Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 10 de marzo de 2016

Autor de Game Of Thrones tuvo que aclarar que no está muerto

George R.R. Martin debió calmar a los fanáticos luego de que varios lo confundieran con el fallecido productor de los Beatles.

Eso de los famosos con nombres similares: Ya le pasó a Robbie Williams tras la muerte del actor Robin Williams, y ahora fue el turno de George R R Martin, el reconocido autor de la saga Canción de Hielo y Fuego, de la cual se desprende la popular serie Game Of Thrones. Luego del fallecimiento del legendario productor de los Beatles, George Martin, varios asumieron que se trataba realmente del escritor, por lo que el hombre debió salir al paso de los rumores y aclarar que se encuentra sano y salvo.

"Mientras es extrañamente conmovedor darse cuenta que hay mucha gente en el mundo que se preocupa de mi vida y muerte, debo coincidir con Mark Twain e insisto que los rumores de mi muerte han sido realmente exagerados" explicó Martin en su blog.

El autor, famoso por tener un paso glaciar a la hora de escribir sus libros (a tal punto que la serie Game Of Thrones ya se adelantó en trama a los textos que han sido publicados) de todos modos se tomó el tiempo de rendir homenaje al fallecido productor que hizo tanto por The Beatles: "Fue Sir George Martin, de los conocidos Beatles, quien murió, no yo. Será extrañado. Nunca conocí a Sir George (sí conocí a Paul McCartnery en una ocasión, por cerca de un minuto, mientras esperaba la ayuda del valet para traer mi auto arrendado en el Four Seasons en Beverly Hills), pero al igual que muchas otras personas, amo a The Beatles y la contribución de Martin a su música es digna de reconocimiento y honor".

Así que ya lo saben, George R.R. Martin se encuentra vivo y bien por él momento. De todos modos, considerando la crudeza con la que el escritor ha asesinado a sus personajes a lo largo de los años, no es de extrañar que el asunto se haya prestado para confusiones. Ahora, si aclara qué le pasó a Jon Snow, mucho mejor.

SEGUIR LEYENDO