Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 13 de abril de 2016

Especial - 10 discos en vivo del Siglo XXI que debes escuchar

Porque no todos los grandes registros quedaron en el pasado

Por Ignacio De La Maza

El ‘disco en vivo’ es un arte complejo. Después de todo, el ideal es que sea una demostración de lo que una banda puede hacer sobre el escenario, transmitiendo la energía de estar en un concierto en tus audífonos (o parlantes) sin la ayuda de un componente visual. Los mejores álbumes en vivo te aceleran el corazón tal y como si estuvieses ahí; los peores son simples recreaciones de las canciones en estudio pero con aplausos entre medio.

Ejemplos de álbumes en vivo legendarios hay varios: Live At Leeds de The Who, Made In Japan de Deep Purple, el MTV Unplugged de Nirvana. Sin embargo, existe una convención de que el formato dejó su época de gloria atrás, y que los productos de este tipo hoy en día son meros artículos promocionales. Sin embargo, el siglo XXI no está ausente de trabajos musicales en directo que son capaces de hacerte vibrar tanto como sus pares de antaño. En este especial, te recomendamos 10 discos en vivo post-2000 que son una verdadera lección en transportar la experiencia de un show a tu reproductor musical:

Rush – Rush In Rio

Ahora que Neil Peart está básicamente empeñado a retirarse de los escenarios, los recuerdos en vivo de Rush son aún más preciados. Rush In Rio fue el primer disco del trío canadiense en incluir un setlist de manera íntegra (pese a que no todas las canciones fueron extraídas del titular show en Rio en 2002), lo que lo hace el registro definitivo de la banda fuera del estudio. Por supuesto, Rush está en plena forma, atravesando toda su discografía en 173 minutos de pura gloria musical. Uno de los mejores discos en vivo de una de las mejores bandas en vivo.

The White Stripes - Under Great White Northern Lights

Capturando al dúo a solo meses de su separación (que no sería confirmada hasta 2 años después) durante su gira canadiense, hay algo histórico en Under Great White Northern Lights: El único registro en vivo de una banda que definió el rock en la década pasada. Si los discos de los White Stripes ya eran crudos, esto se multiplicaba por 100 cuando estaban sobre el escenario, dándole a las canciones una urgencia y visceralidad mucho mayor que la de sus contrapartes de estudio. Ayuda que la mezcla del álbum mantenga la suciedad y los errores, haciéndote sentir como parte del público.  

Black Rebel Motorcycle Club – Live In Paris

Como lo demostraron hace algunas semanas en nuestro país, Black Rebel Motorcycle Club no anda con rodeos en sus conciertos. Cada presentación es una aplanadora de rock que apenas te da respiro antes de la próxima descarga de sonido. Sería cansador de no ser porque la banda despacha cada canción con un carisma magnético, algo que sorprendentemente se traduce a la perfección en Live In Paris, en donde toda la actitud de BRMC se destila a la perfección sin la necesidad de un componente visual.

Radiohead – I Might Be Wrong: Live Recordings

Como único registro oficial de Radiohead en vivo, I Might Be Wrong es una verdadera joya. El álbum captura a los chicos de Oxford en una serie de fechas en promoción de sus discos más experimentales, Kid A y Amnesiac, y solo se concentra en canciones de esa era. Pese a que no hay ningún ‘Creep’ o ‘Paranoid Android’ a la vista, el disco se sostiene sin problemas con la fuerza del material de Radiohead en el nuevo milenio, canciones que podrían sonar algo frías e impenetrables pero que en vivo revelan un corazón que antes era fácil pasar por alto. Además, incluye la única versión grabada hasta la fecha de True Love Waits, una de las baladas más conmovedoras que Thom Yorke haya escrito.

LCD Soundsystem – The Long Goodbye

Como uno de los nerds musicales más ingeniosos de la actualidad, James Murphy usó a LCD Soundsystem como una especie de clase de historia: David Bowie, Brian Eno, Talking Heads, Kraftwerk, The Fall, Joy Division, Liquid Liquid, Suicide y Daft Punk combinados en un solo acto. Sin embargo, había algo único en la música de la banda: Una especie de reflexión BAILABLE sobre lo agridulce de envejecer. Apropiadamente, su despedida de los escenarios en el 2011 fue capturada en uno de los discos en vivo más vibrantes de la actualidad, un set de 3 horas que resume por qué LCD Soundsystem era una de las bandas más importantes de su generación. El hecho de que se hayan reunido este año no le quita ni una gota de peso emocional.

