Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 24 de septiembre de 2018

ENTREVISTA | Alex Kapranos de Franz Ferdinand: "Todavía conservo la Gaviota de Plata"

El líder de los escoceses conversó con Sonar de cara a su regreso a Chile este 9 de octubre.

Por Pancho Reinoso

Fueron muchas las bandas que marcaron la 'resurrección' de la música de guitarras a comienzos de los 2000, pero pocas han sabido mantenerse tan vigentes, consistentes y ambiciosas como Franz Ferdinand.

La música de los escoceses siempre ha caminado una delgada línea entre la experimentación y los sonidos más irresistibles, y su nuevo álbum 'Always Ascending' los encuentra en plena salud incluso tras la partida de un miembro tan fundamental como el guitarrista Nick McCarthy. 

Ahora vuelven a Chile este 9 de octubre en el Teatro Caupolicán (entradas aquí), y su líder Alex Kapranos cuenta los días para el reencuentro con su devota fanaticada chilena, esa con la que Franz Ferdinand ha construido un lazo especial desde su primera visita a nuestro país por allá en el 2006.

Desde su histórico paso por el Festival De Viña hasta esa emotiva presentación a días del terremoto del 2010, Kapranos tiene recuerdos de sobra acerca de Chile, y su cariño a la hora de hablar de nuestras tierras es palpable. Así fue nuestra conversación:

¿Qué tal, Alex? ¿Cómo va todo? Has tenido un año ocupado por lo que veo

¡Todo bien! Han sido meses con muchos conciertos y la gente se ha portado increíble. Amo viajar haciendo esto. Ahora me encuentro en Regent Park  (Londres) viendo (en español) a las palomas, ¿esta correcto?

Sí (risas). Acá en Chile hay muchas expectativas con este show, el primero de ustedes en un teatro en Santiago. Recuerdo la declaración de principios detrás del primer disco de la banda: “música que las chicas puedan bailar”. ¿Cuál crees que es el propósito de “Always Ascending”?

(Risas) La declaración de principios está en el mismo título (“Siempre ascender”). Música que te ponga bien arriba, es lo que hace la música bailable, generalmente. Tocamos música bailable a través de una banda de rock.

¿Cómo fue escribir canciones sin Nick (McCarthy) después de tantos años juntos?

¿Sabes? Fue súper directo, se sintió bien fácil. Algunas de las canciones se habían escrito cuando Julian (Corrie) se había unido a la banda. Al principio escribía canciones con Paul (Thompson) y Bob (Hardy). La primera canción que escribimos como Franz Ferdinand fuimos yo y Bob. Fue más o menos lo mismo. Nos gustaba tener a Nick en la banda, pero continuamos sin él y se sintió bien simple.

A través de los años la banda ha construido una relación bien solida con Chile. Todavía quedan los recuerdos del concierto realizado en Santiago días después del terremoto del 2010. Mucha gente estaba tratando de olvidar ese golpe y esa presentación fue una efectiva vía de escape. ¿Recuerdas algo de aquella visita?

Lo recuerdo perfectamente. Llegar al aeropuerto y ver las grietas en el edificio fue impactante. Algo real e intenso. Entrar a Santiago y ver en todos lados las consecuencias de lo sucedido, hablar con la gente sobre lo que pasó. Estábamos al tanto del terremoto porque teníamos amigos en Chile y sentimos un gran cariño por el país. Cuándo le contábamos a nuestra gente sobre esta visita, nos decían “¿Van a ir? ¿No tienen miedo?”. ¡Obvio que vamos! Chile nos ha dado tanto amor a nosotros como banda y sentimos una conexión tan grande que no podíamos retribuirles ese cariño de vuelta. Respecto al show, ¡Uf! Los conciertos en Chile siempre han sido largos y pasionales y esa presentación en especial la recordaré hasta el día que me muera.

La primera vez que estuvieron acá abrieron a U2 en el Estadio Nacional y después tocaron en el festival de Viña Del Mar, un evento algo atípico para su circuito. ¿Qué hicieron con los premios?

¡Todavía los tenemos! Fue la gaviota, ¿cierto?

Así es

Sí, todavía la tenemos, está en nuestro estudio. Fueron tres diferentes galardones que ganamos esa noche, yo me lleve una, la gaviota de plata, y los otros se repartieron los otros dos.

Hace un par de años Morrissey no las quiso aceptar…

¿En serio? Oh, Morrissey es una lástima (risas)

Hace unas semanas atrás hiciste una crítica a las zonas VIP en el festival Mad Cool ¿Qué es lo que te molesta más en la actualidad cuando estás de gira?

