Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Domingo 31 de octubre de 2021

Para contar en Halloween: la verdadera historia de la "embrujada" Isla de las Muñecas en México

Isla de las muñecas

Personas que han ido al lugar dicen que las muñecas te siguen con los ojos y te hablan.

En lo profundo del corazón de los canales de Xochimilco se encuentra uno de los lugares más trágicos y embrujados del mundo: la Isla de las Muñecas.

El lugar se caracteriza por tres cabañas y una multitud de muñecas en descomposición, en donde aseguran que existen fantasmas y se escuchan sombras hablando.

En conversación con The Post, Gerardo Ibarra, cofundador de la compañía de viajes sostenibles Ruta Origen, explicó que "Durante la época de Cortés, muchas personas huyeron aquí a Xochimilco y se escondieron en los canales (...) Muchas de estas personas eran mujeres y niños que se escondían de los conquistadores. Y muchas mujeres se suicidaron en lugar de ser atrapadas y violadas [por los españoles]".

El lugar se encuentra dentro de los límites de Ciudad de México y era originalmente una isla en un lago volcánico rodeado por las montañas de la Sierra Madre.

El imperio azteca fue el primero en comenzar a desarrollar el área, construyendo un sistema de islas artificiales llamadas chinampas y un sistema de canales para que los agricultores las navegaran.

Después de la derrota de los aztecas en la guerra con los españoles (1591-1521), gran parte de las chinampas se rellenaron y se convirtieron en la base de la ciudad que conocemos hoy.

Pero el único lugar que quedó intacto fue Xochimilco, donde aún existen las chinampas y el sistema de canales, una parte integral de la vida local y un sitio reconocido como patrimonio mundial de la UNESCO.

Don Lauro, un líder comunitario que ha pasado toda su vida en Xochimilco remando por las pequeñas islas, recuerda a The Post cómo hace 50 años el agua era "tan clara que se podía ver hasta el fondo".

De esa manera en la década de 1950, Julián Santana Barrera encontró el cuerpo de una niña en el fondo del canal justo afuera de su puerta.

"La niña estaba nadando con su hermana o amigos y la corriente tomó y ella se ahogó", dijo Rogelio Sánchez Santana, el actual "guardián de las muñecas" y familiar de Barrera.

Según él, fue después de que su tío encontrara el cuerpo cuando comenzaron a percibirse situaciones extrañas en el lugar.

"El espíritu de la niña vivía en dolor (...) Por las mañanas, Julián empezó a ver fantasmas y un día se despertó y descubrió que todas sus cosechas habían muerto. Intentó muchas cosas para mejorar sus cultivos, pero no pudo porque el espíritu lo dañó. Se asustó cada vez más".

Barrera construyó un altar en su una habitación en la isla donde vivían él y su esposa, con la esperanza de apaciguar el espíritu, "Pero el espíritu todavía vino”, dijo Santana, por lo "que empezó a coleccionar muñecas como una forma de protegerse".

Barrera recolectó más de 1,000 muñecas, algunas de la basura en la ciudad principal de la zona, otras regaladas por vecinos y visitantes. Todas siguen allí, en descomposición y a veces decapitadas y realmente espeluznantes. 

Según Santana, Barrera murió en 2001 de un infarto en el mismo lugar donde había encontrado el cuerpo de la niña, diciendo que "El espíritu de la niña se le acercó y lo arrastró al agua".

Santana asumió entonces la custodia de la isla, aunque él, su esposa y sus tres hijos no viven allí, ya que eligieron quedarse en su propia isla a 20 minutos de distancia.

A lo largo de los años, han aparecido en el canal varias otras islas de muñecas de imitación. "Es un gran negocio ahora", comenta. Pero solo hay una verdadera Isla de las Muñecas.

Santana dijo que a veces ve "algunas sombras en la noche con la luz de la luna", pero otros visitantes han afirmado haber presenciado el movimiento de los ojos de las muñecas y escucharlas hablar.

Respecto a lo que le pasará a la isla cuando muera, Santana dijo: "La propiedad, se la dejo a los muertos".

SEGUIR LEYENDO
Tags: Halloween