Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 1 de junio de 2017

¿Es Sgt. Pepper el mejor álbum de los Beatles?

La obra más aplaudida de los Fab Four cumple 50 años.

 Por Ignacio De La Maza

Hablar del mejor álbum de los Beatles es como elegir a tu Beatle favorito (Paul McCartney, pese a todo) o tu hijo favorito (no tengo hijos): En todos esos casos, la discusión puede llevar a un feroz debate en donde, inevitablemente, alguien saldrá ofendido (como mi hipotético hijo menos favorito, por ejemplo). Puede ser un cliché, pero los Fab Four siguen teniendo lo que probablemente es la discografía más sólida en la historia de la música, por lo que llegar a un consenso sobre cuál es la obra maestra definitiva de un repertorio lleno de obras maestras va a generar roces, inevitablemente.

Sin embargo, lo más cercano a llegar a una definición sobre este tema es nombrar al Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, el octavo álbum de la banda, que hoy cumple 70 años, como el álbum más importante de los Beatles, el momento en donde todas sus ambiciones conceptuales confluyeron con sus capacidades compositivas sobrehumanas y un manejo del estudio de grabación como pocas veces se había visto antes para crear un trabajo que, en términos tanto sonoros como iconográficos, se volvió instantáneamente inolvidable. Incluso aquellos que han vivido en una cueva toda su vida probablemente reconocen la icónica carátula, los coloridos vestuarios del grupo o cortes inmortales como el tema titular, With A Little Help From My Friends o A Day In The Life. ‘Sgt. Pepper’ es, indudablemente, un producto de cultura popular más que un mero disco.

Ahora ¿Es el mejor momento de los Beatles? ¿Es el mejor álbum de todos los tiempos? ¿El más influyente? Como toda discusión girando en torno al arte, las respuestas varían dependiendo de a quién se le pregunte. En mi caso, se lo pregunté a nuestro Alfredo Lewin, la fuente en la que más confío para todo lo que tenga que ver con Beatles, sobre si Sgt. Pepper puede ser considerado el punto máximo de Lennon, McCarteny, Harrison y Starr. Su respuesta fue categórica: “No. Revolver, solo un año antes, tiene mucho mejores canciones. El valor singular del ‘Pepper’ está en su producción. Sin embargo, creo que al final es mucho ruido y pocas nueces”.

No es extraño que fanáticos acérrimos de los Beatles intenten plantear la narrativa de que Revolver (1966) es el disco que realmente representa a los chicos de Liverpool operando a toda máquina (en lo personal, también lo prefiero antes que el Sgt. Pepper, aunque lo ubico debajo de la cohesión simple pero directa del Abbey Road y la encantadora dispersión del White Album). Sin embargo, pocos discuten Revolver en los mismos términos que su sucesor, a tal punto que cuando ese disco cumplió 50 años, las piezas escritas sobre este hito fueron mínimas (nosotros tampoco hicimos nada, a todo esto).

Con respecto a por qué el Sgt. Pepper capturó el inconsciente colectivo con mayor fuerza que cualquier otro álbum de los Beatles, el análisis de Alfredo apunta a la capacidad de representar un momento cultural específico como ningún otro álbum lo supo hacer: “Creo que el disco pasó a ser una proyección del año 1967. Desde las múltiples referencias pop de su carátula hasta los guiños a la psicodelia y el mensaje de ‘All You Need Is Love’ (que no fue incluida en el disco pero sí se grabó en esas sesiones). Revolver es un disco mucho más humilde en ese sentido, aunque yo lo encuentro más sólido. Por otro lado, después del Sgt. Pepper vendría la dispersión del White Album, que a su vez refleja más la incertidumbre del año 68. En Sgt. Pepper, los Beatles se unieron por última vez en un concepto sonoro y de producción, y eso es más llamativo y también más fácil de difundir”.

Comencé esta columna pensando en escribir las razones de por qué Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band no es el mejor disco de los Beatles, pero finalmente me di cuenta que poco importa. De nuevo: Hay tantas opiniones al respecto como fanáticos de los Beatles. Sin embargo, quizás sea más fácil argumentar por su importancia: La masificación de la idea de que el estudio de grabación podía ser tratado como un instrumento más (algo que ya había ocurrido en Revolver y Pet Sounds de los Beach Boys, pero que se consolida aquí); la noción de que un álbum podía estar reunido alrededor de un concepto unificador y lo más importante: Que un disco podía ser más que un disco. Ahí está el legado más grande del álbum. Revolver será mejor disco, pero fue el Sargento Pimienta el que le demostró al mundo el poder de la música más allá de los límites del vinilo. Felices 50 años. 

SEGUIR LEYENDO