giras que recreaban el material de su legendaria banda. Gilmour, por otro lado, tiende a mezclar canciones de Pink Floyd con varias selecciones de su sólida pero menos masiva carrera en solitario. Al final, ningún contexto importó: El guitarrista vendió 40 mil tickets en solo 9 horas, y eventualmente agotó todas las localidades unos días después.

Coldplay – Estadio Nacional, 2016

El ejemplo más reciente de que Chile es un país en donde las entradas para los grandes recitales se siguen moviendo como en pocos lados. Al igual que con David Gilmour, algunos escépticos cuestionaron que el grupo liderado por Chris Martin tuviese una convocatoria suficiente como para llenar el Estadio Nacional, considerando que en su anterior visita habían realizado 3 recitales en Espacio Riesco (cada uno frente a 5.000 personas). Finalmente, Coldplay sorprendió agotando todas y cada una de las localidades del escenario más grande de Chile en tan solo 12 horas, despachando un total de 60.000 boletos.

SEGUIR LEYENDO