Kraftwerk – Minimum-Maximum

¿Cómo hacer un disco en vivo de música electrónica? Replanteemos esa pregunta: ¿Cómo hacer un disco en vivo de Kraftwerk? Después de todo, los shows de los alemanes tienen un componente visual importante para compensar su estoica actitud sobre el escenario. Sin embargo Minimum-Maximum es una clase de cómo superar estos desafíos: El sonido es más cristalino y resonante que nunca, los ritmos son irresistibles, y el público nunca deja de escucharse en medio de las catedrales sintetizadas que Kraftwerk. Funciona tanto como testamento del poderío de los alemanes como un resumen de por qué su catálogo es tan influyente.

 Mastodon – Live At Brixton

Mastodon debe ser una de las bandas más necesarias del rock pesado actual, un grupo que con cada disco desafía y expande las ideas sobre cómo debe sonar la música de guitarras en el siglo XXI. El problema es que su carácter de científicos locos en el estudio de grabación no siempre se logra traducir a un contexto en vivo. Ese es un problema que Live At Brixton sortea con un éxito impresionante. Grabado en el 2012, el álbum encuentra a la banda arrasando a través de 23 cortes de su discografía con soltura, crudeza y precisión, un balance nada fácil de conseguir. Si alguna vez necesitas un ‘Grandes Éxitos’ de Mastodon, esto es todo lo que debes escuchar.

David Bowie – A Reality Tour

La sensible muerte de David Bowie en enero hace que su último disco en vivo sea aún más necesario. Registrado en Dublín en el 2003, pocos meses antes del infarto que lo retiraría de los escenarios por los últimos 10 años de su vida, A Reality Tour es una especie de vuelva de la victoria para el Duque Blanco. Lejos están los recuerdos del andrógeno Ziggy Stardust, el espectro devastado por la cocaína o la megaestrella ochentera, con un Bowie que suena más relajado  y vital que nunca, mientras disfruta de un legado que, él mismo parece, es uno de los más importantes en la historia de la música. La mayoría de sus hits están aquí, pero también hay espacio para rarezas, covers a Pixies e Iggy Pop, e incluso un confiado énfasis en cortes de sus trabajos más recientes en esa fecha (los subvalorados Heathen y Reality). Una coronación ideal aunque algo agridulce para uno de los artistas más completos de todos los tiempos.

 David Gilmour – Live In Gdansk

Al igual que con A Reality Tour de Bowie, hay algo inherentemente agridulce en Live In Gdansk. El álbum fue grabado durante el show final de la gira On An Island de David Gilmour, e incluye una de las últimas interpretaciones de su ex compañero en Pink Floyd, Richard Wright, quien falleció a mediados del 2008 (solo unos días antes del lanzamiento de este disco). Live In Gdansk funciona tanto como elegía al talento de Wright como testamento de la relevancia de David Gilmour, interpretando codo a codo clásicos de Pink Floyd con material en solitario, acompañado de una orquesta filarmónica que lo hace sonar más triunfante que nunca. Una experiencia conmovedora y emocionalmente intensamente, como Gilmour tiende a regalarlas.

 Blur – Parklive

Editado a tan solo 24 horas de la realización del concierto que registra (el cierre de los Juegos Olímpicos de Londres 2012), Parklive es el álbum en vivo definitivo de Blur. La inesperada reunión de la banda en el 2009 fue exitosa pero inestable, en donde cada concierto amenazaba con ser el adiós definitivo. Ese día en Hyde Park la situación no era distinta, con Damon Albarn anunciando que probablemente sería el fin de una etapa para el conjunto. Sin embargo, algo cambió cuando subieron al escenario, y es algo que se puede escuchar en el disco: Blur parece revitalizado, reencantados con la importancia que tiene su repertorio para miles de personas, tocando cada canción como si su vida dependiese de ello. No es extraño que poco tiempo después hayan decidido volver al estudio para grabar nuevas canciones. Imperdible.

SEGUIR LEYENDO