Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 3 de junio de 2021

Kike Acuña y su inolvidable empujón a Pablo Aimar en histórico empate de La Roja: "Me sacó a mi papá, mamá y abuela"

Kike Acuña y su inolvidable empujón a Pablo Aimar en histórico empate de La Roja: "Me sacó a mi papá, mamá y abuela"

"En mi persona hubo un antes y un después en ese partido. Me equivoqué, le di un pase gol a Mirosevic y tuve un encontrón con Aimar, que hasta el día de hoy se recuerda. Me lo dicen en la calle", dijo.

La Roja de Martín Lasarte enfrenta esta noche a Argentina en Santiago del Estero en una nueva fecha por las clasificatorias.

El elenco nacional vuelve a visitar tierras trasandinas, donde la memoria nos obliga a retroceder al 6 de septiembre de 2003 para recordar el último conquistado por nuestra selección. Fue en el estadio Monumental de River Plate en un vibrante 2-2 con  goles de Milovan Mirosevic y Reinaldo Navia.

Sin embargo, hubo otra jugada que también pasó a la historia y se mantiene en la memoria de los hinchas nacionales: el empujón de Kike Acuña a Pablo Aimar.

Han pasado casi 18 años, y en ese sentido, el ex volante conversó con Pasaporte Qatar de TNT Sports, para repasar el hecho.

"En mi persona hubo un antes y un después en ese partido. Me equivoqué, le di un pase gol a Mirosevic y tuve un encontrón con Aimar, que hasta el día de hoy se recuerda. Me lo dicen en la calle", dijo. "Se perdía 2-0, decían que no lo dábamos vuelta y da la casualidad que entra Mauricio Pinilla y yo, fuimos factores en ese partido", agregó.

"En ese partido faltaba más presencia dentro de la cancha, de hacerse sentir. Mi fuerte no era tomar el balón y administrar. Cuando entro, quería incentivar a mis compañeros. Hubo un momento donde estábamos muertos, pero eso fue fundamental, el confiar en nosotros y creer que se podía dar vuelta el partido", agrega.

¿Pero qué pasó con Aimar? "Me sacó a mi papá, mamá y abuela. Ahí entre nosotros nos reíamos porque algunos me preguntaban si le había dicho “¿Qué te agrandas tanto? ¿Cuánto ganas?”", dijo.

"Nosotros (suplentes) en el entretiempo nos quedamos en la cancha jugando. El que entró en el entretiempo fue al camarín, pero nosotros nos quedamos ahí con la gente que estaba en el tontito. Pasé al medio, pero tocaba y me equivocaba. Entonces los 15 minutos pasé metido dentro y la gente se burlaba porque me equivocaba a cada rato, entonces estaba picado y quería entrar", cerró.

SEGUIR LEYENDO