Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 19 de octubre de 2020

"No volvamos a la realidad”: el llamado de atención que Durex hace para activar el cambio de pensamiento.

La solución para prevenir las enfermedades de transmisión sexual está en nuestras manos.

El 2020 es un año que nos costará dejar en el pasado. Un tiempo lleno de incertidumbres, noticias inesperadas y cambios constantes. Una pandemia que nos obligó a variar nuestra rutina y entender que debemos ser más responsables con nuestra salud y poner atención en los hábitos de higiene.

Resulta innegable que el virus y el confinamiento han logrado restarle importancia a otras afecciones. Un ejemplo de ellos son las enfermedades de trasmisión sexual, una amenaza muy real que afecta la salud y que no se le toma el suficiente peso. Cada día, hay más de un millón de casos nuevos de ITS que pueden prevenirse, pero no actuamos y no tomamos conciencia.

Sin embargo, no todo está perdido. Un experimento de investigación de Durex, líder mundial en bienestar sexual, demostró que el impacto complejo del coronavirus brinda una oportunidad para combatir las ITS, porque ha afectado las actitudes de las personas hacia la protección a sí mismas y a los demás.

Bajo la premisa “No volvamos a la normalidad”, la conocida empresa de condones está utilizando los hallazgos de esta nueva investigación para hacer que los mensajes sobre el uso del condón sean más efectivos, fortaleciendo nuestra confianza cuando se trata de llevar uno y desterrar las excusas para no usarlo durante el desconfinamiento.

La marca quiere mostrar una analogía entre las "reglas de distanciamiento físico de dos metros" y los 0,2 mm de látex, que puede ser la diferencia entre transmitir una ITS y mantener a su pareja a salvo. Comprobaron que este contenido resultó un 12% más memorable que los mensajes típicos de salud sexual que se han usado.

Asimismo, hacen frente a la realidad que muestra el estudio realizado, es decir, que una de cada cuatro personas, un (26%), están de acuerdo en que una vez que se levante la cuarentena estarían preparados para correr más riesgos si eso significa divertirse, incluso tener relaciones sexuales sin condón.

“Todo el mundo habla de volver a la normalidad. Pero nadie cuestiona si debiésemos hacerlo. La verdad es que lo "normal" tiene sus raíces en muchas convenciones obsoletas y cuando se trata de sexo, como avergonzar a alguien por tener un condón listo, podemos hacerlo mejor”, destaca Ben Wilson, Director de la Categoría Global de Bienestar Sexual de la compañía.

Con esta iniciativa buscan activar el cambio y aprovechar el vuelco en el estilo de vida que nos ha traído la pandemia. Está claro que el mundo nunca ha estado tan preparado para repensar las estructuras. La invitación es considerar esto como un problema de salud pública, deshacernos de los malos hábitos y adoptar los comportamientos protectores positivos (para nosotros y los demás) que aprendimos de un mundo Covid-19.

La nueva consigan debe ser no volver a la normalidad y preocuparnos más por la salud sexual.

SEGUIR LEYENDO