Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 15 de julio de 2016

Especial - 6 series que se quedaron fuera de los Emmy 2016 (y que deberías ver)

Un repaso a producciones notables que fueron ignoradas por la academia de la TV.

Por Ignacio De La Maza

Ayer fueron reveladas las nominaciones a la entrega número 68 de los premios Emmy, la Academia encargada de reconocer lo mejor del mundo de la televisión. Para sorpresa de los que seguimos esta clase de cosas, en esta ocasión los Emmys (a realizarse el 18 de septiembre) tuvieron más aciertos que fracasos, reconociendo a algunas de las producciones más notables del último año (¡Mr. Robot! ¡Master Of None! ¡Better Call Saul! ¡Fargo! ¡The People vs OJ Simpson!). Sin embargo, como pasa en toda clase de premiaciones, hay algunas omisiones que llaman la atención. Desde favoritos del público a series culturalmente relevantes que estuvieron alimentando la conversación, hay múltiples producciones cuya falta de reconocimiento nos llama la atención. A continuación, hacemos un recuento con las grandes ausencias en los Emmys 2016.

PD: En la lista se incluyen series que en algún momento parecieron tener una posibilidad. Los que leyeron nuestro recuento con las mejores producciones televisivas del 2016 sabrán de nuestro amor por The Girlfriend Experience y Horace & Pete, que jamás iban a meterse dentro de las categorías principales.

 Orange Is The New Black

En su cuarta temporada, la serie más comentada de Netflix (y favorita de los Emmy, habiendo competido tanto como comedia como drama en los últimos años) recibió aplausos casi unilaterales de la crítica, al abrir ambiciosamente su historia  más allá de las críticas al sistema penitenciario y abordando (de manera divisiva) el movimiento ‘Black Lives Matter’ y el racismo institucional en los Estados Unidos. Para sorpresa de todos, Orange Is The New Black no anotó ninguna nominación en las categorías más importantes. Quizás los votantes decidieron que, con la masiva (y merecida) cantidad de nominaciones a The People vs OJ Simpson, la cuota de series contingentes ya estaba saldada.

Hannibal

No es ninguna sorpresa que los Emmy hayan fracasado en reconocer a Hannibal una vez más. La serie (basada en la saga de libros de Thomas Harris sobre el icónico caníbal Hannibal Lecter) siempre fue demasiado artística, melancólica y, a su vez, violenta, como para meterse en la cultura popular de manera asertiva (De hecho, por eso fue cancelada en su tercera temporada). Sin embargo, es un tanto decepcionante que la Academia haya dejado pasar su última oportunidad para reconocer a una de las producciones más fascinantes que se hayan visto en TV. Aún más imperdonable  es el hecho de que Mads Mikkelsen jamás haya anotado ni una sola nominación por su enigmática e inolvidable interpretación como el personaje titular.

Penny Dreadful

Al igual que Hannibal, es sabido que los Emmy no están ni ahí con Penny Dreadful. De hecho, ambas series tienen varias cosas en común: Ser producciones de género (horror psicológico y gótico, respectivamente) con valores artísticos, actuaciones poderosas, propensas a la violencia (pero nunca de manera gratuita) y una duración de tan solo 3 temporadas. Y también, al igual que Hannibal, quizás el mayor pecado de los Emmy sea jamás haber considerado a la protagonista de la serie en las categorías de actuación. Durante 3 ciclos, Eva Green ofreció una interpretación aplanadora e imposiblemente intensa como una mujer atrapada en medio de una pesadilla de proporciones bíblicas en la Inglaterra victoriana. La Academia no te habrá reconocido, pero nosotros no te olvidaremos nunca, Eva.

Marvel’s Jessica Jones

Quizás los Emmys determinaron que habían cumplido su cuota de feminismo nominando a básicamente todo el reparto femenino de Game Of Thrones (todas merecidas), pero la falta de amor por Jessica Jones, lo mejor que ha salido de la incursión de Marvel en la televisión, demuestra que la Academia todavía no puede ver más allá de la premisa ‘serie de superhéroes’. Por supuesto, todos los que hayan visto la producción de Netflix sabrán que Jessica Jones era mucho más que eso: La serie protagonizada por Krysten Ritter (fantástica) como una mujer superdotada que vivió bajo el control mental de un villano (David Tennant, en la actuación más perturbadoramente impecable de la temporada), resultó ser una devastadora metáfora sobre el abuso sexual y los efectos espeluznantes en sus víctimas.

You’re The Worst

You’re The Worst tiene una fanaticada ferviente pero extremadamente acotada: En Estados Unidos solo se transmite por FXX (el canal secundario de FX) y en Chile ni si quiera tiene pantalla. Lástima, porque se trata de una de las comedias más subversivas en esta llamada ‘era dorada de la TV’. La serie sobre una pareja con tendencias autodestructivas que intenta hacer funcionar una relación de pareja pese a todos sus instintos es frecuentemente hilarante y conmovedora en su realismo. Sin embargo, en su segunda temporada, You’re The Worst elevó la ambición al centrar su trama en la depresión clínica de uno de sus protagonistas, presentando la condición como pocas veces se ha visto en televisión: De manera aterrizada, inescapable y dolorosa. Que Aya Cash no haya sido considerada a Mejor Actriz de Comedia por lo que probablemente fue la mejor actuación del 2015 es casi criminal.

BoJack Horseman

Hablando de depresión: Es curioso que, en el último año, las 2 series que han abordado el tema de manera más realista sean comedia. Aún más inesperado es que una de esas comedias sea una producción animada acerca de un caballo antropomórfico que vive en una versión bizarra de Hollywood que comparten humanos y animales. Sin embargo, BoJack Horseman es increíblemente honesta a la hora de abordar los evidentes problemas psiquiátricos de su personaje, una estrella de una odiosa sitcom noventera (de nuevo, el tipo es un caballo) que intenta ganarse el respeto del público y demostrarse a sí mismo que su vida vale la pena. Todo esto podría ser un ejercicio en miseria, pero el mayor logro de BoJack Horseman es que las risas siempre están a la vuelta de la esquina, y es curioso que los Emmy hayan decidido dejarla afuera de Mejor Serie Animada. Mientras tanto Los Simpson siguen y siguen consiguiendo estatuillas por llamarse Los Simpson.

SEGUIR LEYENDO