Tengo que aclarar que me encantó el festival, me encantó estar ahí y tocar pero esta tendencia de estas ubicaciones vip ya es todo un tema. Que se entienda, no estoy en contra de estas áreas exclusivas. Si la gente paga más para sentirse importante, está bien, pero no los pongas en frente del escenario, porque ellos no pertenecen a ese lugar. Las primeras filas son para los fans más apasionados, los que aman la banda y nosotros los amamos de vuelta. El único pago para llegar ahí es la pasión.

¿Y qué piensas del plan de algunos artistas para regular el uso de smartphones en shows? Jack White ha sido uno de los más entusiastas al respecto

Entiendo porque Jack puede sentir eso. Jack tiene una perspectiva distinta, personalmente creo que los conciertos son mejor sin tanta parafernalia. Disfrutar el momento cuando está sucediendo, pero haz lo que quieras hacer, no le voy a decir a la gente como vivir sus vidas. No le voy a decir a la gente qué puede y qué no puede hacer en nuestros shows. Solo pido que sean pasionales y considerados con la gente alrededor de ellos. Cuidarse mutuamente.

Hablando de tus inicios y de la historia del rock moderno. Ustedes son parte importante en el libro de Lizzy Goodman, “Meet Me In The Bathroom”, una guía sobre el renacimiento del rock en Nueva York en este siglo. ¿Cómo fue revisitar esos días cuando estaban empezando como banda?

Amé el libro de Lizzy, ¡Es muy entretenido! Es bizarro leer un libro así. Es raro, ¿Sabes? He leído muchas biografías musicales pero nunca una donde haya compartido con casi todos los personajes incluidos. Fue una experiencia extraña. Lo que ella logró es bien atípico: Conseguir que algunos bajaran su guardia y hablaran de cosas que no expondrían a cualquiera. Lizzy es muy encantadora y logra esa empatía necesaria para que te sientas cómodo.

En el libro mencionas varias veces que el aspecto más importante de la música en los comienzos de los 2000 fue un cambio en la forma de verla a través de los gustos. Ya no necesitabas ser un rockero, punk, raver o un fan de la música bailable. Podías disfrutarlo todo al mismo tiempo ¿Crees que Franz Ferdinand representa aún este ideal?

Sí, pienso en nuestras influencias como banda y son muy amplias. Provienen de distintos lugares y creo que es algo real también para la generación de músicos que han salido desde entonces. El encasillarse en un estilo ya parece algo superado. Obviamente, hay honrosas excepciones.

¿Te sientes cercano a las bandas americanas de esa escena documentada en el libro? Pienso en The Strokes, Interpol o Yeah Yeah Yeahs.

Siento una inspiración, una afinidad. Siento que comparto la mentalidad con varias bandas americanas y de otros países. Siento esa afinidad con The Rapture, LCD Soundsystem, Interpol, The Strokes, The Hives, Jack White y los White Stripes. Son artistas bien distintos pero de mentalidad parecida. Es en el ritmo y el sonido donde logró una conexión con ellos, a diferencia de otros grupos surgidos en Gran Bretaña como The Libertines. Con ellos no tengo ninguna afinidad.

¿Por qué no simpatizas con The Libertines?

Nunca entendí lo que querían hacer, todo el respeto para ellos, pero nunca entendí bien lo que querían hacer.

Has dicho varias veces que “Tonight” es tu disco favorito de Franz Ferdinand. Yo creo que fue un álbum algo incomprendido y finalmente con el tiempo los fans lo han ido valorando más. ¿Lo sientes de esa manera?

Yo creo. Es interesante, ¿No?  En su momento pensamos que habíamos hecho algo diferente y radical y hay una serie de razones por las cuales fue percibido de la manera que fue percibido en aquellos tiempos. Habíamos trabajado brevemente, antes de grabar el disco, con un tipo llamado Brian Higgins que trabajaba en un equipo de producción llamado Xenomania, experto en pop y con una gran maquinaria de relaciones públicas detrás. Íbamos a sacar un disco pop y la gente y los medios esperaron algo en esa línea pero al final terminamos haciendo lo contrario. Siempre he pensado que “Tonight” no es un disco pop, tiene canciones pop, pero es mucho más oscuro e intrincado. La gente estaba esperando algo totalmente distinto a lo que terminamos lanzando, un disco con un sonido bien alejado de lo hecho anteriormente y la gente se sorprendió con este cambio. Quizás ahora evolucionaron, no lo sé (risas).

 

SEGUIR LEYENDO