Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 15 de enero de 2018

Alcohol, propinas y un taladro: las insólitas y cuestionadas boletas de los parlamentarios

Informe detectó una serie de irregularidades en el uso de fondos que senadores y diputados reciben para el desempeño de su trabajo.

Una serie de irregularidades en el uso de fondos que senadores y diputados reciben para el desempeño de su trabajo, detectó el Comité de Auditoría Parlamentaria. Dichas situaciones fueron calificadas como "poco prudentes" por el ente contralor, debido a lo poco austero de los gastos. La información quedó en manos del Consejo Resolutivo de Asignaciones Parlamentarias (Crap), al que se le solicitó un pronunciamiento al respecto.

Según publicó hoy La Tercera, el listado no incluye los nombres de los parlamentarios, ya que la información aún no es pública. Sin embargo se detalló los tipos de gastos incurridos que incluyen consumo de alcohol, propinas, excesivos costos por traslados y hasta la compra de un taladro

El informe subraya: "Se ha detectado la inclusión de consumo de alcohol en las rendiciones. En concepto del comité, el alcohol no puede considerarse alimento, al no constar de nutrientes para el organismo". Parlamentarios pidieron al Crap la regulación de los reembolsos cuando estos incluyen las propinas a pagar.  

Así mismo se detectó que algunos congresistas cancelan hasta $100 mil por servicios de traslado entre Santiago y Valparaíso para cumplir con su labor parlamentaria. Incluso algunas rendiciones ni siquiera precisan el trayecto.

La información publicada por La Tercera confirmó que el diputado Enrique Van Rysselberghe (UDI) es uno de los parlamentarios que incluyó este tipo de de gastos por movilización. Consultado sobre el polémico desembolso explicó: "Es cuando tengo premura en el traslado. Está la opción de arrendar un auto. (...) Voy a un ministerio y no me ubico bien en Santiago (...). Hay otras opciones, y en su minuto el Consejo dirá. Pero hoy está la libertad de poder tomarlo. Y cuando tomo un taxi, tengo una persona que me maneja. Entonces, yo puedo ir trabajando", explicó.

La revisión de gastos reveló además que la diputada comunista, Camila Vallejo, rindió a principios de 2017, la suma de $200 mil por la compra de un taladro en Homecenter ¿El objetivo? utilizar la herramienta en los arreglos de remodelación de su oficina. 

Otro de los gastos objetados fue uno bastante conocido y cuestionado: los costos por alojamientos y bencina. El informe indica que algunos parlamentarios entregaron boletas que excedían el rango entre un millón y los tres millones de pesos en este tipo de gastos.

SEGUIR LEYENDO