Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 26 de enero de 2015

Especial: Las colaboraciones más extrañas de Paul McCartney

Por Ignacio De La Maza

Imagen foto_00000002

Los fanáticos de Paul McCartney quedaron un tanto colgados cuando, exactamente el primer día de este 2015, comenzó a circular por internet ‘Only One’, una canción que encontraba al legendario ex Beatle colaborando con el mismísimo Kanye West. Más desconcertante fue enterarse de que Macca no solo acompañó al rapero en ese tema, sino que trabajó junto a él en varias canciones que formarán parte del nuevo álbum de West (de hecho, ya se puede encontrar otro tema, en donde además se une la cantante Rhianna). Después de Lou Reed con Metallica, es probable que ver a esos dos nombres juntos en un mismo disco sea una de las cosas más extrañas que haya pasado en la historia musical reciente, pero no hay que olvidar que McCartney tiene todo un historial de asociarse con los compañeros más inesperados. Para poner las cosas en contexto, he aquí un pequeño mapa de los colaboradores más curiosos del viejo Paul.

Michael Jackson

La relación de amistad que McCartney entabló con Jackson en los 80 es parte asociada de la mitología musical, pero en su momento fue una alianza tan extraña como la de Macca con Kanye, considerando que el bajista era parte de una rama más tradicional del rock clásico y Jackson se encontraba consolidado como el rey del pop. The Girl Is Mine y Say Say Say salieron de las sesiones que ambos grabaron en 1982, las dos resultando en hits masivos y transversales que consolidaron la relevancia de Paul en la escena del momento. Mención honrosa para el videoclip que promocionaba a Say Say Say, probablemente uno de los más accidentalmente perturbadores que hayan salido de esa época.

Stevie Wonder

Wonder venía entrando en su “período comercial” (una forma diplomática de decir menos creativo) cuando McCartney lo llamó para grabar Ebony And Ivory, dueto que el ex Beatle incluyó en su disco Tug Of War de 1982. Un tema dulzón acerca de la integración racial que sucumbe bajo su propia auto-importancia, el tema de todos modos se convirtió en un hit, aunque varios lo destacan como uno de los peores momentos de Paul.

Youth

Los que abren la boca en señal de incredulidad ante la asociación musical entre McCartney y Kanye West probablemente se olvidaron de The Fireman, el bizarro proyecto de electrónica experimental que el ex Fab Four formó en los años 90 junto a Martin Glover de Killing Joke, más conocido como Youth. Con 3 álbumes a su haber, The Fireman es sin duda el emprendimiento más atípico de McCartney, un proyecto que lo sacó absolutamente de su zona de comodidad y lo obligó a abrirse a nuevas ideas. Su repertorio ha ido de menos a más, así que ojalá que Paul no se haya olvidado del número de Youth como para pegarle una llamada de vez en cuando.

Allen Ginsberg

Uno de los poetas más aclamados de la llamada “generación Beat”, Ginsberg convocó a McCartney y al compositor Philip Glass en 1996 para ayudarlo a musicalizar Ballad Of The Skeletons, su último gran escrito antes de su muerte un año más tarde. El resultado fue acompañado por un video musical emitido por la cadena MTV, en lo que probablemente cae dentro de uno de los momentos más fascinantemente extraños en la historia de la estación.

Jay-Z y Linkin Park

Kanye West no es ni siquiera el primer rapero con el que McCartney ha compartido micrófono: Ese honor se lo lleva Jay-Z, quien junto a Linkin Park protagonizó en el 2006 una de las presentaciones más excéntricas en la historia de los Grammy (una ceremonia que literalmente solo vale la pena por momentos como éste), al invitar al hombre de Liverpool a tocar Yesterday en medio de un medley que también incluyó Numb (de Linkin Park) y Encore (de Jay Z). Una imagen difícil de sacarse de la cabeza.

Nirvana

Cuando McCartney adelantó que reemplazaría a Kurt Cobain en una “reunión” de Nirvana en medio de un concierto benéfico para víctimas del Huracán Sandy, medio mundo perdió la cabeza. Probablemente la mayoría soñó con ver a un Beatle cantando Serve The Servants frente a miles de personas, pero la colaboración solo se produjo para interpretar Cut Me Some Slack, un tema compuesto por Sir Paul junto a Dave Grohl, Krist Novoselic y Pat Smear para el documental Sound City. No suena mucho a lo que una fusión entre los Fab Four y el trío de Seattle podría ser, pero no es un mal tema.

The Bloody Beetroots

Levante la mano quien haya visto a The Bloody Beetroots en Lollapalooza Chile 2014 y haya pensado “a esto les falta Paul McCartney” ¿Nadie? Bueno,  a Youth (quien, se acordarán por más arriba, trabaja con Macca en The Fireman) sí se le ocurrió, por lo que cobró un par de favores y logró que Sir Paul apareciese en el tema Out Of Sight del proyecto electrónico del italiano Sir Bob Cornelius Rifo (probablemente no sea su verdadero nombre). Macca incluso apareció en el video oficial. En una larga lista de colaboraciones inimaginables, esta se lleva el premio.

Kanye West

Los puristas de los Beatles sufrieron un colapso nervioso cuando Kanye West publicó Only One, primer single de su nuevo disco y la primera canción revelada de su aparentemente prolífica grabación junto a McCartney. El revuelo parece estar más centrado en la polémica imagen pública de West que en el tema en sí, una balada dulce y sentida que probablemente habría sido aplaudida si se tratase solo de Macca. De cualquier manera, demuestra que uno de los músicos más importantes de todos los tiempos sigue teniendo un sentido aventurero. Deberíamos estar agradecidos de eso.

Por Ignacio De La Maza

SEGUIR LEYENDO