Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 21 de abril de 2017

Especial - 4 producciones para ver en Netflix este fin de semana (21 al 23 de abril)

Como siempre, un recomendado para aquellos que les gusta disfrutar el tiempo libre en buenas series y películas.

Por Ignacio De La Maza

¡Llegó el fin de semana!... De nuevo. El censo interrumpió esta semana laboral y no alcanzamos a parpadear antes de encontrarnos una vez más con el siempre necesario tiempo libre. Ya les recomendamos algunas películas y series para ver mientras cumplían su deber civil, pero eso era para el miércoles, y no los íbamos a dejar sin nuevas sugerencias para aquellos que disfrutan de una cuenta de Netflix (o la del amigo).

Lamentablemente, Fargo no se encuentra en la plataforma de streaming (porque en ese caso les recomendaría Fargo… Maldita sea ¿Vieron el primer capítulo de la nueva temporada de Fargo? Eso es TV de calidad en su máxima expresión, carajo). De todos modos, con una biblioteca tan amplia, hay producciones de sobra para compensar esta falta de Fargo… Fargo.

Una película:

What We Do In The Shadows

Imagen foto_00000021

What We Do In The Shadows (que también puedes encontrar bajo el poco atractivo nombre de ‘Casa Vampiro’) es una comedia brillante en su estupidez, y su gusto por encontrar formas ingeniosas de ser absolutamente imbécil es contagioso. La cinta de bajo presupuesto se presenta como un ‘documental’ (aunque frecuentemente utiliza recursos de reality show) acerca de 4 vampiros viviendo en una antigua casa en Nueva Zelanda, mientras intentan vivir normalmente sus noches de chupasangre y convivir tanto con humanos como con otras criaturas fantásticas. Subvirtiendo de forma hilarante la mitología de los muertos en vida, la película es un gusto liviano pero siempre consciente de su idiotez, y si no te genera ninguna sonrisa probablemente estás tan muerto como sus protagonistas.

Una serie:

BoJack Horseman

Imagen foto_00000024

Si todavía no ven lo que probablemente es el mejor drama del momento, es probable que la enésima vez que lo recomiendo a través de esta plataforma no haga mucha diferencia, pero aquí va de nuevo: BoJack Horseman es probablemente el mejor drama del momento. La serie animada sobre un mundo en donde animales antropomórficos conviven con seres humanos se presenta inicialmente como una sátira sobre el vacío de Hollywood, pero lentamente se convierte en una meditación devastadora sobre la depresión y las conductas autodestructivas que vienen de la mano. A través del personaje titular, un caballo ex estrella de sitcom que intenta darle un nuevo sentido a su vida, y su querible reparto de personajes secundarios, estas reflexiones generalmente son hechas más fáciles gracias al desquiciado sentido del humor de la serie. Sin embargo, todas las risas vienen acompañadas de una pequeña punzada existencial. Actualmente hay 3 temporadas en Netflix, con una cuarta confirmada para algunos meses más.

Un documental:

Hip Hop Evolution

Imagen foto_00000022

Separado en 4 partes, Hip Hop Evolution cuenta…bueno, la evolución del hip hop. De todos modos, la producción transforma los comienzos del predominante género musical en una historia fascinante de descubrimiento y enriquecimiento sonoro y lírico, expandiendo los límites de la música popular. Con entrevistas a las grandes leyendas de los primeros días del rap, incluyendo Grandmaster Flash, Afrika Bambaataa, Chuck D y Ice Cube, el documental expresa un evidente amor por el movimiento y sus distintas vertientes y es tan educativo como atrapante. La única queja es que quizás detiene su análisis demasiado temprano (solo llega hasta comienzos de los 90), pero para eso está la posibilidad de una segunda temporada.

Un stand-up:

Trevor Noah – Afraid Of The Dark

Imagen foto_00000002

Más conocido como el reemplazante del gran Jon Stewart en The Daily Show, Trevor Noah comparte de cierta manera con su antecesor un sentido de perplejidad ante la ignorancia política y social de ciertos sectores de los Estados Unidos. A diferencia de Stewart, Noah no reacciona tanto con ira ante sus blancos más que con una extrañada fascinación, como si intentase comprender sin respuesta de dónde surgen sentimientos como la misoginia, el chauvinismo y el racismo. Como oriundo de Sudáfrica, Noah también tiene una perspectiva generalmente iluminadora sobre los problemas de Norteamérica, pero lejos de ser pedante, su voz nunca olvida ser inclusiva sobre sus puntos, ya sea hablando de Donald Trump u osos de peluche. Por supuesto, lo más importante es que el tipo es divertido. Esto es un stand-up, después de todo. 

SEGUIR LEYENDO