Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Martes 28 de febrero de 2017

El hombre detrás de los mayores hits musicales de los últimos 20 años reveló sus secretos para escribir un éxito

Max Martin, el sueco detrás de varias de las canciones más inescapables de la modernidad, dio su primera entrevista después de mucho tiempo, en donde reveló su ética de trabajo.

Quizás no lo conoces de nombre ni apariencia, pero es básicamente imposible que no hayas escuchado alguna canción escrita por Max Martin en los últimos 20 años. El sueco tiene a su haber 22 hits número 1 del Billboard, solo superado por Paul McCartney y John Lennon en la lista de los compositores más exitosos de todos los tiempos.

La diferencia es que Martin no firma con su nombre, sino que es el cerebro que reclutan las grandes estrellas de la música cuando quieren escribir una canción masiva. Partió como el compositor detrás de los temas más conocidos de Backstreet Boys, NSync y Britney Spears y hasta el día de hoy sigue anotando hit tras hit para The Weeknd, Maroon 5, Katy Perry, Taylor Swift, Ariana Grande y Justin Timberlake. Incluso ha tenido coqueteos con el rock: Es el co-autor de It's My Life de Bon Jovi.

Por supuesto, Martin es realeza dentro de la industria musical, y probablemente el compositor más cotizado de los últimos 20 años. Ahora, en su primera entrevista en 16 de esos años, el productor y músico se abrió sobre los secretos que lo hacen un verdadero Rey Midas del pop.

Conversando con el diario sueco Di Weekend, Martin reveló varias lecciones para escribir un hit perfecto. Estos fueron algunos de sus consejos (vía NME): 

Una gran canción pop debe ser 'sentida'

"Puedes escuchar una canción que es técnicamente impecable, que saca tickets en todos los parámetros, pero para que alguien la sienta, debe haber algo más. Es muy importante para mi que recuerdes una canción inmediatamente después de haberla escuchado. Ese algo que se te queda pegado, ese algo es lo que te hace sentir y decir 'necesito escucharla de nuevo'. Eso es fundamental. Algo que quieres una y otra vez".

Dinámica entre verso y coro

"Puedes cantar la melodía del coro como verso. Por ejemplo, piensa en 'I Wanna Be Your Lover' de Prince. La melodía entre verso y coro es exactamente la misma. Sin embargo, como oyente no te das cuenta porque la energía del coro es absolutamente distinta a la del verso. Cuando el coro llega, te da la impresión de que lo has escuchado antes ¡Y lo hiciste!".

Juega con la intensidad y detalles del coro

"Si escuchas el primer, el segundo o el tercer coro de una canción, ninguno suena igual. Tienen la misma melodía, pero la energía cambia. Se trata de hacer que el oyente mantenga su concentración".

Intenta cosas nuevas con la voz

"Cantar tiene un componente psicológico importante. Si un artista no está teniendo un buen día o está aburrido, mi rol es el de un entrenador. Tengo que sacar lo mejor de ese artista. Que interpreten de la mejor forma a la hora del juego. Una buena forma de hacer esto es sacarlos de su zona de comodidad. Guiarlos un poco, hacer que intenten cosas nuevas".

No agobiar al oyente

"Cuando tienes un verso con mucho ritmo, lo ideal es balancearlo con algo que no lo tenga. Notas más largas. Algo en un beat distinto. Lo más crucial es cómo se siente. No quiero sonar como que tengo todo un concepto, pero las teorías ayudan a hacer fluir la cosa cuando estás estancado. Piensa en Shake It Off de Taylor Swift. Después de ese verso tienes que meter notas más largas porque sino es demasiada información. Existirían demasiados elementos rítmicos antes del coro".

SEGUIR LEYENDO