Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 7 de mayo de 2014

Entrevista: Mark Arm de Mudhoney

Vocalista de pioneros del grunge discutió el movimiento de Seattle, el Salón de la Fama del Rock y show en Chile en conversación con la 105.7.

Imagen foto_00000001

Mudhoney es de esas bandas que no recibe suficiente crédito. No es que sean ignorados, pero su nombre tiende a ser relegado a un costado cuando se habla de grandes héroes del grunge como Nirvana o Alice In Chains. Puede que el conjunto, que nació de las cenizas de Green River en 1988, no haya alcanzado la fama de estadios que sus pares en la escena de Seattle consiguieron, pero pocos grupos son más fundamentales para entender la evolución y desarrollo de ese movimiento. Involucrados en el mítico sello Sub Pop desde sus inicios, Mark Arm y compañía impulsaron y definieron ese sonido distorsionado y lo-fi con el que después varios de sus discípulos usarían para alcanzar la fama.

Cuando quedan solo días para su segunda visita a Chile el 10 de mayo en el Teatro La Cúpula (en el marco del Sub Pop Festival junto a Metz y Guiso), conversamos con el vocalista Mark Arm acerca de la trayectoria de la banda, el legado de Sub Pop, cómo fue vivir el grunge en primera persona y la inducción de Nirvana al Salón de la Fama del Rock:

Mudhoney vuelve a Chile por primera vez desde el 2005, cuando tocaron con Pearl Jam ¿Tienen algún recuerdo de esa experiencia? Causaron una gran impresión esa vez.

Wow, sí, recuerdo que el público estaba enloquecido, y por supuesto, era un recinto muy grande, mucho más de lo que estamos acostumbrados a tocar. Es un lugar muy hermoso, si mal no recuerdo. Tuvimos un buen par de días por esos lados, fuimos a la casa de Pablo Neruda y cenamos…tengo una amiga que es de Santiago pero vive aquí, y estaba allá por entonces, Steve (Turner, guitarrista) y yo fuimos a comer con su familia. Muy buena experiencia.

Es interesante pensar que, coincidentemente, Mudhoney y Pearl Jam son de las pocas bandas de la escena de Seattle que se han mantenido constantemente lanzando discos y girando el mundo ¿Cómo es que Mudhoney ha sobrevivido todo este tiempo?

Bueno, ya sabes, pero se te olvida que la otra banda que también ha hecho eso son los Melvins.

Claro, los Melvins. Me refería a que fue Pearl Jam con quienes estuvieron aquí la última vez.

Claro, claro. Bueno, probablemente es diferente para Pearl Jam, no puedo hablar por ellos, pero en el caso de nuestra banda básicamente es porque ¿nos gusta mucho? (risas), disfrutamos mucho lo que hacemos, nos llevamos bien y no hay conflictos interinos o nada por el estilo, solo somos buenos amigos y lo pasamos bien.

En esa misma línea (de la longevidad de la banda), su nuevo disco Vanishing Point suena inconfundiblemente como Mudhoney, pero no cae en nostalgia, se siente fresco ¿Es difícil mantenerse creativo y sacar nuevas ideas?

Oh, genial, pero realmente no hay mucho análisis detrás de nuestro proceso creativo, no ponemos muchos pensamientos en ello. No nos sentamos antes a discutir lo que estamos intentando hacer, solo escribimos las canciones y así surgen ¿Sabes a lo que me refiero? No es que tratemos de sonar frescos o modernos, es simplemente lo que sucede.

O sea, hacen lo que quieran.

Sí, exacto.

Ustedes han estado involucrados con Sub Pop desde el origen del sello y, excepto por un pequeño período durante los 90, se han quedado ahí ¿Por qué? ¿Hay más cabida en Sub Pop para una banda como Mudhoney?

Bueno, ya sabes, es nuestra casa (risas). Yo estuve involucrado en Sub Pop desde antes que Mudhoney siquiera empezara, con Green River. Bruce (Pavitt, fundador del sello) y Jonathan (Poneman, otro fundador) eran muy buenos amigos y lo siguen siendo (pausa larga), el sello ha cambiado de manera dramática desde sus comienzos. En sus primeros años nadie sabía lo que hacía, nosotros aprendíamos a ser una banda y ellos a ser una compañía discográfica. Cuando volvimos en el 2000 (después de haber firmado con Reprise en los 90, sello manejado por Warner Bros), tenían abogados ¡Y un contador! (risas) Eran mucho más profesionales.

Es interesante, porque dices que Sub Pop es su casa, pero ahora es el hogar también de bandas y estilos musicales muy distintos. Tienen a Metz (quienes telonean a Mudhoney en Chile), tienen a los Afghan Whigs que vuelven al sello después de mucho tiempo, pero además tienen grupos como Beach House ¿Por qué crees que sucedió esto? ¿Por qué el sello se convirtió en algo tan variado?

Bueno, porque es ser inteligente (risas). Cuando Sub Pop comenzó, recuerdo que Bruce y Jonathan hablaban de seguir el modelo de sellos independientes previos al Motown, o Dischord que es un sello punk de Washington D.C, o un sello escoces. Querían tener un enfoque local, pero creo que, luego de un par de años, quedó claro que esa no es la forma de mantener una compañía discográfica si quieres crecer. Una de las primeras agrupaciones en Sub Pop fue The Fluid, que es una banda de Denver, que no es particularmente cerca de Seattle, son como 24 horas en auto. Y después entraron los Afghan Whigs que son de Ohio.

Cuando el grunge se convirtió en esta escena gigante en 1991 y todo el mundo y sus perros intentaron formar bandas con un sonido grunge, Mudhoney se mantuvo fiel a sus ideales incluso cuando firmaron con un gran sello ¿No se sintieron afectados por esta locura grunge? ¿Hubo alguna presión de volverse más accesibles, quizás?

Creo que tuvimos la suerte de deslizarnos por los bordes. La escena en Seattle estaba creciendo y algunas bandas se convirtieron en cosas realmente gigantes, por lo que los sellos empezaron a poner sus ojos en nosotros. Negociamos un contrato amigable con nuestra integridad artística porque estábamos en una posición de poder, en el sentido de que teníamos varias ofertas. No aceptamos ningún contrato por mucho dinero porque nos sonaba a una trampa,  fuimos por uno que nos diera menos recursos pero más libertad, y en esa época, Warner Brothers era reconocida por ser la gran compañía que respetaba tu voluntad.

Lamentablemente desde entonces las cosas han cambiado ahí, los que estuvieron a cargo de la compañía por 30 años desaparecieron y fueron reemplazados por un grupo de contadores ¿Sabes a lo que me refiero? Pero en nuestra época nunca hubo presiones para cambiar nuestro sonido. Especialmente porque, en un comienzo, no tenían idea lo que les pasó, los tipos de los sellos. El éxito de Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden y Alice In Chains salió de la nada, los sellos estaban acostumbrados lidiar con C&C Music Factory o Paula Abdul, o bandas hair metal como Warrant y cosas así. Ya sabes, no había mucha substancia (risas), por lo que tomamos a los grandes sellos por sorpresa. Por eso creo que lo vieron como algo orgánico que salió del underground y dijeron “vamos a dejarlos hacer lo que hacen, porque nosotros no lo entendemos. Sabemos trabajar con Paula Abdul, sabemos trabajar con Poison, no sabemos qué hacer con Mudhoney” (risas).

Entonces, ya sabes, para nosotros fue muy importante no perder perspectiva de quiénes éramos o de dónde veníamos. Para nuestro primer disco con Warner (Piece Of Cake, 1992), grabamos en el mismo estudio de siempre, que era el sótano de una casa, que era muy, muy pequeño (risas).  

Si lo piensas, “grunge” era un concepto para describir a un montón de bandas que no tenían mucho que ver entre sí aparte de algunas influencias en común ¿Se sintieron parte de la ola grunge?

Claro, pero si lo piensas, podrías decir lo mismo del punk ¿Sabes? The Stranglers no sonaban parecido a los Sex Pistols y The Clash no tenían nada que ver con Wire, eran todas bandas muy diferentes.

Tienes razón, tengo mucho que reflexionar al respecto.

Sí (Risas).

En fin, Nirvana fue introducido hace un tiempo al Salón de la Fama del Rock And Roll. Tú fuiste amigo de Kurt Cobain y él siempre dijo que Supermuff Bigmuff fue una influencia fundamental en su sonido ¿Ves a Mudhoney siendo introducido en algún momento al Salón, o simplemente no lo piensas?

No me importa (risas).

¿Ni siquiera un poco?

(Risas) No significa nada para mí. Hasta que no introduzcan a Sonic Youth, a los Butthole Surfers, The Scientists (risas), nuestros verdaderos héroes, los New York Dolls por ejemplo. Ocasionalmente alguna banda buena es considerada, The Stooges fueron inducidos, creo que los Sex Pistols también, pero principalmente es pura mierda que no me interesa (risas).

De hecho, los Sex Pistols fueron inducidos pero mandaron una carta al Salón diciendo que rechazaban la invitación ¿Mudhoney haría algo similar si les ofrecieran el galardón?

Mhm, estoy seguro que si Mudhoney fuera inducido, probablemente iríamos ¿sabes? No vamos a andar haciendo una gran declaración de principios al respecto. Pero sabes que nunca nos lo van a ofrecer (risas).

Te tengo que hacer la pregunta más repetida que existe, pero de todos modos ¿Qué podemos esperar de su show en Chile?

Uhm, no estoy muy seguro. Sé que pueden esperar un show sólido de rock and roll, vamos a tocar canciones de todas nuestras eras, harto material viejo pero también de nuestro nuevo disco, Vanishing Point. Nos presentamos con Metz que son una banda asombrosa.

¿Ustedes escogieron a Metz como teloneros?

¡No sabíamos que teníamos opción! (risas) En Brasil empezó a surgir esta idea del festival Sub Pop, y sabíamos que Metz estaban involucrados. Hemos tocado con ellos varias veces, en Canadá y en Gran Bretaña. Son una gran banda y estamos felices de poder presentarnos junto a ellos.


Por Ignacio De La Maza

SEGUIR LEYENDO
Tags: Mudhoney